Wikia

Wiki The Assassin's Creed

Desmond Miles

Comentarios20
1.468páginas en el wiki
Eraicon-AC1Eraicon-BloodlinesEraicon-AC2Eraicon-BrotherhoodEraicon-RevelationsEraicon-AC3Eraicon-AC4Eraicon-French ComicEra-ACiEraicon-Assassins

Desmond Miles
ACB Desmond Render
Información biográfica
Nombre completo

Desmond Miles

Nace

13 de marzo de 1987[1]
"La Granja", Black Hills, Dakota del Sur, Estados Unidos[2]

Muere

21 de diciembre de 2012
Gran Templo, Nueva York, Estados Unidos[3]
(25 años)

Información política
Afiliaciones

Orden de los Asesinos[1]

Información out-universe
Aparece en
Actor/actriz de voz

Nolan North

«Mi nombre es Desmond Miles, y soy un Asesino. Soy un Asesino»
―Desmond Miles[fte]

Desmond Miles (1987 - 2012) fue un miembro de la Orden de los Asesinos que salvó a la humanidad del Segundo Desastre. Miles descendía de un extenso linaje de Asesinos y Templarios, entre ellos Adán, Altaïr Ibn-La'Ahad, Ezio Auditore da Firenze, Haytham Kenway y Ratonhnhaké:ton.

Nacido en una comunidad de Asesinos, La Granja, Miles fue criado apartado de la sociedad, evitando así la gran influencia del conglomerado empresarial Industrias Abstergo, que estaba controlado por los Templarios, enemigos milenarios de los Asesinos. Su padre William le entrenó durante años, hasta que a los dieciséis años Miles se escapó de La Granja y huyó a Nueva York. El desertor fue capaz de permanecer de incógnito durante nueve años, hasta que, al adquirir una licencia para moto, fue encontrado y secuestrado por Abstergo en agosto de 2012. Llevado a un laboratorio en Roma, fue obligado por el doctor Warren Vidic a explorar su memoria genética mediante el dispositivo Animus. Tras revivir los recuerdos del Asesino medieval Altaïr Ibn-La'Ahad, facilitando la ubicación de varios artefactos de la Primera Civilización, los Frutos del Edén, Miles huyó de Abstergo con la Asesina encubierta Lucy Stillman.

Stillman reclutó a Miles en los Asesinos y, a salvo en un Escondite, este recibió entrenamiento mediante el efecto sangrado viendo los recuerdos de su ancestro del Renacimiento Italiano Ezio Auditore; monitorizado por Rebecca Crane y Shaun Hastings, Miles adquirió las habilidades de su antepasado en unas pocas semanas y descubrió que Minerva—un miembro de la Primera Civilización—le quería advertir de una catástrofe próxima, que afectaría a todo el mundo. Escondiéndose de los Templarios en Villa Auditore, Desmond Miles regresó al Animus una vez más, esta vez para seguir los recuerdos de Auditore como Mentor, con el objetivo de buscar un Fruto del Edén. Miles terminó el trabajo el 10 de octubre, al saber que el Fruto se ocultaba bajo el Coliseo Romano. Cuando Miles y sus colegas hallaron el Fruto, Juno reveló el futuro al Asesino, diciéndole que Stillman era una traidora y planeaba secuestrarlo y llevar el Fruto a Abstergo, por lo que le daba la opción de matarla o dejarla con vida. Él decidió asesinarla, y acto seguido cayó en coma.

Al enterarse de esto, su padre William se encargó de su traslado a Estados Unidos y de conectarle al Animus, ya que era la única forma de activar la conciencia de Desmond. Tras encontrarse con una copia del sujeto 16, Clay Kaczmarek, en la Sala Negra, Miles supo que debía separar sus propios recuerdos de los de Ibn-La'Ahad y Auditore, motivo que le llevó a visualizar las últimas memorias del italiano en Constantinopla. Finalmente, Miles recibió una visión de Tinia, quien le encomendó ir al Gran Templo y así salvar a la humanidad, y despertó del coma. Dentro del Templo, Juno hizo que Desmond comenzase a revivir los recuerdos de Haytham Kenway durante la guerra Franco-India y después los de Ratonhnhaké:ton en la Revolución Americana, con el objetivo de seguir el rastro de la llave del Gran Templo. Además, Miles entró en acción durante la búsqueda de las fuentes de energía del Templo, llegando a asesinar al doctor Vidic y al Maestro Templario Daniel Cross. En la medianoche del 21 de diciembre Miles logró acceder al Ojo, el artefacto que contenía a Juno. En ese momento, Minerva le dijo que Juno los había manipulado, y que si la liberaba los humanos serían esclavizados. En caso contrario, gran parte de la humanidad sería destruida, y los supervivientes honrarían a Desmond hasta el fanatismo religioso más extremo. Diciendo que era mejor morir y que la humanidad pudiese luchar por su libertad, Miles se sacrificó y liberó a Juno. Posteriormente, sus recuerdos fueron usados por Abstergo Entertainment para la creación de videojuegos y películas.

BiografíaEditar sección

Pre-nacimientoEditar sección

Minerva: «Ya está. El mensaje ha sido entregado. Nos vamos de este mundo. Todos nosotros. No podemos hacer más. El resto te lo dejamos a ti, Desmond.»
Auditore: «¿Qué? ¿Quién es Desmond? No lo entiendo… ¡Por favor, espera! ¡Tengo tantas preguntas!»
— Minerva y Ezio Auditore, 1499[fte.]

Milenios antes del nacimiento de Desmond Miles, los miembros de la Primera Civilización Minerva, Juno y Júpiter planearon prevenir a los humanos del Segundo Desastre, una tormenta solar que arrasaría con el planeta Tierra. Mediante el uso de cálculos, fueron capaces de saber que Miles podría detener la catástrofe si la humanidad actuaba a tiempo. Sin embargo, Juno, con un enorme odio hacia los humanos, empezó a conspirar en secreto para dominar el mundo. Cuando la descubrieron, la encerraron en una prisión de la que no podía salir.[3]

Al mismo tiempo, ellos construyeron el Ojo, que alteraría los cálculos para evitar el cercano Primer Desastre, y posteriormente el segundo. Juno se enteró de esto y alteró el Ojo de forma que, al ser este usado, ella fuese liberada. Minerva descubrió su plan una vez más, y dejó que ocurriese el Primer Desastre;[3] aún así, dejó un mensaje en una cripta bajo el posterior emplazamiento de la Capilla Sixtina para Miles, diciéndole que se preparase para prevenir el próximo Desastre.[4]

Juno, por otra parte, aprovechando el conflicto entre la Orden de los Asesinos y la Orden de los Templarios, se encargó de dejar pistas para Miles a través de la historia, facilitándole su lucha contra los Templarios y la tenencia de Fragmentos del Edén.[3][5] Finalmente, Júpiter dejó un mensaje en el Nexo, declarando que Miles debía dirigirse al Gran Templo, donde se encontraba el Ojo, para salvar a la humanidad.[2]

El 28 de diciembre de 1499, unos 75 milenios después, el Maestro Asesino Ezio Auditore da Firenze, un ancestro de Desmond, logró acceder a la Cripta del Vaticano y ver la proyección que Minerva dejó para Miles.[4] En primavera de 1512, Auditore entró en la biblioteca de Masyaf, donde accionó la visión de Júpiter para su descendiente, entendiendo al fin que Auditore no era quien debía salvar el mundo.[2]

Vida tempranaEditar sección

Entrenamiento bajo los AsesinosEditar sección

«¿Tienes idea de qué es estar atrapado en un lugar, sabiendo que hay un mundo entero fuera que nunca llegaría a ver?»
―Desmond Miles a Lucy sobre su pasado[fte]
ACi-TheOldFarm

La Granja, el lugar donde Miles nació y se crió.

Desmond Miles nació el 13 de marzo de 1987 en "La Granja,"[1] una comunidad de Asesinos en un desierto[6] de las Black Hills, al oeste de Rapid City, en Dakota del Sur, uno de los Estados Unidos de América. Su padre, William Miles, se encargó de entrenarle como Asesino junto a su madre. Parte de su entrenamiento era correr por las montañas cada día, de las que tenía prohibido alejarse. Miles y los otros Asesinos tenían prohibido dejar la Granja, pues corrían el peligro de ser descubiertos por Industrias Abstergo, la faceta moderna de la Orden de los Templarios. La madre de Desmond le dijo en una ocasión que Abstergo estaba metido en todos los productos de mercado, entre ellos medicamentos.[2]

William enseñó a su hijo el Credo del Asesino, cosa que él no se tomó en serio,[2] y mantenía una fría relación con él y su esposa.[7] Cierto día, el padre de Desmond le dio una misión: subir las escaleras de su casa, entrar en una habitación sin que William se enterase, y ponerle la mano sobre el hombro. Miles tardó horas en subir, haciendo el menos ruido posible, y cuando finalmente entró en la habitación supo que su padre lo había descubierto. Aún así, posó su mano en su hombro, y William le abrazó diciendo que tuvo éxito. Desmond pensó que su padre lo había tolerado solo porque era su hijo, y creyó que esto era una desventaja para su entrenamiento, pero nunca se lo dijo.[8]

Parte de su entrenamiento consistía en levantarse por la mañana cinco días de la semana y, tras desayunar avena y zumo de manzana, debía andar por las montañas. Miles aseguró que hizo la caminata unas mil veces antes de cumplir los diez.[2] En verano de 2003, a los dieciséis años y harto de toda la protección que sus padres le ponían contra los Templarios,[6] Miles huyó de La Granja usando su entrenamiento de Asesino, lo que le permitió evitar a los otros Asesinos que le perseguían. El joven desertor corrió a través del bosque y luego por las colinas, siguiendo el recorrido de un río hasta llegar a la entrada de la carretera. Aunque le asustaba la idea de hacer auto-stop, dos chicas de Illinois le llevaron primero a Omaha y luego a Chicago. Fue en ese tiempo cuando un hombre le aconsejó ir a Nueva York, pues era un lugar idóneo para los que no tenían nada.[2]

EscondidoEditar sección

«Algunos días la ciudad es un vampiro. Te roba tus mejores momentos. Vienen y van en segundos, y se desvanecen. Terminas recordando solo lo peor.»
―Desmond Miles sobre su día a día en Nueva York[fte]

Miles llegó a Nueva York, y buscó trabajo en el Bad Weather, un bar de Brooklyn, puesto que consiguió por su "encantador aspecto," lo que le llevó a pensar que Desmond le gustaba a la propietaria del local.[2] Como no quería ser encontrado ni por los Asesinos ni por los Templarios, Miles no usaba su nombre real y pagaba siempre en efectivo.[6] El desertor se burlaba de todo lo que le habían enseñado y de todo lo que le habían protegido, algo que se mostró cuando creó el cóctel "Shirley Templar," una variante del Shirley Temple con ginebra. Miles gozaba los diez minutos en los que, tras despertarse, andaba al metro y desde este hasta su trabajo.[2]

Miles también amaba las fiestas del Bad Weather, su música y las chicas con las que bailaba. Desmond fue feliz hasta que, nueve años después, su amargura regresó. Cansado de su rutina y añorando a sus padres y antiguos amigos, el desertor no quiso admitir que su paso adelante había sido en realidad un paso atrás;[2] aparte de esto, el joven se lamentaba por no tener novia.[8] Cierto día, Desmond Miles adquirió una licencia de moto, lo que finalmente reveló a Abstergo su existencia.[6] Los agentes de Abstergo secuestraron a Miles el 1 de septiembre de 2012 a las 4:02, en Washington Square Park, en Manhattan. Lo llevaron al aeropuerto JFK, y lo trasladaron en avión a Roma, Italia, donde llegaron a las 18:44. A las 19:37, Miles fue ingresado en el laboratorio de Abstergo.[1]

Secuestrado por AbstergoEditar sección

«No soy un Asesino… Ya no más.»
―Desmond Miles a Warren Vidic[fte]
800px-Desmond & Lucy 1

Desmond hablando con Lucy Stillman.

Al día siguiente, Miles conoció al doctor Warren Vidic y a su ayudante Lucy Stillman, ambos trabajadores del Proyecto Animus, una iniciativa creada para la obtención de los Fragmentos del Edén. El objetivo de los Templarios era que Miles—renombrado como el sujeto 17—reviviese por medio del Animus las memorias de su ancestro en la Tercera Cruzada, Altaïr Ibn-La'Ahad, un Asesino que llegó a poseer el Segundo Fruto del Edén, uno de los muchos Fragmentos. Vidic intentó acceder al recuerdo de Miles en el que se veía como Ibn-La'Ahad conseguía el Fruto, pero las emociones cerebrales del Asesino no lo permitían debido a que no tenía suficiente sincronización. Con el riesgo de la muerte de Desmond, el doctor y su ayudante sacaron al sujeto del Animus y el desertor afirmó que en su momento fue un Asesino, pero que en ahora no tenía ni idea de en que consistía el plan de Abstergo y por eso se negaba a cooperar; Vidic le aterrorizó con la idea de que si no ayudaba, le inducirían un coma para poder acceder a sus recuerdos y que él no pudiese resistirse, y así cuando terminasen el trabajo dejarían morir a Desmond.[6]

Vidic mandó al sujeto 17 sentarse en el Animus, y le explicó que el dispositivo era una máquina que permitía visualizar las memorias de los antepasados de sus usuarios; para razonar la teoría que Miles declaraba como falsa, el doctor argumentó que es imposible que las aves descubriesen así por así como volar, o que la gente supiese andar. Eso se debía a que los seres vivos tenían una memoria genética que pasaba sus recuerdos al subconsciente de sus descendientes. Además, el Animus permitía de forma más fácil ver los recuerdos de los antepasados, pero para acceder a una memoria, había que completar la anterior. Sin perder tiempo, Lucy empezó a manejar el Animus y metió a Desmond en una sesión de entrenamiento sobre los controles de la máquina. Después de completar esto y el primer bloque de memoria, Miles salió del Animus por decisión de Stillman. Los Templarios conversaron en la sala de reuniones sobre lo que podría pasar si Desmond estaba expuesto al Animus demasiado tiempo.[6]

Miles escuchó su conversación desde el lavabo de su habitación. Vidic aceptó duramente los argumentos de Lucy y permitió descansar al sujeto de pruebas. Durante la estancia de Miles en Abstergo, hablaba con Lucy cuando completaba cada bloque de memoria, revelándole la pertenencia de Vidic a los Templarios, y que todas las respuestas que buscaba se hallaban en los ordenadores de la sala.[6] El 4 de septiembre,[1] Desmond robó a Vidic su bolígrafo, que contenía la contraseña para entrar en el ordenador. Durante las mañanas, Desmond ayudaba a los Templarios en su búsqueda y por la tarde accedía a los e-mails del doctor y su ayudante, lo que le permitió hacerse con la contraseña de la sala de reuniones y así entrar en su ordenador. Gracias a eso, Desmond descubrió lo que pasó con su predecesor, el Sujeto 16, y los peligros del efecto sangrado que 16 sufrió, ademas de otra información sobre Abstergo. Los espionajes de Miles fueron cubiertos por Lucy con grabaciones pasadas.[6] El día 7, el sujeto 17 salió del Animus a las 18:49,[1] cuando unos Asesinos atacaron el edificio de Abstergo.[6]

Vidic dijo que el ataque era porque Miles les advirtió sobre su situación, pero este le respondió que no conocía a ningún asesino y no podía comunicarse con ellos. Cuando el asalto de los Asesinos terminó en derrota, Vidic le comentó que esos eran los últimos asesinos del mundo, pues habían cazado a la mayoría de Asesinos durante su estadía en Nueva York. Miles se empezó a preocupar porque pensó que los Templarios mataron a su familia. Stillman le dijo que Abstergo no encontró nada y que sus padres seguían vivos, pero Miles se enfadó y dijo que no había esperanzas; Lucy le enseñó su mano izquierda y ocultó su dedo anular, semejando la falta de dedo anular de Altaïr Ibn-La'Ahad, indicando así que era una Asesina. Miles terminó de ver la última memoria de Ibn-La'Ahad—en la que su antepasado contemplaba un mapa con localizaciones de los Frutos del Edén—al día siguiente[6] a las 17:18.[1] Nada más salir del Animus, vio a Vidic diciendo a tres de sus superiores,[6] Alan Rikkin, Henry Liman y David Kilkerman,[9] que ya habían terminado el trabajo y preguntó si era necesario matar a Miles. Stillman le salvó la vida argumentando que podría ser útil en un futuro. Cuando los tres hombres se retiraron, los dos investigadores empezaron a discutir sobre la autoridad de Vidic, con lo que se fueron de la sala. Mientras tanto, Miles experimentó un uso espontáneo de la vista de águila que poseía Ibn-La'Ahad, que le permitió ver signos sangrientos en el suelo. Posteriormente Miles entró en su habitación y comprobó que alguien había derramado sangre en el recinto, pero esta fue limpiada.[6]

Huyendo de los TemplariosEditar sección

Escape de AbstergoEditar sección

«Mira, como mucho tenemos diez minutos—como mucho—antes de que se den cuenta de lo que he hecho. Si no salimos de aquí por entonces…»
―Lucy Stillman a Desmond[fte]
Zw-desmond-fighting

Miles lucha cuerpo a cuerpo con los guardias de Abstergo.

Una hora después,[1] Lucy despertó a Desmond para escaparse de Abstergo, instándole a usar el Animus una vez más. Miles se sorprendió a ver a Stillman con manchas de sangre en su ropa y por la proposición de fuga, pero ella le presionó diciendo que tenían prisa por salir, disponiendo de diez minutos como mucho, y que respondería sus preguntas posteriormente. Miles se acostó en el Animus y entró en los recuerdos de su ancestro en la Italia renacentista, Ezio Auditore da Firenze, para comenzar la sincronización en el chip de memoria portátil, que Stillman retiró del aparato. En su camino hacia el ascensor, dos vigilantes vieron a los fugitivos, a los que Stillman dejó atrapados al cerrar la puerta tras la que estaban. Luego ambos fueron encontrados por esos mismos agentes en otro pasillo, y la Asesina se deshizo de ellos rápidamente desarmándolos.[4]

Miles y la investigador entraron en un ascensor, y el desertor—sorprendido por la cantidad de Animi que había en la sala adyacente—preguntó cómo harían para eludir las cámaras. Stillman clamó haber puesto grabaciones antiguas en los registros, lo que llevó a Miles a decir que era buena en su trabajo. Stillman aceptó el cumplido de buena gana, y pidió al prisionero que la siguiese por el maremágnum de pasillos hasta el final de la sala, pues no quería tener que lidiar con más guardias. Desmond insistió en saber cuántos dispositivos había y cómo era el plural de la palabra Animus, lo que provocó el enfado de Lucy, que le pidió que se callase de una vez. Al otro lado de la sala, ella intentó introducir el código del que disponía en el panel de seguridad, pero este no funcionaba debido a que pertenecía a un sistema de seguridad separado.[4]

Miles usó la vista de águila para reconocer el código, y después de probar varias secuencias, halló la correcta, sorprendiendo a Lucy y pudieron entrar. Dentro del ascensor, Stillman dijo que los Templarios no eran más que un problema menor comparado con otros temas, que dijo que explicaría a Miles cuando llegasen a su destino. En el aparcamiento los dos Asesinos pelearon con los vigilantes, que aunque para Lucy no fueron un problema, a Desmond le supusieron un gran esfuerzo. Finalmente, Stillman pidió a Miles que se metiese dentro del maletero de su coche con el fin de no ser descubierto. El desertor aceptó a regañadientes,[4] y al día siguiente llegaron al Escondite de los Asesinos, situado en la zona industrial romana del Tor Tre Teste.[1]

Un nuevo ancestroEditar sección

Demsondanimus2

Desmond sentado en el Animus al lado de Lucy.

Al llegar, Lucy preguntó a Desmond si se uniría a la hermandad de los asesinos, Miles lo confirmó, agradeciendo a Lucy su devoción por ayudarle. Dentro, fueron recibidos por dos asesinos, Rebecca Crane y Shaun Hastings, Lucy entregó a Rebecca el chip de memoria para poder iniciar más rápido las memorias de Ezio. Desmond preguntó a Rebecca su función, era hacer funcionar el Animus junto a Lucy, o advertir de algo importante que pasase; mientras que Shaun era como "una mini-biblioteca" que les proporcionaría información sobre las personas o lugares que encontrase en su camino; con todo esto, Desmond se sentó en el Animus 2.0 y empezó a ver las memorias de Ezio. Durante el primer día, Desmond descubrió que 16 había dejado glifos por toda la Italia del renacimiento con revelaciones acerca de los asesinos y templarios que describían cómo era la historia en realidad, a medida que Desmond resolvía cada uno de los 20 glifos, aparecía un trozo de un vídeo llamado "La Verdad", cuando Desmond completó la Secuencia 6, salió del Animus. Afuera, habló un rato con Shaun y Rebecca sobre como se unieron a la hermandad o si mataron alguna vez a alguien; cómo los dos tenían que trabajar, Miles se fue con Lucy a activar el sistema de seguridad; al mismo tiempo, charlaban sobre por qué 16 se había suicidado y dejado mensajes en la Italia renacentista. Desmond pudo activarlo, aunque estuviese en lugares casi inalcanzables, porque padecía del efecto sangrado, que hacía que adquiriese las mismas habilidades de Ezio.

Con el trabajo finalizado, Lucy se fue a dormir, pero Desmond sufrió el efecto sangrado de una manera peligrosa, tenía visiones de caballos y caballeros cruzados caminando a su alrededor; al instante, Miles vió como Altaïr, en la ciudad de Acre, perseguía a María Thorpe por las murallas de los templarios, hasta llegar a una torre en la que los dos hicieron el amor, a la mañana siguiente, Altaïr se fue con un salto de fe, pero no siguió las memorias de Altaïr, sino que vio como su memoria reprimida se acercaba hacia el vientre de María; el asesino había visto el comienzo de su linaje. Nada más iniciar el día, Desmond se metió en el Animus 2.0 y continuó viendo las memorias de Ezio en Venecia, pero al completar la Secuencia 11, se interrumpió porque había dos secuencias corruptas, la 12 y 13, el equipo fue informado por Shaun de que el mayor enemigo de Ezio, Rodrigo Borgia, se convirtió en el papa Alejandro VI en 1492, y que Ezio tendría que ir al Vaticano, Desmond no pudo acceder hasta la primera memoria de la décimocuarta secuencia hasta que consiguió las páginas del códice, y adicionalmente pero sin ser obligatorio, la armadura de Altaïr.

Escapehideout

Desmond confronta a Warren Vidic.

Así, Ezio derrotó a Alejandro VI en el Vaticano y entró en la cámara oculta bajo la Capilla Sixtina, dentro estaba Minerva, quien le daba el mensaje a Ezio y le explicaba que la primera civilización se estaba muriendo y que ellos crearon a los humanos, los asesinos descubrieron que el elegido era Desmond, pero le tuvieron que sacar del Animus porque los templarios habían llegado. Desmond y Lucy bajaron al garaje del escondite, donde se encontraron con Warren Vidic, pero éste se fue y mandó a todos sus soldados; Desmond, con una Hoja Oculta recién recibida, asesinó a unos cuantos guardias mientras que Lucy desarmaba a los templarios y los mataba con su propia arma. Con solo Vidic vivo, Desmond se iba a lanzar al camión del doctor a matarle, pero los asesinos tuvieron que irse y dejar a Warren vivo; durante un tiempo desconocido pero corto, se escondieron en una cabaña cercana, pero luego se fueron a Villa Auditore.

MonteriggioniEditar sección

«Ezio moja con Caterina Sforza y yo me mojo en mierda.»
―Desmond mientras nada en las cuevas de Monteriggioni[fte]

Después de haber huído del Escondite, Desmond y los otros Asesinos llegaron a la villa toscana de Monteriggioni, habían visto la primera secuencia de la memoria de Ezio, pero esta era distinta a las otras, resultaba que, como dijo Lucy, había "una secuencia dentro de otra", el único caso visto fue el del Sujeto 15, que estaba embarazada.

Como no podían entrar en el Santuario, Desmond hizo su primer salto de fe hacia las afueras de la villa, y entonces Desmond y Lucy ya estaban en los túneles subterráneos, Desmond pudo ver con el efecto sangrado como Ezio Auditore recorría los túneles durante el Asedio de Monteriggioni, y escapaba de guardias que le perseguían; esto ayudó a los Asesinos a abrir puertas, cruzar puentes, o atravesar lagos con carrera libre encima de postes y maderos.

Las visiones no eran seguidas, pero no paraban de aparecer y Desmond, preocupado, le preguntó a Lucy que "cuánto tardaría en pintar las paredes de su habitación" Stillman no se lo tomó a broma, 16 había muerto casi por su culpa, y Desmond tenía ese riesgo.

GroupAnimusSanctuary

Desmond y los Asesinos en el santuario.

Al haber llegado al santuario, abrieron la puerta a Shaun y Rebecca, Miles preguntó a Hastings que significaba un signo que acababa de ver en la pared, pero no sabía que podían significar los números que estaban en la pared, 1419, 1420 y 1421. Desmond activó la electricidad de la Villa, y acto seguido continuó con las sesiones del Animus. Entre sesión y sesión, Desmond miraba los e-mails de sus colegas, que hablaban de bromas, conversaciones con el Maestro Asesino William M., y algunos problemas menores, e incluso otros mayores, tales como la pérdida de equipos.

La Manzana de EdénEditar sección

Tras terminar en el Animus, Desmond y los otros supieron que la Manzana de Edén estaba debajo del Coliseo. Después de viajar a Roma, el grupo se separó, y Desmond recorrió el coliseo, llegando a meterse en su interior. A medida que avanzaba por las catacumbas, tuvo varias visiones de Juno, hasta que llegó a Santa María Aracoeli. Ahí, abrió la puerta a los otros Asesinos.[5]

Sincronizando su ADN con un pedestal, varias palancas y estructuras bajaron del techo de la iglesia, y Miles comenzó a escalar el techo. En su camino, se le aparecieron más visiones de Juno, y explicó que las bóvedas se hicieron como los únicos lugares adecuados para esconder conocimiento. Miles finalmente llegó a una estructura con una palanca, donde tuvo una visión de Ezio Auditore bajándola. Mientras Desmond también bajó la palanca, otro pedestal se levantó del suelo, y volvió con sus colegas en el suelo.[5]

De nuevo se sincronizó con el pedestal, y Miles activó un ascensor que llevó a los Asesinos a una cámara inferior, en la que estaba la Manzana. Miles fue por la habitación bajando palancas colgantes del techo, mientras veía más apariciones de Juno. Finalmente, accionó la escalera que llevaba hasta la Manzana, y los Asesinos supieron de varios símbolos proyectados por la habitación mientras andaban hacia el artefacto.[5]

Retrieval 18

Desmond, controlado por Juno, mata a Lucy.

De repente, cuando Miles sacó la Manzana del Edén de su pedestal, oyó la voz de Juno, la cual dijo que el ADN del Asesino activó la Manzana. Juno tomó control del cuerpo de Miles, y asesinó a Lucy con su Cuchilla Oculta. Habiendo caído en estado de shock, sus compañeros se llevaron su cuerpo a un lugar desconocido.[5]

Miles fue devuelto al Animus por su padre, William Miles y otra persona no identificada. Durante esta sesión, Ezio Auditore y Leonardo da Vinci fueron vistos descubriendo una Bóveda Pitagórica en Roma. Cuando el ADN de Ezio activó la bóveda, se proyectaron varias coordenadas para Miles: 43 39 19 N 75 27 42 W. Tras ver estas memorias, empeoró la condición de Desmond,[5] y entró en estado de coma.[2]

En la Sala Negra o The Black RoomEditar sección

Desmond,luego de caer en coma y matar a Lucy despierta en la isla del Animus en donde encuentra a Clay Kazemarek,el sujeto16,quien le explica que necesita un "nexo de sincronización" el cual consiste en ver las memorias que el Animus no mostro y así sus antepasados no tengan que mostrarle y poder salir de su estado de coma pero, para eso necesita entrar a La sala negra o the black room,un sistema de seguridad del Animus. A través de la sala negra, Desmond revivió los recuerdos de Ezio en Constantinopla y de Altäir tras la muerte de Al-mualim y su ascenso como mentor de la Orden. Además, usando los archivos de memoria de 16 para después descubrir sobre la traición de Lucy. Tras recibir el mensaje de Jupiter por parte de Ezio, Desmond se despierta del coma junto a Rebecca, Shaun y su padre, William, en la entrada del Gran Templo.

Entrando en el Gran TemploEditar sección

Desmond junto con todos los demás entran al Gran Templo usando el Fruto del Edén, en el camino Desmond se encuentra con una de las baterías que da energía al Templo y al llegar al portal que lleva a la salvación de la humanidad se desmaya por el efecto sangrado que produce el templo y es conectado al Animus en el revive los recuerdos de Haytham y Connor Kenway.

Primera misión: ManhatanEditar sección

Cuando termina la secuencia 5 de ADN, Desmond es desconectado del Animus para que vaya a buscar en Manhatan una de las baterías que necesita el templo, para llegar al edificio donde la tenía tuvo que escalar hasta lo alto de un edificio en construcción y lanzarse desde la punta usando un paracaídas. Cuando la recupera se le aparece Daniel Cross quien los amenaza con un arma pero Desmond lo noquea. Finalmente regresa al Templo donde conecta la batería y vuelve al Animus.

Segunda misión: BrasilEditar sección

Shaun despierta a Desmond para que vaya a Brasil a conseguir la batería de una mujer que la tenía. Desmond al llegar a Brasil se tiene que colar a la sala VIP de un estadio evitando a la seguridad de Abstergo. Cuando llega se encuentra a todo el mundo muerto por Cross quien tiene la batería, tras perseguir y pelear con él le quita la batería y huye al metro para volver al Templo donde la conecta. Antes de volver a conectar Shaun les dice que encontró otra batería en El Cairo, pero William les dice que el ira a por ella, para que continúen con el Animus.

Tercera misión: AbstergoEditar sección

Desmond vuelve a despertar cuando los demás le muestran un vídeo mandado por Abstergo en el que Vidic muestra al padre de Desmond secuestrado y le amenaza diciendo que si no le daba el fruto mataría a su padre. Desmond vuelve a las instalaciones de Abstergo donde lo tenían retenido y se abre paso entre los guardias de Abstergo hasta que es acorralado por Cross y antes de que puede matarle Cross enloqueció. Poseido por el Fruto. Aprovechando el momento Desmond le mata tras una corta persecución y le quita el arma, entonces llega donde Vidic tenia encerrado a su padre y usando el Fruto mata a Vidic y a todos los demás guardias hasta escapar. Al llegar al Templo Desmond conecta la ultima batería.
Sin título

Desmond Con el fruto al asesinar a Warren Vidic . Roma , Italia

Apariciones de JunoEditar sección

Desmond en su camino para conectar cada batería se le aparece varias veces Juno en que le explica cada uno de sus métodos con los que planeaban los precursores para evitar el cataclismo pero mostrando lo inútiles que eran.

En el final del caminoEditar sección

Desmond finalizando la ultima secuencia de ADN descubrió donde estaba escondida la llave en la tumba del difunto hijo de Aquilles: Connor. En su regreso al Templo usando la llave Desmond y los demás lograron entrar al lugar donde estaba el dispositivo que salvaría a la humanidad. En eso aparece Juno quien le pide que se sacrifique para que la humanidad pudiera vivir pero aparece Minerva
Assassin Creed III El final08:16

Assassin Creed III El final

quien le pide que no lo haga ya que dice que si lo hace la liberara y la esclavizara pero Juno hace que Minerva le muestra que pasara si no lo hace. Le muestra que la humanidad sobrevivirá y que Desmond surgirá como un líder, luego un rey, después una leyenda y al final un Dios pero la humanidad se volverá corrupta de nuevo y las cambiaran para su beneficio y comenzara de nuevo el ciclo. Desmond tras todo esto y las suplicas de Juno y Minerva decide sacrificarse a pesar de las consecuencias se despide de su padre y amigos y muere al activar el aparato.

LegadoEditar sección

Como su principal legado es el salvar a la humanidad pero trayendo de regreso Juno. Los de Abstergo al entrar al Gran Templo sacaron el cuerpo de Desmond y su ADN para revivirlos y usarlo en su proyecto de Abstergo Entertaiment.

Galería Editar sección

AparicionesEditar sección

Notas y referenciasEditar sección

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio