FANDOM


Eraicon-Templars

Antonio Maffei da Volterra (1450 - 1478) fue un monje florentino empleado por Lorenzo de Medici, y uno de los los conspiradores de Pazzi quien intentó asesinar a Lorenzo y su hermano, Giuliano.

Entrada en la base de datos Editar

En Assassin's Creed II Editar

Fecha de nacimiento: 1450.

Ocupación: sacerdote.

Antonio Maffei. Testigo del saqueo de Volterra por mercenarios florentinos, Maffei culpó a Lorenzo, y se unió a los templarios buscando venganza. Maffei fue el que hirió a Lorenzo en el cuello.

BiografíaEditar

Vida tempranaEditar

Antonio Maffei nació en la ciudad toscano de Volterra en 1450. En 1472, Antonio fue testigo del saqueo de su ciudad natal por mercenarios florentinos, culpó del saco a Lorenzo de Medici, y se unió a la orden de los templarios para buscar venganza contra él.[2]

Ayudando a los templariosEditar

«Y padre, recuerde, nos debe su silencio. Los secretos que nacen aquí, mueren aquí. Nadie debe saber el contenido de esta carta.»
―Uberto Alberti a Antonio, sobre el silencio del monje..[fte]

En 1476, Giovanni Auditore da Firenze, un Asesino y aliado de la familia Medici, intercepto una carta de los conspiradores que participaron en el asesinato de Galeazzo María Sforza, el duque de Milán. Giovanni llevó la carta veneciana a Florencia, donde se la reveló a Lorenzo y Uberto Alberti, el "Gonfaloniere" de la ciudad.[3]

Uberto se dio cuenta rápidamente de que la carta contenía el sello de la familia Barbarigo, y que su contenido estaba encriptado con un código peculiar. Determinó que traducirlo tomaría varias horas, y luego le entregó la carta al padre Maffei para que el monje tradujera su contenido.[3]

Más tarde esa noche, Maffei le dio la traducción a Uberto, quien lo alabó por su hábil trabajo y le dijo que fuera a buscar a Giovanni. Antes de irse, Uberto hizo jurar a Antonio que no informaría a nadie sobre el verdadero contenido de la carta, alegando que el monje debía su silencio a los templarios.[3]

Cuando Giovanni llegó más tarde, presenció al padre Maffei completando una copia duplicada de la carta. Uberto afirmó que no podían decodificarlo, y una vez que Antonio terminó el duplicado, Uberto le entregó la copia a Giovanni para que la entregara a Roma, como era su destino original.[3]

Más tarde, ese mismo año, luego de que Giovanni no pudo capturar al Gran Maestro templario Rodrigo Borgia, regresó a su hogar en Florencia. Mientras su esposa atendía sus graves heridas, el padre Maffei se acercó a la residencia de Auditore con guardias armados, exigiendo la entrada a la casa y la custodia del Asesino. Sin embargo, Giovanni ordenó a su hijo mayor que detuviera a Antonio, y pudo escapar a través de un pasadizo oculto. Finalmente, al entrar en la casa, Antonio se irritó después de darse cuenta de la huida de Giovanni y abandonó la morada.[3]

Conspiración de los PazziEditar

Novella's Secret 5

Antonio asiste a la reunión de los templarios..

En 1478, Maffei se reunió con otros conspiradores templarios en las catacumbas que se encuentran debajo de la Basílica de Santa María Novella. Los conspiradores discutieron su plan para matar a los Medici y usurpar el control de la ciudad. Aunque el propio Antonio no habló, no objetó los comentarios de sus compañeros de conspiración con respecto al complot. Terminó la reunión pronunciando el lema de los templarios junto a sus compañeros conspiradores.[2]

Como estaba previsto, los conspiradores se reunieron en la Basílica de Santa María del Fiore a la mañana siguiente, y observaron a los Medici mientras caminaban lentamente hacia la iglesia. Al ver a Giuliano, Bernardo Baroncelli lo atacó, gritando y apuñalando a Giuliano varias veces con su compañero de conspiración, Francesco de Pazzi.[2]

Lorenzo, al oír los gritos de los conspiradores, se volvió rápidamente para mirar hacia atrás. Mientras estaba distraído, Stefano da Bagnone golpeó a Lorenzo en la parte posterior del cuello con una pequeña cuchilla. Con Lorenzo herido en el suelo, Antonio intentó apuñalarlo, y luchó brevemente con Lorenzo. Sin embargo, Antonio fue finalmente vencido y arrojado al suelo. Lorenzo se levantó y blandió su espada, lo que provocó que Antonio y Stefano huyeran dentro de la iglesia.[2]

MuerteEditar

«Antonio Maffei se ha refugiado en el edificio más alto de la ciudad, y está disparando flechas y versículos a partes iguales. Es evidente que ha perdido la cabeza.»
―Un mercenario al Asesino Ezio Auditore da Firenze, 1478.[fte]
Town Crier 3

Ezio asesinando a Antonio en San Gimignano.

Tras el fracaso de los templarios en Florencia, Antonio huyó a la ciudad de San Gimignano en la región toscana. Allí, se colocó en lo alto de una de las torres más altas de la ciudad y comenzó a escupir textos bíblicos, mientras se defendía patrullando arqueros.[2]

Sin embargo, el hijo del fallecido Giovanni Auditore, Ezio Auditore da Firenze, llegó a la ciudad ese mismo año. Ezio se reunió brevemente con uno de los mercenarios de su tío, quien le informó sobre la ubicación de Antonio. Armado con esta información, Ezio comenzó su ascenso por la torre alta.[2]

Finalmente, alcanzando el vértice de la torre de Antonio, Ezio asesinó sigilosamente a los arqueros que patrullaban sobre la torre. El Asesino subió una pequeña escalera y se enfrentó a Antonio en un duelo. A pesar de sus frenéticos golpes y repetidos gritos de supuesta protección divina, Maffei demostró no ser rival para Ezio, quien arrojó al monje loco de la torre hasta su muerte. En sus últimas palabras, Antonio intentó luchar contra Ezio y lo proclamó como un demonio antes de perecer.[2]

Personalidad y característicasEditar

WiSC 6

Antonio viendo Stefano da Bagnone apuñalar a Lorenzo.

Antonio era un hombre fuertemente religioso que con frecuencia intentaba confiar en Dios para salvarlo y protegerlo. Mientras predicaba en San Gimignano, les dijo a los ciudadanos que, debido a su falta de fe en Dios, habían provocado que Ezio invadiera su ciudad. Luego les dijo a los ciudadanos que se unieran a él en oración, para que junto con Dios, pudieran derrotar al Asesino.

Las creencias de Antonio en Dios permanecieron con él durante toda su vida, como se evidencia cuando incluso en su lecho de muerte, hablaba con una lengua religiosa. Como conspirador de los templarios y de los pazzi, Antonio cumplió sus órdenes sin cuestionamientos. Nunca encontró fallas en nada de lo que dijeron sus hermanos templarios, y permaneció en silencio durante las reuniones y discusiones. Al parecer, su percepción nunca fue preguntada, lo que hizo dudar de cuán necesaria fue su participación en la conspiración.

Una vez que Antonio se enfrentó a Ezio en la cima de la torre en San Gimignano, Maffei intentó luchar contra el Asesino, burlándose de él; por desesperado y lleno de odio que pudo haber sido, era un luchador no calificado, y Ezio superó fácilmente al monje. En una vena similar, Maffei se mostró confiado cuando golpeó a Lorenzo por detrás, pero huyó cuando su víctima desenvainó su espada e intentó tomar represalias, indicando la cobardía del monje.

GaleríaEditar

CuriosidadesEditar

  • Históricamente, Antonio cortó a Lorenzo por debajo de la oreja derecha y más tarde encontró refugio en la Badia Fiorentina frente al Palacio Pazzi, dónde se escondió unos días disfrazado de ermitaño. Más tarde fue arrestado fue mutilado (fue castrado y se le cortaron las orejas y la nariz). Según Marrucci fue ahorcado en el Palacio de la Señoría el mismo día de la captura, el 4 de mayo; Scipione Maffei anticipa la fecha para el 29 de abril y explica que al día siguiente nació Camillo, el tercer hijo de Maffei.
  • Durante su enfrentamiento con Ezio, Antonio empuñó una Schiavona en el juego, mientras que en la novela estaba armado con una daga rondel.
  • Antonio en realidad no habla en Assassin's Creed: Lineage.

ReferenciasEditar

  1. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada Assassin.27s_Creed_II
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 Assassin's Creed II
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 Assassin's Creed: Lineage