FANDOM


Eraicon-AC2Eraicon-BrotherhoodEraicon-Project LegacyEraicon-RenaissanceEraicon-LineageEraicon-Assassins

«Me llamo Giovanni Auditore, y al igual que mis ancestros, soy un Asesino.»
―Giovanni Auditore[fte]

Giovanni Auditore (1436 – 1476) fue un noble florentino y padre de la familia Auditore en Florencia. Conocido públicamente como un hombre de negocios y banquero que trabajaba para la Casa de Medici, la verdadera naturaleza de Giovanni como Asesino era conocida por muy pocos. Criado y entrenado desde su nacimiento para ser un Asesino junto a su hermano, Mario, Giovanni luchó contra la superviviente Orden de los Caballeros Templarios por casi toda su vida.

Marido de María Auditore da Firenze, y padre de Federico, Ezio, Claudia, y Petruccio, Giovanni buscó iniciar a sus hijos dentro de la Orden, y comenzó a entrenar en secreto a su hijo mayor. Giovanni cazó Caballeros Templarios por diferentes lugares de Italia, y frustró varias veces los planes de conspiradores como Rodrigo Borgia, y las familias Pazzi y Barbarigo. Sin embargo, a finales de 1476, Giovanni y la familia Auditore fueron acusados sin argumento de traidores por el noble Uberto Alberti, y varios Templarios de Florencia. Tras ser encarcelado junto a su hijo mayor y su hijo menor, Giovanni fue condenado a la horca y falleció en una ejecución pública.

Entrada en la base de datos

En Assassin's Creed II

Giovanni Auditore, base de datos (AC2)

Imagen de perfil de Giovanni en la base de datos de Assassin's Creed II.

Fecha de nacimiento: 1436.

Ocupación: banquero, consejero, noble.

Giovanni Auditore fue uno de los banqueros más influyentes en la Florencia del siglo XV. Encargado de supervisar las sucursales bancarias de los Medici por toda Italia, mantuvo el negocio en marcha mientras Lorenzo se ocupaba de gobernar. Giovanni, que extendió sus operaciones al extranjero, fue el primero en darse cuenta de los problemas del banco de Lyon. Gracias a eso avisó a Francesco Sassetti y salvó aquella entidad.

Su gran talento fue recompensado por Il Magnifico. Giovanni mantuvo una estrecha amistad con Lorenzo de Medici y se convirtió en uno de sus consejeros más cercanos. Fue Giovanni quien llevó a cabo, y con éxito, las negociaciones para que el Papa apoyara al banco de los Medici.

En agradecimiento, Lorenzo le regaló a Giovanni un palacio.

Biografía

Vida temprana

Siendo el nieto de Renato Auditore, Giovanni nació en Monteriggioni en el año de 1436, dos años después de su hermano Mario. Desde una edad temprana, tanto Giovanni como su hermano fueron instruidos en las normas de los Asesinos, al igual que a Giovanni le enseñaron los métodos para volverse banquero. En algún punto de su vida, Giovanni exploró la Cripta de la Familia Auditore.

Después de un tiempo, Giovanni abandonó la villa de la familia y se unió con su pariente Ilario Auditore da Firenze, quien se desempeñó como Gonfaloniere de Cosimo de Medici. En 1452, Giovanni conoció y se casó con María de Mozzi, a quien le reveló que era un Asesino. Después de cuatro años, su primer hijo, Federico, nació, seguido por Ezio en 1459, Claudia en 1461, y Petruccio en 1463. 

Alrededor de la década de 1450, Giovanni se encontró por primera vez con un joven Lorenzo de 'Medici, el nieto de Cosimo. Lorenzo había caído al río Arno, y se habría ahogado de no ser por Giovanni, quien lo rescató. Como resultado de este evento, Lorenzo se convirtió en íntimo amigo y mecenas de Giovanni; forjando los lazos entre sus familias.

En 1454, Giovanni también ayudó a los miembros de su Hermandad en el manejo de la Sábana Santa. Después de que Mario hubiera descubierto el artefacto debajo de Monteriggioni, llamó a su hermano para que saliera de la ciudad bajo la protección de la Orden.

Persiguiendo a Rodrigo Borgia

Giovanni finalmente terminó también revelándole su verdadera naturaleza como Asesino a Lorenzo, y llevó a cabo varias misiones para él a espaldas de sus propios hijos. En 1476, Giovanni localizó a Rodrigo BorgiaGran Maestre de la Orden de los Templarios, en un callejón florentino. 

Aunque Giovanni logró eliminar dos de sus guardaespaldas e incapacitó a un tercero, Rodrigo escapó. El Asesino luego le entregó el tercer guardaespaldas a Uberto Alberti, el Gonfaloniere actual de Florencia, para ser interrogado.

A través de la tortura, el guardaespaldas reveló que Galeazzo Maria Sforza, duque de Milán, iba a ser asesinado por los Templarios, por lo cual Giovanni fue enviado rápidamente para evitarlo. A pesar de que lamentablemente llegó demasiado tarde para salvar el duque, Giovanni fue capaz de eliminar a algunos de sus asesinos, mientras los guardaespaldas del duque mataron al resto. 

Con todos los asesinos del duque muertos, Giovanni buscó el cadáver de Giovanni Andrea Lampugnani, y encontró una bolsa de monedas estampadas con el león alado de Venecia. Reconociendo el sello, de inmediato se dirigió a la ciudad. 

Al llegar a Venecia, Giovanni se infiltró en la Basílica de San Marcos y escuchaba a escondidas en un grupo de hombres que conversan en una habitación cercana. Los dos hombres, Marco y Silvio Barbarigo, entonces enviaron un mensajero, con un mensaje para su maestro en Roma.

Giovanni eligió perseguir al mensajero, antes de que finalmente se enfrentara a él en una zona aislada. Después de una larga batalla, dominó e inmovilizó al mensajero, su hoja oculta la mantuvo cerca a la garganta del hombre con la intención de amenazarle. Sin embargo, se negó a responder a sus preguntas, empalándose a sí mismo en la hoja, dejando a Giovanni frustrado, aunque consiguió una carta sellada con el escudo de la Casa de Barbarigo. A partir de ahí, Giovanni volvió a Florencia y le presentó la carta a Lorenzo, aunque el contenido estaba codificado. 

Esa noche, Giovanni fue convocado para reunirse con Lorenzo y Uberto. Antes de salir, María recordó a su esposo que su hijo, Ezio, les observaba detrás de un pajar cercano, que estaba sospechando sobre por qué su padre salía con tanta frecuencia. Giovanni prometió que hablaría con él pronto y, luego partió. 

Al llegar a la reunión, Uberto afirmó falsamente que el padre Antonio Maffei había sido incapaz de descifrar la carta, y que la única manera de solución era buscar la forma de codificarlo en Roma entregando la carta, Giovanni aceptó y partió con una copia de la carta en mano.

QuickTimePlayer 2009-09-25 20-14-39-52-0

Giovanni y sus hijos a punto de ser ahorcados

En Roma, entregó la carta, y la siguió hasta que llegó a las manos de Rodrigo Borgia. Giovanni luego siguió a Rodrigo en la Basílica de San Pedro, donde los dos finalmente intercambiaron palabras. Rodrigo comentó su respeto por las habilidades del Asesino, y le ofreció la oportunidad de unirse a la Orden del Temple, para que pudiera vivir para ver el "nuevo mundo". 

Giovanni se negó, y posteriormente fue atacado por un gran número de secuaces de Rodrigo. A pesar de ser en gran medida superado en número, se impuso, aunque un cuchillo lanzado por Rodrigo lo hirió gravemente, y permitió que el templario tuviera la oportunidad de escapar. 

Giovanni volvió a su casa, donde su mujer atendió a su herida. Durante este tiempo, él le confesó que temía que el asesinato del duque de Milán había sido sólo el comienzo de una conspiración mucho más grande. Antes de que pudiera continuar, sin embargo, los dos fueron interrumpidos por su hijo Federico, quien le advirtió que el padre Maffei había llegado con guardias armados. 

Le dijo a su hijo que le diera sus ropas, en eso salió del palacio a través de un pasadizo secreto dentro de la chimenea.

Traición y ejecución

«¡Tú eres el traidor, Uberto! ¡Eres uno de Ellos! Puede que hoy nos quites la vida, pero a cambio nos llevaremos la tuya. ¡Lo juro!"»
―Palabras finales de Giovanni.

En algún momento después de esto, Giovanni encuentra evidencia que sugería que Francesco de Pazzi había cometido un asesinato, y por lo que Uberto Alberti fue a arrestarlo. Como resultado, el hijo de Francesco, Vieri,  desarrolló una intensa rivalidad con su hijo Ezio. 

En 1476, a raíz de una pelea entre los dos en el Ponte Vecchio, Giovanni regañó a su hijo por su comportamiento, aunque señaló que le recordaba a él mismo cuando era más joven. Luego encargó a Ezio que le entrega una carta a Lorenzo, pero se sorprendió al enterarse de que Lorenzo había salido de la ciudad por un corto tiempo. Sin inmutarse, Giovanni envió a Ezio entregar más cartas, y tenía que recoger una carta de un palomar cerca de la Piazza della Signoria.

Mientras que su hijo no estaba, unos guardias armados enviados por Uberto pronto invadieron el Palazzo Auditore. Como resultado, Giovanni y sus otros dos hijos fueron arrestados y llevados para ser encarcelados en la torre de la Piazza della Signoria. 

En poco tiempo, Ezio había logrado subir a la torre del reloj, donde Giovanni le dijo que buscara unos documentos en una sala secreta detrás de la chimenea, y recuperar la evidencia para que su familia fuera liberada. Ezio lo hizo, y entregó las pruebas a Uberto esa noche. Al día siguiente, sin embargo, Giovanni se sorprendió al encontrar Uberto y Rodrigo Borgia juntos, con Uberto negando haber recibido nunca ninguna prueba. Después de esto, Giovanni y sus hijos fueron condenados a muerte por motivos de traición a la patria. Ezio horrorizado, fue testigo del terrible suceso, gritó que Uberto estaba mintiendo, pero no pudo impedir que colgaran a su padre y a sus hermanos.

Horas más tarde, el cadáver de Giovanni iba a desecharse, aunque Ezio fue capaz de recuperar este cadáver y el de sus hermanos, antes de darles un entierro apropiado flotando en un barco por el río.

Legado

«Mis queridos hijos, cielos oscuros están aumentando más sobre Florencia y el tiempo se está agotando. El enemigo está más cerca de lo que pensaba. Ahora, la batalla final está a punto de desarrollarse. Todo hombre es mortal, cada vida tiene su fin, pero ciertas cosas nunca cambiaran. Federico y Ezio, mis hijos, siempre recuerden: somos Auditore da Firenze y somos Asesinos.»
―Gioanni Auditore.

A pesar de su muerte, las acciones de Giovanni tendrían consecuencias duraderas para sus familiares sobrevivientes, en especial en su hijo, Ezio Auditore. 

Preparado para alguna situación como la ocurrida, Giovanni había dispuesto que su sirvienta Annetta llevara a su esposa e hija al establecimiento de su hermana, donde estarían a salvo. Allí, Paola, una cortesana que Giovanni había representado previamente en el tribunal y había introducido en la Orden de los Asesinos, haciendo que ella le enseñara a  Ezio una formación básica en el camuflaje con la multitud, y le dio las habilidades necesarias para ejecutar su venganza contra Uberto Alberti antes de abandonar la ciudad . 

Cuando Ezio llegó a Monteriggioni, su tío Mario se sorprendió al descubrir que su hermano nunca le había dicho a Ezio sobre su herencia Asesina, o que Giovanni era un Asesino. A pesar de esto, Ezio pronto se comprometió a asumir el trabajo de su padre, que incluía la localización de lo que quedaba del Códice de Altäir, y para vengar su muerte con la sangre de Rodrigo Borgia y sus aliados templarios.

En 1510, Ezio descubre una carta escrita por Giovanni en 1458, haciendo referencia a la biblioteca de Altaïr Ibn-La'Ahad, que fijó la búsqueda de Ezio del conocimiento perdido dentro de ella, y su eventual viaje a Masyaf.

Curiosidades

  • Como comenta Giovanni al principio de Assasins Creed II, su comportamiento en su juventud fue el mismo que el de Ezio.
  • Giovanni no tenia vista de águila
  • En Assassins Creed Lineage, Giovanni tiene su traje en un maniquí, pero en Assassin's Creed II , el traje estaba en un cofre.
  • La espada que Giovanni le deja a Ezio es una espada común, pero en la escena donde Giovanni muere es cambiada por una de Siria.
  • En Assassins Creed:Renaissance, Giovanni es el ultimo en morir, pero en Assassin's Creed II es asesinado junto con sus hijos.

Notas y referencias


¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.