FANDOM


Eraicon-AC2Eraicon-BrotherhoodEraicon-RevelationsEraicon-RenaissanceEraicon-Brotherhood bookEraicon-Revelations book

Duccio de Luca (1462-1520) fue un noble florentino que se convirtió en mercader para comienzos del siglo XVI, y sostuvo negocios en Roma y otras ciudades italianas.

Entrada en la base de datos

"Fecha de nacimiento: 1462

Ocupación: Comerciante

Tras romper su relación con Claudia Auditore, Duccio se casó con una Pazzi, matrimonio que no duró mucho al producirse el exilio de la familia tras la conspiración de 1478. Utilizando sustanciosas donaciones al gremio textil, Duccio se convirtió en un tratante de lana y exportó productos florentinos a toda Italia.

No fue un hombre muy apreciado en el mundo de los negocios. Un mercader de lana de Siena escribió: "El hombre rollizo que me vendió la seda intentó cobrarme más florines de lo que valía, creyéndome un ignorante en cuestión de precios textiles. Le compré solo seda roja, que alcanzó un precio mucho más alto en el mercado, así que... ¿quién es el ignorante?", presumiblemente hablando de Duccio, al que en diferentes textos del mercader se califica de "matón", "cerdo" e "hijo de mala madre".

Los manifiestos de Roma indican que Duccio compró un pequeño barco para dedicarse al comercio de alumbre en 1490, pero el barco era demasiado pequeño, ya que se necesitaba un barco más grande para que el comercio de alumbre diera beneficios. Sus libros de cuentas indican indican poco o ningún beneficio entre 1490 y 1496. En 1497 dejó de transportar este material y pasó a comerciar con diferentes mercancías entre ciudades. Tuvo relativo éxito al sacar mercancías prohibidas de contrabando fuera de Florencia durante el gobierno de Savonarola.

Finalmente su suerte se volvió aún más amarga y murió arruinado en 1520. Los registros médicos no son claros, pero parece que la causa de muerte pudo ser la rabia, debido al ataque en Roma de un perro rabioso mientras buscaba comida."

Historia

En 1476 Duccio estaba prometido a Claudia Auditore. Pero ésta se enteró por sus amigas de que Duccio no le estaba siendo fiel y le pidió a su hermano Ezio que le encuentre y le haga pagar su traición. Ezio llegó hasta él y le descubrió intimando con una de sus muchas amantes. También escuchó de sus labios que su padre le mencionaba cosas como: “Cualquier cosa es mejor que una Auditore”.

Ezio se enfrentó a él en una pelea de puños y le dejó tirado en el suelo. Duccio, adolorido, escuchó la última advertencia de Ezio: no volver a acercarse a Claudia.

Años más tarde, en 1506, Duccio visitó la ciudad de Roma en calidad de comerciante. Allí consiguió tres cuadros de Leonardo da Vinci, aunque dos de ellos ya los había vendido para una exposición de un cardenal. En el puerto se encuentraría de nuevo con Ezio, que iba en busca de dichos cuadros. Duccio le espetó el conocimiento de que Claudia se había convertido en la madame (gerente o administradora) de La Rosa en Flor, el burdel más popular de toda la ciudad. Ezio se enfadó, ya que tachó a su hermana de actos muy desagradables, y le golpeó.

Duccio le dijo a sus hombres que ataquen a Ezio como venganza. Sin embargo, Ezio logró vencerlos a todos y le exigió a Duccio que le revelara la ubicación de los tres cuadros de Leonardo, a lo que Duccio dijo que uno estaba en su barco y los otros los había vendido a un cardenal. Ezio le preguntó quién era el cardenal, a lo que éste le respondió diciéndole que le preguntara a su hermana que seguramente ya había fornicado con él. Una vez se hubo llevado del barco el cuadro que poseía Duccio, Ezio regresó a sus quehaceres dejando a Duccio derrotado y sangrando en el suelo.

En 1511, Duccio vuelve a encontrarse con Ezio. En esta ocasión se encuentra en Constantinopla, la capital del imperio otomano. Allí se enamoró de Sofía Sartor, una joven veneciana. Intentó enamorarla usando palabras bonitas, diciéndole cosas como que había sido el destino que había logrado unirles en una ciudad tan lejana de su país. Sin embargo Sofía no se dejó convencer. Duccio es interrumpido por Ezio, que le pregunta a Sofía si le estaba molestando. Duccio se da la vuelta dispuesto a

Sofia duccio

Duccio molestando a Sofía.

encararle cuando se da cuenta de que es él, nuevamente. Enseguida se asustó y huyó desesperado llamándole “diablo” y gritándole a Sofía que también huya y que salve su vida.

Unos años después Duccio fracasaría en sus negocios como comerciante y termino muriendo a causa de la rabia transmitida por la mordedura de un perro en 1520 mientras buscaba comida por las calles.

Trivia

  • En “Assassin’s Creed: Revelations ” existe un logro llamado “El matón”. Consiste en encontrar a Duccio completamente bebido en el barrio pobre de Constantinopla, cerca de un pozo, y darle una paliza hasta que caiga al suelo (también es posible conseguirlo asesinándole).
  • En Assassin's Creed: Revelations existe un easter egg que te permite al pasar por el pozo en el que lo encuentras por primera vez marcártelo como objetivo siempre. Además, esta función no desaparece en todo el videojuego.
  • Si le robas a Duccio en Assassin's Creed: Revelations, siempre obtendrás 1 akçe.
  • Es el único personaje secundario que aparece físicamente en todos los juegos de la trilogía de Ezio.

Apariciones

Fuentes y/o referencias

  1. Videojuegos anteriormente mencionados
  2. Animuspedia, varios artículos
  3. Wikipedia en español.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.