FANDOM


Eraicon-AC4Eraicon-RogueEraicon-Assassins

«¡Sígueme y te mataré!»
―Duncan Walpole[fte]

Duncan Walpole (1679 - 1715) fue un Maestro Asesino inglés que vivió durante el inicio del siglo XVIII, intentando desertar a los Templarios. Habiendo servido en la Armada Real en su juventud, Walpole se unió a los Asesinos Británicos por medio de un antiguo compañero. Conforme avanzaron los años, ascendió en los rangos de la Orden y se convirtió en un miembro respetado de la misma. En 1714, Walpole fue enviado al Mar Caribe, donde recibió entrenamiento adicional del Mentor Ah Tabai.

En junio de 1715, Walpole recibió la misión de liderar una emboscada en los Templarios de La Habana, pues habían encontrado al Sabio John Roberts. El renombrado Asesino, sin embargo, optó por traicionar a su Hermandad y unirse a los Templarios, zarpando para La Habana abordo del HMS Intrigue con la misión de entregar las localizaciones de sus hermanos Asesinos, información sobre el Observatorio, y un frasco de la Primera Civilización.

Fue en ese tiempo cuando el HMS Intrigue entró en batalla con el bergantín pirata Jacobite, capitaneado por Abel Bramah. La batalla terminó con la explosión de ambas naves, y con Walpole y el pirata Edward Kenway naufragados en el Cabo Buenavista. Walpole pidió a Kenway que le llevase a la Habana, pero este rechazó la oferta argumentando que el Asesino intentaría matarle; Walpole intentó huir de Kenway, pero fue asesinado y despojado de su túnica. El pirata asumió su identidad para completar la misión del traidor y cobrar la recompensa él mismo.

Biografía

Duncan Walpole nació en Houghton,[2] Inglaterra, en 1679; su primo segundo, Robert Walpole, se convertiría en el primer Primer Ministro de Gran Bretaña. Era hijo de una familia medianamente acomodada y vivió bien hasta que con dieciocho años se unió a la Armada Real con el objetivo de convertirse en un oficial. Su personalidad impulsiva y su temperamento inmoderado le impedían ascender rápidamente en la jerarquía naval británica, lo cual le impacientaba por su inexistente progreso. Cerca de 1700, con veintiún años, Walpole abandonó la Armada Real, totalmente desinteresado en ella; su atención ahora estaba en la Compañia de las Indias Orientales, donde su afán por conseguir un puesto le llevó a contactar con un respetable marinero que le introdujo en la Orden de los Asesinos.[1]

A pesar de sus sospechas iniciales, Walpole no tardó en crear una pasión por su Orden que no conoció en la Marina, ni en aumentar sus habilidades y reputación. Al ser impulsivo, temperamental y arrogante, frecuentaba las disputas con los miembros más ancianos de los Asesinos Británicos.[1] En su momento, Duncan Walpole conoció a la esposa de Woodes Rogers en el baile de máscaras de Percy.[3] Con el paso de los años, el británico alcanzó el rango de Maestro Asesino, un título que no pudo remediar sus ansias de fortuna; como consecuencia, Walpole acabó siendo un simpatizante de los Templarios Británicos.[4] En 1714, el Mentor de Walpole le pidió navegar al Mar Caribe y reunirse con el Mentor de los Asesinos Caribeños, Ah Tabai. En el mismo mes que se le pidió esto, el Asesino zarpó al Caribe.[1]

A principios de 1715, Walpole llegó al campamento de los Asesinos,[5] Tulum,[3] pidiendo entrenamiento por parte del Mentor. Duncan Walpole fue entrenado por meses por el Mentor, quien había encontrado su petición rara y halagadora a la vez. Walpole terminó por ser considerado uno de los mejores discípulos de Ah Tabai tras meses de intensivo entrenamiento. En junio, los Templarios descubrieron al Sabio John Roberts en tierras españolas, al sur. Ah Tabai pidió a Walpole si podía reunir a los Asesinos del Caribe y liderar un asalto al barco prisión prisión que llevaba a Roberts. El inglés accedió,[5] pero usó esto como una oportunidad para por fin unirse a los Templarios, entregándoles la localización de sus colegas Asesinos, datos sobre un emplazamiento de la Primera Civilización, el Observatorio, y un frasco de sangre para acceder al mismo. Contactó con el Gran Maestro Laureano de Torres y Ayala, y este aceptó su oferta al pedirle que se reuniese con él en La Habana.[3]

AC4-DuncanWalpole 1

Duncan Walpole durante su confrontación con los piratas.

Walpole embarcó en la fragata de la Armada Real HMS Intrigue, la cual fue acompañada por varias cañoneras. Cuando el navío estaba atravesando una tormenta cerca de la costa del Cabo Buenavista, los barcos fueron atacados por el bergantín pirata Jacobite. Aunque la batalla empezó siendo favorable para los piratas—que destruyeron todos los barcos ingleses—Walpole abordó el Jacobite sigilosamente y, con un asesinato aéreo, mató al capitán Abel Bramah. Con esto, Walpole se dispuso a enfrentarse al pirata Edward Kenway; en ese momento, un cañonazo dio en la santabárbara del Jacobite y ambos barcos explotaron.[3]

Duncan Walpole llegó nadando a la orilla, donde Kenway, el único superviviente junto a él, descansaba. El aspirante a Templario pidió al pirata que lo llevase a La Habana, y le ofreció cien escudos en caso de que lo consiguiese. Sabiendo que no tenía dinero encima, Kenway se negó a hacerlo, con lo que Walpole le apuntó con su pistola. Intentó disparar, pero la pólvora mojada le impidió hacerlo. Viéndose amenazado, Walpole huyó hacia la jungla. Durante un rato, Kenway siguió a Walpole con ayuda de atalayas y atajos que él mismo estaba usando. Duncan vio que no se lo quitaba de encima, y por ello le intentó disparar por segunda vez, esta vez con efecto. La herida, sin embargo, no impidió al pirata llegar hasta él. Walpole se enfrentó a Kenway en un claro, usando su espada y su pistola para vencerlo, pero resultó asesinado en la lucha.[3]

Legado

«No lamentamos su pérdida, pero eres tú quien llevó a cabo su traición.»
―Ah Tabai a Edward Kenway[fte]

Nada más morir Duncan Walpole, Edward Kenway lo despojó de su túnica y hojas ocultas, así como de los paquetes que planeaba entregar y su identidad. Con esto, Kenway partió a La Habana y entregó los objetos, recibiendo una recompensa de mil reales. Al considerar esto una suma escasa, Kenway asaltó una cárcel Templaria para liberar al Sabio y entregárselo a los Asesinos, pero resultó que ya había escapado. Kenway fue capturado por los Templarios antes de su eventual escape, y se terminó convirtiendo en un notable pirata. Para cuando Kenway fue capturado, Ah Tabai había descubierto la traición de Walpole.[3]

Irónicamente, Kenway ayudó a impedir que los planes de los Templarios se cumpliesen y se acabó uniendo a los Asesinos en 1721. También, Kenway fue más recordado por su alias de Duncan Walpole que por su labor como pirata.[3] El primo de Duncan, Robert, se alió con los Asesinos y contribuyó a que Kenway pasase desapercibido cuando regresó a Inglaterra.[6] En 2013, la empresa Abstergo Entertainment examinó los recuerdos de Edward Kenway, encontrando a Walpole en el primero de ellos.[3] Al año siguiente, el maestro Templario Juhani Otso Berg habló favorablemente de Walpole, considerándolo un Asesino inteligente por cambiarse al bando Templario, aunque sí lamentó su muerte prematura.[7]

Personalidad y rasgos

«Puedo pagarte. ¿No es eso lo que os mueve a los piratas? Cien escudos.»
―Walpole intenta convencer a Kenway[fte]
AC4-DuncanWalpole 3

Walpole sin su capucha.

Duncan Walpole tenía el pelo de color castaño oscuro y echado hacia atrás, con ojos marrones y una perilla corta. Sarah Whetstone consideró a Walpole un hombre "endemionadamente bello" cuando lo conoció en un baile de máscaras. El inglés era conocido por su arrogancia y su temperamento irascible, lo que le supuso una dificultad cuando intentó convertirse en un oficial de la Armada Real, y una difícil relación con los Asesinos ancianos. Aún así, Walpole sentía un gran respeto por el contacto que lo introdujo en los Asesinos.[3] El Maestro Asesino terminó decepcionado con la Orden, que no le traía fortuna, y vio más práctico el lado de la Orden Templaria, resultando en llevar a cabo una misión para ellos.[7]

Se asustó bastante al ver que su pistola de chispa no disparaba contra Kenway, llegando a escapar de él. Al ver que este lo perseguía, le disparó; Walpole demostró su cobardía una vez más, pues Kenway seguía vivo, y huyó. También, cuando preguntó a Kenway si lo ayudaría a llegar a La Habana probó su impaciencia, ignorando las circunstancias que se le presentaban. Duncan Walpole hacía las misiones que le encomendaban como Asesino tan pronto como se le presentaban, tales como su viaje al Caribe y su entrenamiento adicional, que muchos creían innecesario. Walpole consideraba que lo único que interesaba a los piratas era el dinero, y pretendió hacer todo lo posible para llegar hasta La Habana, visto cuando ofreció toda la recompensa de la tarea Templaria a Kenway si los ayudaba. Tenía una inteligencia táctica muy buena, ya que se infiltró en el Jacobite sin hacer ruido cuando el HMS Intrigue fue destruido.[3]

Equipamiento y habilidades

Walpole llevaba una túnica propicia de los Orden de los Asesinos. En combate, usaba sus hojas ocultas y una pistola de chispa. Tenía habilidades de carrera libre, las cuales eran comunes en un Asesino, así como un gran sigilo, del que hizo gala para matar a Bramah. Para 1714, Walpole, un Maestro Asesino, ya tenía unas habilidades de combate muy buenas, que perfeccionó en el Caribe bajo la tutela de Ah Tabai. Duncan terminó siendo asesinado por el pirata Edward Kenway, a pesar de todo el entrenamiento en los meses anteriores.[3][5]

Entre bastidores

Duncan Walpole aparece en el videojuego de 2013 Assassin's Creed IV: Black Flag y su respectiva novela. Apareció en la primera memoria del juego, donde el jugador, como Edward Kenway, debe perseguirlo y asesinarlo. Estas escenas son mostradas de nuevo en Assassin's Creed: Rogue; en él, un Templario en los Tiempos Modernos, Otso Berg, menciona a Walpole como una de sus inspiraciones, usando imágenes suyas conseguidas mediante el Animus.

Walpole aparece como primo segundo del Primer Ministro de Gran Bretaña, Robert Walpole. En el modo multijugador de Black Flag, el jugador puede ponerse como foto de perfil una imagen de Duncan Walpole, que se desbloquea al alcanzar el nivel 55.

Apariciones

Referencias


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.