Fandom

Wiki The Assassin's Creed

Guillermo de Montferrat

2.411páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Logo Wikipedia.png
El tema de este artículo aparece en Assassin's CreedEraicon-Secret Crusade.pngEraicon-Templars.pngEraicon-Realworld.pngEraicon-featured.png

«Acre pertenece a sus ciudadanos.»
―Guillermo de Montferrat[fte]

Guillermo de Montferrat, históricamente conocido como Guillermo V de Montferrato, (1136 - 1191) fue un noble italiano que se unió al ejército de cristianos que marchó a la Tercera Cruzada. En realidad, De Montferrat era un miembro secreto de los Caballeros Templarios, que buscaban traicionar a los reyes europeos, siendo uno de estos su superior, Ricardo I de Inglaterra. El cruzado participó en la batalla de Acre en 1191, en la que se capturaron a tres mil sarracenos, muchos de ellos civiles inocentes. Esta acción fue denunciada públicamente por Ricardo, quien, muy a su pesar, nombró a De Montferrat regente de Acre. De Montferrat había recibido este cargo con objeto de ser retenido en Acre, dada la posibilidad de que su hijo, Conrado, atacase a Ricardo o se negase a seguir sus órdenes.

El Templario ejerció unas medidas muy estrictas en su tenencia, racionando los víveres y reclutando a la fuerza a los jóvenes, preparando a Acre para el Nuevo Orden Mundial de los Templarios. Sus acciones lograron eliminar crímenes en su distrito, pero fueron mal vistas por el rey inglés. El hecho de pertenecer a la Orden de los Templarios, y su control sobre la ciudad israelita, fueron motivo suficiente para que los Asesinos Sirios—liderados por un Templario traidor, Al Mualim—lo marcasen como objetivo, siendo asesinado a mediados de año por Altaïr Ibn-La'Ahad en medio de una campaña contra los Templarios.

BiografíaEditar

«Veo la forma en la que entrenáis. Os falta convicción y concentración. Charláis y jugáis. Las tareas quedan incumplidas o las hacéis mal. Esto termina hoy [...] Conquistamos Acre con pericia y dedicación, las necesitaremos para conservarla
―Guillermo de Montferrat[fte]

Guillermo de Montferrat nació en 1136[1] en el Marquesado de Montferrato, Italia, y en su momento recibió el título de marqués.[2] Por ese tiempo, tuvo a un hijo, Conrado, al que consideraba un inútil. En secreto, el marqués formaba parte de una conspiración para establecer un Nuevo Orden Mundial, como miembro de los Caballeros Templarios, la fachada pública de la Orden de los Templarios. Más adelante, De Montferrat marchó a combatir a los sarracenos en la Tercera Cruzada, acompañando a los ejércitos del rey inglés Ricardo I de Inglaterra. De Montferrat estuvo junto a los cruzados en la batalla de Acre, que finalmente conquistaron[4] el 12 de julio de 1191,[2] y se le concedió la regencia de la ciudad—con el verdadero propósito de disuadir a su hijo de Conrado de traicionar a Ricardo.[4]

Junto a otros siete hombres, el Gran Maestro Roberto de Sable confió en él para guardar el secreto de la existencia de un Fruto del Edén en el Templo de Salomón. A raíz de la captura de Acre, los cruzados tomaron como rehenes a tres mil musulmanes, la mayoría de ellos civiles, y De Montferrat, en un intento de dañar la imagen de Ricardo I a los ojos de los sarracenos, ordenó la ejecución de todos estos. Además, adoptó una política de gobierno que preparaba a los ciudadanos para el Nuevo Orden Mundial consistente en alistar a la fuerza a los varones jóvenes y racionar la comida, algo que enfadó aún más al rey. Sin embargo, en el distrito rico, donde De Montferrat tenía el mando directo, no había actividad criminal aparte de la de la Orden de los Asesinos. Para evitar ataques de estos, el marqués de Montferrat se escondía en una ciudadela que daba a la costa, estando cubierto por decenas de guardias, y demandando la reparación de la misma lo antes posible.[4]

Siempre que el rey y De Montferrat discutían, el Templario acababa perdiendo en su discusión, cosa que le hacía rabiar, y le provocaba la necesidad de echar una reprimenda a sus hombres cada vez que ocurría. Como consecuencia, acabó siendo temido por todos sus soldados. De Montferrat también tenía relación con los Templarios Sibrand, Gran Maestro de los Caballeros Teutónicos, que estaba asentado en el puerto de Acre—en el distrito medio—, y con el Gran Maestro de los Caballeros Hospitalarios Garnier de Naplouse, cuya base estaba en el distrito pobre.[4]

William Assassination 1.png

Guillermo de Montferrat discute con su señor, Ricardo I.

El día 22 de agosto,[3] De Montferrat fue llamado por el rey para hablar con él en persona, justo antes de que este partiese a Arsuf para encontrarse con los ejércitos de Salah Al'din. La discusión entre los dos, llevada a cabo en las puertas de la ciudadela, se inició por el genocidio que De Montferrat había llevado a cabo, e intentó justificarse—en vano—diciendo que serviría para crear temor en sus enemigos. El rey le dijo que el italiano no conocía las reacciones que podrían tener los sarracenos, llamándole cobarde al decir que prefería huir de la batalla y centrarse en gobernar. A pesar de las protestas de De Montferrat, Ricardo I alegó que el regente no había cumplido con su juramento, habiendo mancillado la obra de Dios, y el otro respondió ofendido, pues no era alguien de confianza para su señor.[4]

Antes de irse, Ricardo se rió de él diciendo que no podía confiar más en él, pues ya le había dado el control de Acre, finalmente diciendo que a lo mejor De Montferrat preferiría la corona. Ante tal agravio, el Templario le dejó salir con su ejército, y convocó a sus hombres en los barracones de la ciudadela. Dentro de la misma, les aleccionó diciendo que Ricardo I acababa de criticar las acciones de sus soldados y era incapaz de reconocer su mérito. No obstante, a pesar de que los cruzados estuviesen de su parte, De Montferrat les informó de que debían ser más constantes en el entrenamiento para poder mantener Acre bajo su poder. El Templario dijo que, de ahora en adelante, todo aquel que fuese pillado en un burdel, cotilleando, jugando, bebiendo o hiciese mal sus tareas durante su servicio, sería castigado.[4]

Con esto, De Montferrat trajo a dos hombres ante si, quienes habían cometido adulterio y se emborracharon en uno de sus turnos. Para dar una lección, ordenó la ejecución de los dos soldados, y dejó retirarse a sus hombres bajo amenaza de muerte en caso de no cumplir con las nuevas normas.[4] Cuando los guardias se fueron, De Montferrat empezó a centrarse en ciertos documentos de su mesa, y fue apuñalado por el miembro de los Asesinos Sirios Altaïr Ibn-La'Ahad con su hoja oculta.[5]

Ante su objetivo, el Asesino le pidió descanso, pues sus planes habían acabado. De Montferrat preguntó a qué se refería, y rió nada más ver que Ibn-La'Ahad creía que el marqués de Montferrat planeaba entregar la ciudad a su hijo. Afirmando una mala relación con su hijo, explicó que Acre tampoco pertenecía a Ricardo I, sino a su gente. El Asesino no creyó sus palabras, indicando el trato cruel de De Montferrat a sus ciudadanos, cosa que el marqués justificó como una preparación para el Nuevo Mundo, y una forma de enseñar valores al pueblo. A pesar de que la única actividad criminal fuese la de su Orden, Ibn-La'Ahad sentenció que la situación no podía continuar. Antes de morir, el Templario maldijo a su enemigo, al que acusó de cambiar a peor el destino de las ciudades, y que solo podrían culparse a ellos mismos.[4] El Asesino mojó una pluma en la sangre de De Montferrato, y afirmó que la muerte los hacía iguales.[5]

Legado Editar

Para septiembre de 1191, todos los miembros de la conspiración Templaria a la que pertenecía De Montferrat habían sido asesinados por Altaïr, quien se volvió a enfrentar a estos en alucinaciones creadas por el Fruto del Edén del mentor Al Mualim, entre las cuales estaba el italiano. En 2012, Industrias Abstergo vio a Guillermo de Montferrat en las memorias de Altaïr Ibn-La'Ahad, cuyos recuerdos habían extraído de la memoria genética de su descendiente, Desmond Miles.[4]

Personalidad y rasgosEditar

AC William v 2.png

Guillermo de Montferrat convocando a sus soldados.

«Lo he hecho pensando en prepararles para el Nuevo Mundo.»
―Guillermo de Montferrat[fte]

Guillermo de Montferrat era un hombre de estatura media, pelo y ojos negros, totalmente leal a los Caballeros Templarios y a su creencia de crear un Nuevo Orden Mundial.[4] Rara vez se le veía feliz.[6] Su participación en el plan, consistente en asesinar a Ricardo I y preparar Acre, lo siguió hasta la muerte. El italiano hizo cantidad de acciones crueles que le ganaron gran temor entre los suyos, pero su verdadera intención era salvaguardar la ciudad y los valores morales en sus hombres.[4]

El marqués estaba en contra de la religión, o al menos de que Ricardo se apoyase demasiado en esta, una de las razones por las que no confiaba en el rey inglés. Ante la muerte, De Montferrat no mostró miedo, tan solo se jactó diciéndole a su homicida que pronto las ciudades estarían devastadas por la Orden de los Asesinos. El Templario tampoco confiaba en su hijo Conrado, al que consideraba estúpido.[4] Con sus reclutas, el marqués se comportaba de forma estricta: era rápido señalando los fallos de estos, a la vez que difícilmente reconocía su mérito, aparte de gritarles repetidas veces. Esto lo hacía, sin embargo, para sacar lo mejor de ellos, dedicándose a esta labor durante incontables horas.[6]

De Montferrat pensaba que se debían conservar las habilidades de entrenamiento en sus hombres, pues solo podrían conservar Acre con dedicación y pericia, los mismos valores que le permitieron tomar la ciudad. Para asegurarse de esto, el Templario castigó a dos de sus hombres con la muerte, dando un ejemplo de lo que ocurriría si encontraba a alguien holgazaneando estando de servicio.[4] El italiano tenía un aspecto excéntrico, con las costumbres de quedarse mirando a la gente, o a su propia espada desenvainada con objeto de admirarla, y también escupía frecuentemente.[6]

Entre bastidoresEditar

Doblado por Harry Standjowski, Guillermo de Montferrat aparece en el videojuego de Ubisoft de 2007 Assassin's Creed, donde es uno de los diez objetivos de asesinato del protagonista, Altaïr Ibn-La'Ahad. También aparece como objetivo en la versión para dispositivos móviles, solo que esta no es canónica. De Montferrat volvió a aparecer en la novela de 2011 Assassin's Creed: La Cruzada Secreta, que cuenta los sucesos de Assassin's Creed y otros juegos. Es mencionado en varias entradas de Assassin's Creed: Initiates, y tiene una entrada en Assassin's Creed Encyclopedia, como todos los objetivos de Assassin's Creed.

Originalmente, Conrado de Montferrat iba a ser un objetivo de asesinato en el juego, dado que históricamente fue asesinado por los Asesinos Levantinos en 1192. Ubisoft cambió de opinión al ver que su padre Guillermo se encontraba en 1191—el año en el que transcurría el juego—, y puso al marqués en su lugar.[7]

Guillermo de Montferrat fue el objetivo más usado en promociones del videojuego, apareciendo en las primeras imágenes promocionales, trailers, y demos.

Apariciones Editar

FuentesEditar

Notas y referenciasEditar

  1. 1,0 1,1 Assassin's Creed Encyclopedia
  2. 2,0 2,1 2,2 Guillermo V de Montferrato en Wikipedia.
  3. 3,0 3,1 Históricamente, Ricardo I de Inglaterra salió de Acre el 22 de agosto. El mismo día en que De Montferrat muere es en el que los cruzados, encabezados por Ricardo I, salen de la ciudad.
  4. 4,00 4,01 4,02 4,03 4,04 4,05 4,06 4,07 4,08 4,09 4,10 4,11 4,12 4,13 4,14 Assassin's Creed
  5. 5,0 5,1 Assassin's Creed: La Cruzada Secreta
  6. 6,0 6,1 6,2 Assassin's Creed: Prima Official Game Guide
  7. Assassin's Creed: Limited Edition Art Book

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar