FANDOM


Eraicon-AC2Eraicon-BrotherhoodEraicon-Project LegacyEraicon-RenaissanceEraicon-LineageEraicon-Assassins

«Familia. Justicia. Honor. Esos son los valores que guían mi espada. Esta verdad esta escrita con sangre en las sombras entre las que acecho. Soy Giovanni Auditora, y al igual que todos mis antepasados, soy un Asesino.»
―Giovanni Auditore.[fte]

Giovanni Auditore da Firenze (1436 – 1476) fue un noble Florentino, el jefe de la familia Auditore en Florencia, y es antepasado tanto de Clay Kaczmarek como de Desmond Miles, el último a través de la línea paterna.[1]

A pesar de ser el jefe del Banco Internacional Auditore, trabajando junto a la familia Medici, la verdadera naturaleza de Giovanni como miembro de la Hermandad Italiana de Asesinos era conocido solo por unos pocos individuos. Criado y entrenado junto con su hermano Mario desde su nacimiento para ser un Asesino, Giovanni había estado al tanto de la Orden de los Templar durante casi toda su vida.

Giovanni también era el marido de Maria Auditore, y padre de Federico, Ezio, Claudia y Petruccio. Buscó inducir a sus hijos a la Orden, pero solo había revelado su lealtad a su esposa antes del momento de su muerte; a pesar de esto, ya había empezado a entrenar a su hijo mayor en las formas de Asesino, aunque de forma secreta.

Entradas en la base de datos Editar

En Assassin's Creed II Editar

Giovanni Auditore, base de datos (AC2)

Imagen de perfil de Giovanni en la base de datos de Assassin's Creed II.

Fecha de nacimiento: 1436.

Ocupación: banquero, consejero, noble.

Giovanni Auditore fue uno de los banqueros más influyentes en la Florencia del siglo XV. Encargado de supervisar las sucursales bancarias de los Medici por toda Italia, mantuvo el negocio en marcha mientras Lorenzo se ocupaba de gobernar. Giovanni, que extendió sus operaciones al extranjero, fue el primero en darse cuenta de los problemas del banco de Lyon. Gracias a eso avisó a Francesco Sassetti y salvó aquella entidad.

Su gran talento fue recompensado por Il Magnifico. Giovanni mantuvo una estrecha amistad con Lorenzo de Medici y se convirtió en uno de sus consejeros más cercanos. Fue Giovanni quien llevó a cabo, y con éxito, las negociaciones para que el Papa apoyara al banco de los Medici.

En agradecimiento, Lorenzo le regaló a Giovanni un palacio.

BiografíaEditar

Primeros AñosEditar

«Tu sei un Auditore. Sei un combattente. ¡Vamos, lucha!»
―Giovanni hablándole a Ezio en su nacimiento.[fte]

Nieto de Renato Auditore, Giovanni nació en Monteriggioni en 1436, dos años después que su hermano mayor Mario. Desde muy temprana edad, tanto a Giovanni como a su hermano les enseñaron el camino de los Asesinos, aunque Giovanni también recibió instrucción en temas bancarios y de otro tipo.[2] En algún momento de su vida más joven en Monteriggioni, Giovanni también exploró la Cripta de la Familia Auditore.[3]

Con el tiempo, Giovanni dejó la villa de la familia y se unió a su pariente Ilario Auditore en Florencia, que sirvió como "Gonfaloniere" a Cosimo de 'Medici. En 1452, Giovanni conoció y se casó con Maria de 'Mozzi, a quien se reveló como un Asesino. Después de cuatro años, nació su primer hijo Federico, seguido de Ezio en 1459, Claudia en 1461 y Petruccio en 1463.

En 1454, Giovanni también ayudó a los miembros de su Hermandad a lidiar con el Sudario del Edén. Después de que Mario descubrió el artefacto debajo de Monteriggioni, convocó a su hermano para que lo sacara de la ciudad y lo pusiera bajo la protección de la Orden.[3]

En 1455, Giovanni se encontró por primera vez con un joven Lorenzo de Medici, nieto de Cosimo. Lorenzo había caído en el río Arno, y se habría ahogado si Giovanni no hubiera saltado y lo hubiese rescatado. Como resultado de este evento, Lorenzo más tarde se convirtió en amigo cercano y patron de Giovanni; forjando los lazos entre sus familias.[2]

Alrededor de 1456, Giovanni representó en la corte a la hija de dos Asesinos, Paola, quien había matado a un guardia que la atacó. Giovanni ganó el caso con una súplica de autodefensa. Después, Paola se unió a los Asesinos y su hermana Annetta se convirtió en sirvienta de la familia Auditore.

Giovanni también finalmente reveló su verdadera naturaleza como Asesino a Lorenzo, y emprendió varias misiones para él a espaldas de sus propios hijos. En 1476, Giovanni localizó a Rodrigo Borgia, Gran Maestro de la orden de los Templarios, en un callejón florentino.

Aunque Giovanni logró eliminar a dos de sus guardaespaldas e incapacitar al tercero, Rodrigo escapó. El Asesino luego entregó el tercer guardia a Uberto Alberti, el actual "Gonfaloniere" de Florencia, para ser interrogado.[4]

Persiguiendo a Rodrigo BorgiaEditar

A través de la tortura, el guardaespaldas reveló que Galeazzo Maria Sforza, el duque de Milán, iba a ser asesinado por los Templarios, a lo cual Giovanni fue enviado rápidamente para evitar eso. Aunque lamentablemente llegó demasiado tarde para salvar al duque, Giovanni pudo eliminar a algunos de sus asesinos, mientras que los guardaespaldas del duque asesinaron al resto.

Screen shot 2.1

Giovanni en Venecia.

Con todos los asesinos del duque muertos, Giovanni buscó en el cadáver de Giovanni Andrea Lampugnani y encontró una bolsa de monedas con el león alado de Venecia. Reconociendo el sello, partió de inmediato hacia la ciudad.

Al llegar a Venecia, Giovanni se infiltró en el Basílica de San Marcos y escuchó a escondidas a un grupo de hombres conversando en una habitación cercana. Los dos hombres, Marco y Silvio Barbarigo, luego enviaron un correo, con un mensaje para su maestro en Roma.

Giovanni eligió seguir al mensajero, antes de finalmente enfrentarlo en un área aislada. Después de una larga batalla, dominó e inmovilizó al mensajero, con su Hoja oculta sujeta al cuello del hombre. Sin embargo, negándose a responder sus preguntas, el mensajero se empaló en la hoja, dejando a Giovanni frustrado, aunque con una carta sellada con la cresta de la Casa de Barbarigo. Desde allí, Giovanni regresó a Florencia y le presentó la carta a Lorenzo, aunque descubrieron que estaba codificada.

Screen shot 2.12

Giovanni hablando con Lorenzo antes de dejar Roma.

Esa noche, convocaron a Giovanni para encontrarse con Lorenzo y Uberto. Antes de irse, María le recordó a su esposo que su hijo, Ezio, que los estaba observando desde detrás de un pajar cercano, que estaba sospechando sobre por qué su padre salía su casa por la noche con tanta frecuencia. Giovanni prometió que hablaría con él pronto, y luego se fue.

Al llegar a la reunión, Uberto afirmó falsamente que el padre Antonio Maffei no había podido descifrar la carta, y que el único curso de acción era que Giovanni entregara la carta él mismo. A esto, Giovanni estuvo de acuerdo, y se dirigió a Roma con una copia de la carta en la mano.

En Roma, entregó la carta, y la siguió hasta que llegó a manos de Rodrigo Borgia. Giovanni luego siguió a Rodrigo hacia Basílica de San Pedro, donde los dos finalmente intercambiaron palabras. Rodrigo comentó su respeto por las habilidades del Asesino, y le ofreció la oportunidad de unirse a la Orden de los Templarios, para que pudiera vivir y ver el "nuevo mundo."

Giovanni's fight

Giovanni defendiéndose de la emboscada.

Giovanni se negó, y posteriormente fue atacado por varios secuaces de Rodrigo. A pesar de ser muy inferior en número, prevaleció, aunque un cuchillo arrojado por Rodrigo lo hirió gravemente, y le permitió a los Templarios la oportunidad de escapar.

Giovanni regresó a casa, donde su esposa se ocupó de su herida. Durante este tiempo, él le confesó que temía que el asesinato del Duque de Milán había sido solo el comienzo de una conspiración más amplia. Sin embargo, antes de que pudiera continuar, los dos fueron interrumpidos por su hijo Federico, quien le advirtió que el padre Maffei había llegado con guardias armados.

Al pedirle a su hijo que lo protegiera, Giovanni salió del palacio a través de un pasadizo secreto dentro de la chimenea.[4]

Traición y muerteEditar

«¡TÚ eres el traidor, Uberto! ¡Eres uno de ELLOS! Puede que hoy nos quiten la vida, pero a cambio nos llevaremos al tuya ¿Lo juro!»
―Palabras finales de Giovanni.[fte]
Intro Uberto v

Giovanni presenta a Uberto a Ezio el día de la traición.

En algún momento después de esto, Giovanni encontró evidencia que sugería que Francesco de' Pazzi había cometido un asesinato, por lo que lo arrestó Uberto Alberti. Como resultado, el hijo de Francesco, Vieri desarrolló una intensa rivalidad con su hijo Ezio.

En 1476, después de una pelea entre los dos en el Puente Viejo, Giovanni regañó a su hijo por su comportamiento, aunque notó que le recordaba a él mismo cuando era más joven. Luego le encargó a Ezio que le entregara una carta a Lorenzo, pero se sorprendió al saber que Lorenzo había dejado la ciudad por un momento. Sin inmutarse, Giovanni hizo que Ezio le entregara varias cartas más, y le pidió que recogiera una carta de un Palomar cerca del Plaza de la Señoría.

Mientras su hijo estaba ausente, guardias armados enviados por Uberto invadieron de repente el Palacio Auditore. Como resultado, Giovanni y sus otros dos hijos fueron arrestados y llevados a prisión en la torre de la Plaza de la Señoria.

En poco tiempo, Ezio había logrado escalar la torre del reloj, donde Giovanni le dijo que vaciara su cofre en la habitación detrás de la chimenea, y recuperara las pruebas que lo exoneraban a él y a su familia. Ezio lo hizo y entregó las pruebas a Uberto esa noche.

LMS 1 v

Giovanni y sus hijos en la ejecución.

Al día siguiente, sin embargo, Giovanni se sorprendió al encontrar a Uberto y Rodrigo Borgia juntos, y Uberto negó haber recibido ninguna evidencia. Después de esto, Giovanni y sus hijos fueron condenados a muerte por traición. Ezio, horrorizado, que fue testigo de la terrible experiencia desde abajo, gritó que Uberto estaba mintiendo, pero no pudo evitar que su padre fuera ahorcado.[2]

Horas más tarde, el cadáver de Giovanni debía ser desechado en el Arno, aunque Ezio fue capaz de recuperar el cuerpo de su padre y de sus hermanos, antes de darles un funeral adecuado al flotar sobre el río en piraguas.[5]

LegadoEditar

«Negro nubarrones se ciernen sobre Florencia y el tiempo se acaba. El enemigo está más cerca de lo que creía. Y el combate final está apunto de estallar. Todo hombre es mortal, toda vida llega a su fin pero ciertas cosas nunca cambiaran. Somos los Auditore de Florencia. somos los Asesinos.»
―Giovanni Auditore.[fte]
Heirloom 2 v

Ezio recuperando el equipo de Asesino de Giovanni.

A pesar de su muerte, las acciones de Giovanni tendrían consecuencias duraderas para los miembros de su familia sobrevivientes, particularmente su hijo, Ezio Auditore.

Previamente preparado para un giro de eventos como el que finalmente sucedió, Giovanni había arreglado que su criada directa Annetta llevara a su esposa e hija a el establecimiento de su hermana, donde estarían a salvo. Allí, la hermana de Annetta, Paola, una Cortesana que Giovanni había representado anteriormente en la corte y había introducido en la Orden de Asesinos, le proporcionó a Ezio un entrenamiento básico en mezcla, y le dio la habilidades necesarias para ejecutar su venganza contra Uberto Alberti antes de que dejara la ciudad.

Cuando Ezio llegó a Monteriggioni, su tío Mario se sorprendió al descubrir que su hermano nunca le había contado a Ezio su herencia Asesina, o que el propio Giovanni había sido un Asesino. A pesar de esto, Ezio pronto prometió retomar el trabajo de su padre, que incluía localizar lo que quedaba del Códice y vengar su muerte con la sangre de Rodrigo Borgia y sus aliados Templarios.[2]

En 1510, Ezio descubrió una carta escrita por Giovanni en 1458, que hacía referencia a la Biblioteca de Altaïr Ibn-La'Ahad, que puso en movimiento la búsqueda de conocimiento de Ezio y su eventual viaje a Masyaf.[6]

Personalidad y característicasEditar

«There will come a day in which men no longer cheat each other. And on that day we will see what mankind is truly capable of.»
―Giovanni Auditore.[fte]
ACPL mario giovanni

Giovanni partiendo de Monteriggioni.

Giovanni fue entrenado desde su nacimiento en la manera de Asesino, junto a su hermano Mario. A pesar de esta educación mutua, los dos se separaron más tarde, debido a una división filosófica sobre cómo vivir sus vidas.

Giovanni, que había sido instruido en actividades bancarias, prefirió vivir una vida más tranquila, mientras que Mario deseaba más acción. Esta diferencia eventualmente llevó a que los dos hermanos perdieran el contacto entre ellos; a tal grado que, al llegar a Monteriggioni en 1476, Ezio Auditore no sabía quién era exactamente su tío.

La división también afectó cómo Giovanni crió a sus hijos, sin que ninguno de ellos supiera explícitamente su herencia; sin embargo, aunque sus hijos no estaban al tanto de su verdadera naturaleza, Giovanni permitió que otros lo supieran, confiando en su secreto. Entre estos se encontraban muchos de los contactos de Giovanni dentro de los gremios de mercenarios, cortesanas y ladrones, que conocían al Asesino por su nombre, sugiriendo un cierto grado de confianza mutua entre ellos.

Screen shot 3.10

Giovanni instruyendo a Federico para proteger a la familia

A pesar de nunca contarle a sus hijos sobre su herencia, Giovanni trabajó para prepararlos para la vida como un Asesino. En el momento de su muerte, él ya había comenzado a dar clases particulares a su hijo mayor, Federico, en la manera de Asesino, y se estaba preparando para comenzar a entrenar a Ezio también. Un padre estricto, Giovanni, sin embargo, mostró gran afecto por sus hijos, y vio una versión más joven de sí mismo en sus travesuras a veces.

Equipamiento y habilidadesEditar

Habitualmente armado con su hoja oculta, espada, hoja corta y al menos dos cuchillos arrojadizos, Giovanni era un hábil guerrero, que demostró ser capaz de defenderse contra múltiples oponentes en combate. También era un competente corredor libre, muy parecido a sus hijos, y solía usar la habilidad al perseguir a un objetivo.[2]

GaleríaEditar

CuriosidadesEditar

  • "Giovanni" es un nombre italiano y hebreo que significa "Dios es misericordioso". El nombre "Auditore" es la palabra italiana para "auditor".
  • Giovanni conocía la Visión de águila de Ezio, aunque se desconoce si él también poseía la habilidad.
  • Giovanni dejó su atuendo de asesino para que Ezio lo encontrara; sin embargo, en Assassin's Creed: Lineage, carecía del característico pico del águila en la capucha, así como de otros detalles.
  • La espada que Giovanni almacenó para Ezio era la espada común, pero en la escena donde Giovanni fue asesinado, fue reemplazada por una espada siria.
  • Giovanni murió a la edad de cuarenta años, la misma edad que Ezio cuando enfrentó a Rodrigo Borgia en Roma.
  • En Assassin's Creed: Renaissance, Giovanni fue el último miembro de la familia Auditore en ser ahorcado. Durante esto, llamó a Uberto un traidor y que las muertes de su familia serían vengadas, entre otras cosas, antes de caminar hacia la horca y encontrarse con su destino. En Assassin's Creed II, los Auditore fueron colgados simultáneamente, y en la versión inglesa del juego, Giovanni fue asesinado antes de que pudiera terminar de hablar.
  • En la novela, Mario le dijo a Ezio que la hoja oculta de Giovanni era una reliquia familiar, transmitida de padre a hijo, y que "se rompió en una ... confrontación (Giovanni) estuvo involucrado hace muchos años, pero nunca pudo encontrar un artesano lo suficientemente hábil o confiable como para restaurarlo."
    • En Lineage, la cuchilla se rompió pocos días antes del comienzo del juego.
  • El brazal de la hoja oculta que Giovanni usó y pasó a Ezio fue reemplazado en Assassin's Creed: Brotherhood después de la caída de Monteriggioni, y no fue visto posteriormente. Sin embargo, muchos años después, Desmond Miles recibió un brazal idéntico en los Tiempos Modernos.

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

Plantilla:ACPL