Fandom

Wiki The Assassin's Creed

Armadura de Altaïr Ibn-La'Ahad

2.470páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Eraicon-Secret Crusade.pngEraicon-AC2.pngEraicon-Brotherhood.pngEraicon-good.png

«Posee gran fuerza, aunque es lo suficientemente ligera para permitir completa libertad…»
―La descripción de Altaïr sobre su armadura en la decimonovena página del Códice[fte]
Armor of Altair.png

Diseño de la armadura de Altaïr Ibn-La'Ahad en su códice.

La armadura de Altaïr Ibn-La'Ahad era un juego de armadura blindado imposible de romper, compuesto de un metal desconocido. Fue creada a finales del siglo XII por el Mentor de los Asesinos Sirios, Ibn-La'Ahad, gracias a los avances proporcionados por el Fruto del Edén #2. Temiendo que se creasen más copias de la armadura, pensó que sería mejor destruir la fórmula que daba lugar a este metal, lo que convertía a la armadura en única.

Se desconoce qué ocurrió con ella hasta que cayó en manos de la Casa de Auditore, afiliada a los Asesinos Italianos. Un Auditore desconocido ordenó salvaguardar la armadura en el santuario de Villa Auditore, y solo se podría acceder a ella si se encontraban seis sellos de Asesino, repartidos por toda Italia. Durante el Renacimiento, Ezio Auditore da Firenze, un Asesino, encontró los sellos y logró hacerse con la armadura. Auditore la perdió en el asedio de Monteriggioni, pero la volvió a encontrar posteriormente.

Historia

Edad Media

«Quizá ha sido un error crear estas piezas. Creo que lo mejor será borrar la fórmula. ¿Y si cayese en manos de nuestros enemigos? El riesgo es muy grande…»
―Altaïr Ibn-La'Ahad en su códice[fte]

Cuando Altaïr Ibn-La'Ahad tomó el mando de los Asesinos Sirios en 1191, convirtiéndose en Mentor, comenzó un estudio sobre diversos aspectos, como filosofía, renovación de los métodos de la Orden, nuevas técnicas de asesinato, y nuevo equipamiento, en un códice. En medio de estos trabajos,[1] poco antes de 1195,[2] Ibn-La'Ahad logró hallar una fórmula que le permitía fabricar un metal indestructible, con el que pudo forjar una armadura de iguales propiedades,[1] compuesta por un peto, unos espaldares, grebas, y un brazalete.[3]

Tan maravillado como aterrado, el Mentor decidió que lo mejor sería destruir la fórmula de su material, pues así nadie más podría crear una armadura tan potente.[1] Se desconoce qué decisión tomó respecto al juego de equipamiento en sí, pero no pudo destruirlo, pues este llegó a parar tarde o temprano a manos de la casa de Auditore, parte de la rama italiana. Estos guardaron la armadura en un santuario bajo Villa Auditore, en Monteriggioni, junto a estatuas de otros Asesinos notorios, entre ellos Ibn-La'Ahad. La única forma de acceder a ella, no obstante, era reuniendo los seis sellos de Asesino escondidos por la península itálica.[3]

Renacimiento

«Gracias, Altaïr, por este gran don. Ojalá me proteja de mis enemigos.»
―Ezio Auditore, al conseguir la armadura[fte]
Armor of Altaïr ACII.png

Ezio Auditore halla la armadura, habiendo desbloqueado la celda que la custodiaba.

A mediados del siglo XV, Mario Auditore se embarcó en vano en una búsqueda de los sellos de Asesino, decidido a hacerse con la armadura. En 1478, Mario explicó a su sobrino, Ezio Auditore da Firenze, su intento de obtener el preciado equipamiento, así como la manera de hacerlo. El joven Auditore se dedicó a esta tarea durante las décadas posteriores, y pudo reunir los sellos, por tanto accediendo a la armadura,[3] en algún punto entre 1491 y 1497.[4]

Al tomarla, expresó su gratitud hacia el fallecido Mentor sirio.[3] Auditore usó este juego de armadura durante la hoguera de las Vanidades—en pleno régimen teocrático del monje Girolamo Savonarola sobre Florencia[5]y durante su confrontación con el Gran Maestro Templario, Alejandro VI, en el Vaticano. Aún tenía puesta la armadura cuando recibió un mensaje de Minerva, de la Primera Civilización,[3] y cuando huyó de Roma con su tío Mario.[5]

En el asedio de Monteriggioni, sucedido el 2 de enero de 1500, la armadura fue perdida, aunque no dañada. Años después, Ezio Auditore regresó a Monteriggioni para dejar una pista a su descendiente Desmond Miles, de forma que este encontrase el Fruto del Edén que poseyó; para entonces, Auditore tenía puesta su armadura, lo que indica que la recuperó.[5] Aún así, no la llevó en su expedición a Masyaf de 1511.[6]

Uso y propiedades

La armadura estaba hecha para combates, teniendo una resistencia única proveniente de su material, pero permitía a su usuario moverse fácilmente, dada su liviandad.[1] Además, era imposible romperla.[3]

Auditore combinaba la armadura con una túnica negra, propicia del renacimiento por sus ornamentos, a la vez que de los Asesinos, al poseer una capucha con pico.[3] Cuando la armadura estuvo dentro del radio de impacto de una bala de cañón, solamente se separaron las piezas del peto, aunque no recibieron ningún daño significativo.[5]

Entre bastidores

La armadura de Altaïr Ibn-La'Ahad, personaje jugable de la primera entrega de la saga, es uno de los cinco juegos de armadura que puede llevar Ezio Auditore da Firenze en Assassin's Creed II. Al contrario que las otras armaduras, no se rompe, y por tanto no requiere ser llevada a un herrero para ser reparada. Ofrece los mismos cuadrados de sincronización que la armadura de Missaglia, que, por otra parte, sí tiene que ser llevada a reparar.

Para que el jugador obtenga la armadura, debe conseguir los sellos de Asesino, cinco de ellos completando las memorias de tumbas de Asesino, y uno en las memorias principales. La armadura regresó en Assassin's Creed: La Hermandad, secuela directa de Assassin's Creed II, en la que Auditore la lleva en las primeras memorias principales. Luego, solo se puede usar si el jugador la canjea por 20 unidades en Uplay, aunque esta vez solo tiene efecto cosmético y no brinda protección; de hecho, en las primeras memorias, si se abre el inventario, el jugador puede ver que no pone que tenga ninguna armadura, a pesar de sí tener la salud que brinda en Assassin's Creed II. El rol de la armadura fue continuado por la armadura de Bruto en La Hermandad, y por la Armadura de Ishak Pasha en Assassin's Creed: Revelations. La armadura aparece tanto en el libro Assassin's Creed Encyclopedia como en el sitio web Assassin's Creed: Initiates, y tiene una breve mención indirecta en la novela Assassin's Creed: La Cruzada Secreta.

En Assassin's Creed III, cuando se muestra a Auditore hablando con Minerva, este tiene sus túnicas de Mentor, en vez de la armadura de Ibn-La'Ahad.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Assassin's Creed IICódice de Altaïr
  2. En páginas posteriores a la de la armadura, Altaïr Ibn-La'Ahad asegura que pronto tendrá un hijo. Dado que su primer hijo nació en 1195, se puede ver que la armadura fue creada por esta fecha.
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 Assassin's Creed II
  4. En Assassin's Creed II: Discovery, que transcurre en 1491, Ezio Auditore aún no usa la armadura. Las memorias de Cristina en Assassin's Creed: La Hermandad prueban que, en 1497, Auditore ya poseía la armadura.
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 Assassin's Creed: La Hermandad
  6. Assassin's Creed: Revelations

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar