FANDOM



Logo Wikipedia
«Sus corazones están infestados de odio. Acabarán con nosotros y todo lo que existe si no hacemos algo. Debemos salvarlos de ellos mismos. Debemos salvarlos.»
―Juno refiriéndose a la humanidad.
Eraicon-BrotherhoodEraicon-Brotherhood bookEraicon-The FallEraicon-RevelationsEraicon-Revelations bookEra-ACiEraicon-AC3Eraicon-AC4Eraicon-Employee HandbookEraicon-RogueEraicon-UnityEraicon-SyndicateEraicon-UprisingEraicon-TWCB

Juno (c. 75 111 a. e. c. - 2016), también conocida como Uni, fue una científica de la Primera Civilización y miembro de la Triada Capitolina junto a Júpiter y Minerva.

Buscando un modo de evitar la Catástrofe de Toba, Juno experimentó con su esposo Aita para demostrar que era posible trasladar la consciencia de un ser viviente a contenedores materiales pero en el procedimiento el sujeto sufrió daños mentales graves. Desolada, se vio obligada a acabar con su vida[1].

Resentida con la humanidad considerándolos una forma de vida inferior y destructiva, Juno consiguió sobrevivir al tiempo manipulando a su propia especie y a los seres humanos para alcanzar su resurrección. En 2016, ese plan estuvo a punto de concretarse gracias a los Instrumentos de la Primera Voluntad, un culto que la tenía como principal divinidad[2].

BiografíaEditar

Vida tempranaEditar

Juno nació en la ciudad de Feyan en el año 2195 de la Era Isu, dentro de la casta Illuminat[3].

En algún momento de su vida conoció y se enamoró de Aita, un científico como ella, con quien se casó. También se convirtió en un miembro de la Tríada Capitolina, junto a Júpiter y Minerva[1].

Buscando solucionesEditar

Aprendiendo de Consus Editar

En un intento por superar a la muerte, el científico Consus intentó trasladar su consciencia a un prototipo. Aunque lo consiguió, terminó atrapado en el artefacto y permaneció abandonado por años. Este se encontraba despierto en todo momento, mas solo podía comunicarse con aquellos que usaran el Sudario.

Unos trescientos años después, aún en su laboratorio, el Sudario fue encontrado por Juno. Con planes propios en mente, aprendió lo más que pudo de Consus a cambio de contarle sobre la creación de los humanos por parte de la Primera Civilización, hazaña que Consus no creía posible en un inicio[4].

Guerra Humano-Isu Editar

En el año 2296 de la Era Isu, alrededor de 75 010 a. e. c., la humanidad se rebeló contra la Primera Civilización, liderada por Eva. Con el conflicto empeorando, Juno señaló en una reunión que la única solución era el aplastamiento total, idea a la que Minerva se opuso totalmente puesto que iba en contra de todo el avance del que se enorgullecían los Isu. Esperanzada en la rápida evolución de a quienes creyeron seres inferiores, mencionó que en un futuro podrían ser tratados como iguales.

Saturno, padre de Juno, estuvo de acuerdo con Minerva. "Están comenzando a soñar" dijo, pero antes de poder continuar un sirviente humano clavó un cuchillo en su cráneo, matándole en el acto. Tomando las armas, un grupo de hombres se dispuso a atacarlas. Furiosa, Juno tomó el Koh-i-Noor de su pecho y lo usó para lanzar una descarga de energía que los redujo a esqueletos.

Juno usando el Koh-i-Noor

Impotente ante la escalada de violencia, Minerva le pidió detenerse pero Juno solo había reforzado su posición: los humanos eran peligrosos, seres llenos de odio, a los que ellos debían salvar de sí mismos[2].

Los humanos son reducidos por el Koh-i-Noor

La Catástrofe de Toba Editar

La guerra distrajo a los precursores de una amenaza aún mayor: el sol. Varios científicos descubrieron que la Tierra sería alcanzada por una llamarada pronto y se dedicaron a encontrar alguna solución. Para evitar la violencia de la superficie, la Tríada Capitolina construyó varios laboratorios subterráneos cuyos hallazgos eran enviados al Gran Templo, donde se encerraron durante años para investigar[5].

Trio 1

La Tríada Capitolina.

Con el tiempo quedaron seis propuestas, cada una más prometedora que la otra. Pero finalmente demostraron ser imposibles de ejecutar. La quinta fue idea de Juno, producto de lo que había aprendido de Consus. Previendo el clima hostil que heredaría el planeta tras la catástrofe decidieron trasladar la consciencia de los Isu a cuerpos más resistentes.
Juno mata a Aita

Juno acabando con la vida de Aita.

Aita se ofreció para el experimento pero salió mal. Aunque su cuerpo resistió su mente terminó dañada severamente y dependía de las máquinas para sobrevivir. Durante meses este, con la poca cordura que le quedaba, le suplicó poner fin a su sufrimiento pero ella quería tiempo para salvarlo; sin embargo tuvo que aceptar la realidad y con un cuchillo calmó su dolor[1].

La sexta solución consistía en trasladar la consciencia de los precursores a contenedores no orgánicos que resistieran el paso del tiempo. Aunque hacerlo era sencillo, era necesario el sacrificio de otro ser vivo para liberar posteriormente la consciencia huésped. Igual que la anterior, fue descartada. Pero Juno se preguntó si en verdad habían hecho bien tachando aquel método[1].

Traición y castigo Editar

Con su desprecio hacia los humanos en aumento, Juno empezó a maquinar un plan de dominio con el propósito de evitar que sus antiguos esclavos no controlasen el mundo. Cuando sus compañeros la descubrieron decidieron aprisionar su mente en la red del Gran Templo, creyendo que moriría con el tiempo.

Eventualmente Minerva -que había descubierto que milenios después una segunda erupción tendría lugar- encontró una séptima solución: "el Ojo", un dispositivo capaz de alterar los patrones de la existencia misma para así generar una aurora boreal que sirviera de escudo planetario ante la llamarada solar. Sin embargo antes de probarlo descubrió que Juno había alterado el dispositivo de tal modo que quien lo tocase la liberaría. Creyendo que sería mejor que suceda el desastre antes que liberar a Juno, los precursores no usaron el Ojo y finalmente sucedió lo que temían[1].

Aquel suceso marcó el fin de la Primera Civilización y el auge de los seres humanos.

Preparando el futuroEditar

Los Sabios Editar

Mientras su especie se extinguía, Juno sobrevivía atrapada en el Gris. Antes de su encierro había logrado alterar el genoma humano implantando un "ADN basura" que se activaría aleatoriamente creando un individuo con la apariencia y memorias de Aita. Así, estos individuos guiados por su amor ciego a Juno intentarían hallar el modo de liberarla.

A lo largo de los siglos estos individuos serían conocidos como Sabios y crearían diversos grupos de culto a la Primera Civilización[6].

Marco Junio Bruto Editar

Alrededor del año 44 a. e. c., el senador romano Bruto planeó junto con otros senadores un plan para detener a Julio César, inminente dictador.

Pergamino de Rómulo 3

Asediado por visiones, veía una caverna en sueños y eventualmente la encontró. Sorprendido por su diseño y aura fantasmagórica decidió que ese sería el lugar de sus reuniones.

Cuando se encontraba a solas, Bruto recorría el lugar y podía oír susurros en las paredes. En una ocasión incluso presenció una visión de Roma en llamas tras tocar un pedestal ubicado en la cámara central[7].

Ezio Auditore da Firenze Editar

En 1486 el Asesino italiano Ezio Auditore entró en contacto con un Fruto del Edén y lo mantuvo consigo, a pesar de ciertos reveses, hasta 1506.

Buscando a Micheletto Corella, Ezio pidió al Fruto la ubicación del sicario pero recibió vagas señales de un castillo en España. Cuando insistió por datos más precisos, una voz femenina proveniente del artefacto le hizo saber que su tiempo con él llegaba a su fin, pues debía guardarlo para generaciones posteriores. Luego de ello, le informó de que Micheletto se dirigía a España pasando por Nápoles[8].

En 1506, antes de ir a Nápoles, Ezio decidió obedecer las órdenes del Fruto y dejarlo en el lugar que le había sido señalado. En compañía de Maquiavelo fue a la guarida de Rómulo bajo el Coliseo hasta llegar a una cripta. Dejando el Fruto sobre el pedestal central, salió y vio cómo la puerta parecía desvanecerse.

Aquella voz femenina que emergió del Fruto era la de Juno[9]. En un despliegue de cálculos había relacionado al artefacto con el número "72" ya que la cripta donde fue escondido se abría pronunciando aquel número, el Coliseo ubicado sobre el lugar empezó a ser construido en el año 72 y el descendiente de Ezio, Desmond Miles, lo encontraría siglos después, 72 días antes del 21 de diciembre de 2012[8].

Ratonhnhaké:ton / Connor Kenway Editar

En busca de respuestas Editar

En algún momento antes o durante el siglo XVIII, la tribu Kanien'kehá:ka encontró un artefacto precursor, una Bola de Cristal. Ellos lo usaron para comunicarse con los espíritus de los "dioses", creyendo que el suelo donde vivían era sagrado.

ACIII-Remember 7

Juno y Ratonhnhaké:ton dentro del Nexo.

En 1769, la Madre del Clan permitió a un joven llamado Ratonhnhaké:ton comunicarse con los espíritus, intentando así explicar el hermetismo de su pueblo ante la avasallante presencia del ejército británico en sus tierras.

Al tocar la esfera, el joven indio se vio transportado al Nexo, donde Juno le esperaba. En una especie de viaje astral en el que ambos adoptaron la forma de un ave, la entidad le explicó que había fuerzas poderosas moviéndose tras el conflicto y que si no actuaba su tribu sería echada de su tierra. Mostrándole el logo de los Asesinos al final del viaje, le encomendó buscar a un hombre que le entrenaría y enseñaría.

Ese mismo día Ratonhnhaké:ton partió en busca del anciano. Su travesía le llevaría a formar parte de la hermandad colonial, bajo el nombre coloquial de Connor Kenway[1].

Un último mensaje Editar

En 1783, seis meses después de la muerte de Charles Lee, Connor volvió a su tierra para descubrir que su tribu había abandonado el lugar. Defraudado por los Padres Fundadores en quienes había confiado, el Asesino se dirigió al lugar donde Oiá:ner le mostró la esfera. De hecho la encontró ahí, dentro de una caja de madera. Al tomarlo, esta se iluminó y trajo de vuelta a la presencia de Juno.

Connor Nexus

Satisfecha porque logró su propósito, le encomendó ocultar el amuleto que había tomado de Lee y ocultarlo donde nadie pudiese encontrarlo. Pero él quería saber qué pasaría con su gente. Aunque Juno insistió en que había hecho una diferencia, eso no era suficiente para él. Juno entonces le reveló que lo que buscaba era lo imposible y antes de irse le recordó ocultar el amuleto[1].

De nuevo en el valle, Connor observó cómo la esfera se desintegró en polvo[1].

Clay Kaczmarek / Sujeto 16 Editar

Alrededor de 2012, después de experimentar largas sesiones en el Animus, el Asesino Clay Kaczmarek sufrió los estragos del efecto sangrado y comenzó a alejarse cada vez más de la realidad.

Clay descubre la verdad

Clay descubriendo la verdad sobre Lucy.

En aquellas sesiones Juno contactó a Clay y le ofreció una misión, ayudar a su sucesor Desmond Miles. Aunque en un inicio se negó, Juno le mostró la verdad: su aliada Lucy Stillman, también infiltrada en el Proyecto Animus, le iba a traicionar impidiéndole volver con la hermandad. Asimismo, mediante los cálculos, el Asesino observó distintas realidades y sucesos que no hicieron sino resquebrajar aún más su salud mental[10].

Abandonado a su suerte y sin mayor futuro, Clay finalmente accedió al deseo de Juno y preparó el camino para el "Sujeto 17"[10]. Antes de suicidarse dibujó símbolos crípticos con su sangre en su dormitorio y el laboratorio, además de guardar una copia digital de su consciencia en el núcleo de memoria del Animus de Abstergo -que en un futuro permitiría a Desmond salir del coma producido por el efecto sangrado-.

Desmond Miles Editar

El camino al Fruto Editar
Miles-Juno

Juno apareciendo ante Desmond.

Tras revivir los recuerdos de Ezio Auditore da Firenze, Desmond Miles se dirigió al Coliseo Romano donde su antepasado ocultó un Fruto del Edén siglos atrás.

El 10 de octubre de 2012, mientras recorría un túnel subterráneo rumbo al Capitolio, Juno se le apareció en dos ocasiones y le recordó el mensaje entregado por Minerva a Ezio en 1499: pronto el mundo sería azotado nuevamente por una erupción solar[7].

El túnel le llevó a la basílica de Santa María de Araceli. Curiosamente Shaun mencionó que había sido construida sobre las ruinas del antiguo Templo de Juno. Activando palancas mientras oía la voz de la entidad, Desmond activó un mecanismo en forma de pedestal frente al altar que, al posar su mano encima, les llevó a una cripta. Estaban cada vez más cerca.

"Despertar al sexto" Editar
El Templo de Juno

Resguardada por dos estatuas de Juno, una puerta aguardaba. Desmond y los demás se acercaron, entonces pronunció la contraseña: 72. Se abrió.

Como Bruto describió en sus pergaminos, una enorme cámara se alzaba y un objeto de gran poder en el centro. Era el Fruto.

Tras activar otro pedestal, más plataformas y palancas. Mientras el Asesino las activaba, Juno apareció una vez más pero su tono era hostil. Se lamentaba amargamente de la inmerecida suerte que tuvo la humanidad al sobrevivir[7]. "¡DEBERÍAMOS HABEROS DEJADO COMO ERAIS!", exclamó, pero solo Desmond podía oír las voces. Finalmente activó todas las palancas y el camino al artefacto se despejó.

Tocando el Fruto, Miles pidió la ubicación de los templos que ayudarían a evitar el desastre y este proyectó varios símbolos. Shaun destacó un ojo masónico y un gorro frigio, pero justo cuando iba a explicar su significado Desmond tomó el Fruto, activándolo. El tiempo a su alrededor se congeló, y la voz de Juno guió sus pasos. Con tal de asegurar el artefacto en manos del Asesino, le mostró la verdad tal como hizo con Clay Kaczmarek: Lucy les traicionaría haciéndose con el Fruto, lo llevaría a Abstergo y estos lo usarían para desplegar un satélite que les permitiría controlar el mundo. Este explotaría destruyendo la esfera y no habría oportunidad contra el sol[7].

Desmond mata a Lucy

"Está hecho. El camino se abre ahora ante ti. Ya solo queda ella por hallar. Despertar al sexto. Ve. ¡SOLO!".

Aunque en un primer momento pareció ser Juno la que obligó a Desmond a acabar con su compañera, fue finalmente este quien tomó la decisión, clavando su hoja oculta en el abdomen de Lucy[1]. Luego ambos se desplomaron. Uno con un shock debido al efecto sangrado y la otra muerta[7].

Desmond no despertaría del coma hasta el 30 de octubre, gracias al nexo de sincronización[5].

El Gran Templo Editar

Colocando el Fruto en una abertura fue posible acceder al Gran Templo. Dentro encontraron un enorme yacimiento con diversas áreas, pero una estaba bloqueada por una enorme pared de energía.

Cuando el equipo se acercó, Desmond oyó la voz de Juno que le señaló su misión: "Debes encontrar la llave". Inmediatamente cayó inconsciente y fue conectado al Animus. Así, mediante sus antepasados Haytham Kenway y Connor Kenway, descubriría el paradero de un amuleto que les permitiría acceder al área bloqueada.
ACIII-ShardofEden 3

Juno explicando una de las soluciones fallidas.

A lo largo de ese período los Asesinos se enfocaron en encontrar la llave así como conseguir baterías para el templo. En sus ratos libres Desmond colocó aquellas fuentes de energía y exploró el lugar, teniendo conversaciones con Juno en las que aprendió sobre los seis intentos de los precursores para detener la Catástrofe de Toba[1].

Del mismo modo, Juno se manifestaba ante sus compañeros generando cierta incomodidad y teorías al respecto. En alguna ocasión, por curiosidad, William Miles le insultó y esta le lanzó una mirada fulminante.

Desmond también recibió numerosos correos electrónicos de Juno, expresando su ansiedad por encontrar la llave e instándolo a apresurarse. En otros mensajes expresó su disgusto por los humanos, aunque luego se excusaría alegando que se debía al largo tiempo que había estado allí[1].

Salvando al mundo, ¿o no? Editar
ACIII-GTEnd 2

Juno persuadiendo a Desmond para tocar el Ojo.

El 20 de diciembre de 2012, los Asesinos desenterraron el amuleto de la Hacienda Davenport sin mayores complicaciones.

A la medianoche regresaron al Gran Templo y colocaron la llave sobre la pared de energía. Segundos después esta desapareció y un gran callejón se alzó ante ellos. Al final del camino había un pedestal de forma circular, el Ojo, con Juno instando a Desmond a tocarlo para salvar al planeta[1].

Antes de hacerlo Minerva apareció inesperadamente. Intentando convencer a Desmond de no tocar el pedestal, le reveló la razón por la que Juno estaba prisionera en esas paredes y la amenaza que representaba para su gente. De ese modo Desmond se vio ante dos opciones: tocar el Ojo para salvar el mundo de la erupción solar a cambio de liberar a Juno o dejar que suceda el desastre, reconstruir la civilización, convertirse en leyenda e involuntariamente dar origen a una nueva guerra cíclica. El conflicto eterno se repetiría.

A pesar de las advertencias de Minerva, y consciente de que le costaría la vida, el Asesino decidió tocar el pedestal. Y así lo hizo, no sin antes pedir a sus compañeros abandonar el lugar. Desmond tocó el Ojo y lo activó mediante el ADN precursor en su sangre al tiempo que una enorme quemadura cubrió su antebrazo derecho.

Juno es libre

"Ya está. El mundo se ha salvado. Has cumplido bien tu papel, Desmond. Pero ahora... Ahora yo tengo que cumplir el mío".

Una aurora boreal planetaria salvó a la humanidad aquel día. Mientras tanto, ahora libre, Juno decidió poner en marcha su plan[1].

En su laboratorio en París, Álvaro Gramática presenció mediante un Sudario del Edén lo que había sucedido. Consus, cuya consciencia estaba atrapada en el telar, advirtió que todo estaba perdido[4].

La vida en el GrisEditar

Buscando un nuevo cuerpo Editar

2013 Editar

Tras ser liberada en el Gran Templo, la conciencia de Juno logró colarse en el equipo de los Asesinos confiscado por el equipo forense que encontró el cuerpo de Desmond. De ese modo se extendió a través de la red de Abstergo para vivir como una entidad digital. Este mundo virtual fue denominado el Gris[6].

AC4 The Bunker 11

Juno apareciendo ante el analista de investigación de Abstergo Entertainment.

A finales de 2013, John Standish, informático de Abstergo Entertainment, manipuló a un empleado para instalar un programa en el ordenador central del edificio en Montreal, Canadá.

Cuando lo hizo, además de obtener correos privados y otros archivos, liberó a Juno en forma de holograma. Standish, que era un Sabio, había planeado guiar al empleado con el fin de que su amada poseyese su cuerpo. Pero como no tenía la fuerza suficiente para un proceso así, solo fue capaz de manifestarse durante unos segundos antes de desvanecerse[6].

Furioso, John se dirigiría a la recámara del analista para envenenarlo pero terminó siendo liquidado por los agentes de seguridad. Involuntariamente esto fue conveniente para los planes de Juno ya que el cuerpo fue llevado ante Álvaro Gramática dándole la oportunidad de iniciar el Proyecto Fénix, una iniciativa que buscaba replicar un cuerpo precursor[11].

2014 Editar

Al año siguiente, Juno resurgió en un laboratorio Asesino en Protvino, Rusia, tomando posesión de Medeya Voronina, una científica que construyó un Animus para su hermandad. Sin embargo el uso de aquella máquina terminó mellando la cordura de todos en el laboratorio, incluyendo a Medeya.

Galina mata a su madre

Galina sobre el cuerpo sin vida de su madre.

Su hija Galina, la única cuerda en el grupo, contactó a una célula liderada por Gavin Banks para acabar con los Asesinos dementes. La última en caer fue Medeya, recostada sobre el Animus y balbuceando sobre "su esposo perdido" y el "color gris". Al instante que Galina clavó su hoja en el cráneo de su madre, Emmett Leary pudo observar un rostro en un ordenador, gritando.

Analizando el panorama Editar

El 17 de noviembre de 2013, Otso Berg y Violet da Costa, ambos miembros del Equipo Sigma, decidieron hacer un interrogatorio extraoficial. A pesar de la despreocupación del Círculo Interno, Berg tenía dudas respecto a un culto de seguidores de Juno. Tras haber puesto somníferos en el café de Gramática, tomaron el Sudario pero antes de comenzar apareció el científico. A pesar de la desobediencia del dúo, les dio permiso. Entonces Berg disparó a Violet y Consus comenzó a hablar. Molesto por los planes malvados de a quien denominó "la estratega", explicó el plan actual de la precursora: controlar el área gris de los sistemas hasta que un Sabio, imagen de su esposo Aita, preparase las condiciones para su regreso[4].

En una conversación con Melanie Lemay en 2014, Violet sugirió que Juno podía haber sido la responsable del virus liberado en los servidores de Helix en lugar de los Asesinos como se creía inicialmente. Asimismo, Lemay escribió un correo electrónico a Álvaro Gramática sobre la posibilidad de la interferencia de Juno en los sistemas de la empresa[11].

Da Costa tenía otra teoría sobre el plan de Juno que involucraba la singularidad. Si llegaba un punto en que los humanos se fusionaban con la tecnología entonces todos estarían bajo el control del Gris. A Berg esa posibilidad le resultaba tristemente irónica, pues Abstergo estaba llevando al mundo en esa dirección[12].

Obteniendo el SudarioEditar

Para 2015, Juno ya tenía algunos infiltrados entre los templarios. Uno de ellos era Violet da Costa. Como mano derecha de Otso Berg, fue parte de la operación desplegada en Londres para encontrar un Sudario del Edén. El éxito era clave para impulsar el desarrollo del Proyecto Fénix, que había sufrido un revés tras un ataque de los Asesinos el año anterior durante el cual otro Sudario fue destruido[4].

Paralelamente la hermandad movió sus cartas para encontrar el artefacto antes que ellos. Gracias a unos datos genéticos obtenidos de la oficina de Isabelle Ardant fueron capaces de descubrir el paradero del Sudario, con la ayuda de un Iniciado.

Juno WWI

Juno contactando al Iniciado de Helix.

Mientras revivía los recuerdos de Jacob e Evie Frye, fue contactado por Juno y trasladado a una simulación de la Primera Guerra Mundial con Lydia Frye como protagonista. Aunque se mostraba persuasiva e intentó convencer al Iniciado de pasarse a su bando, el objetivo principal de Juno era descubrir los progresos realizados por el Maestro Espía, un Sabio activo en ese período[3]. De ese modo descubrió una pista sobre el Koh-i-Noor, otra pieza clave en sus maquinaciones[2].

Finalmente, y tras un enfrentamiento bajo el Palacio de Buckingham, los templarios se hicieron con el Sudario. Da Costa se encargó de llevarlo a Gramática en su laboratorio secreto. Curiosa por saber qué haría con el artefacto, preguntó si lo usaría para crear un clon precursor. El mexicano dijo que en realidad le ayudaría a crear un cuerpo original desde cero. Contento porque el Proyecto Fénix iba viento en popa, se dirigió a avisar a Alan Rikkin de la buena noticia.

Juno hablando con Violet

"Te salvaré. Os salvaré a todos".

Mientras estaba sola, una pantalla se encendió mostrando el rostro de Juno. Dirigiéndose a Violet como su "instrumento", la felicitó por haber cumplido satisfactoriamente con su misión.

Saboteando esfuerzosEditar

Con los experimentos de Gramática en desarrollo nuevamente, los Instrumentos de la Primera Voluntad aumentaron sus filas. No solo acogiendo a desertores de los Asesinos y templarios sino también de otros grupos como Erudito[2].

Desde el Gris, Juno les encomendó hacerse con el Koh-i-Noor para así unir y controlar todos los Fragmentos del Edén cuando tuviera un cuerpo. Tamaño poder era crucial para implantar su Nuevo Orden Mundial pero aquellos planes peligraron ante las movidas de los templarios, que también estaban tras el artefacto[13].

En la primera mitad de 2016, Otso Berg conoció a André Bolden, veterano de la Guerra de Vietnam y heredero de un linaje relacionado a los Cruces Negras, castigadores de la orden que ejercían como guardianes del Koh-i-Noor. Haciéndole creer que el Animus podía ayudar con sus traumas de guerra, Abstergo accedió a las memorias de Jan van der Graff, un hombre del siglo XIX.

Violet se opone a la muerte de Bolden

Temiendo que llegasen a encontrar el artefacto, los Instrumentos intentaron liquidar a Berg y Bolden -plan al que Violet da Costa se opuso- pero solo consiguieron acrecentar las sospechas de Otso. Finalmente las memorias de Van der Graff resultaron en un callejón sin salida y el topo fue eliminado[13].

Por su parte, Berg decidió tomar en secreto el manto del Cruz Negra para investigar más incidentes dentro de la orden.

Resurrección y muerte Editar

Charlotte de la Cruz Editar

Consus se presenta a Hiram Stoddard

"Tu enemigo parece evidente, pequeña, pero el brillo de la montaña llama a muchos. En la cúspide presenciará SU verdadero despertar".

Paralelamente una joven Asesina llamada Charlotte de la Cruz descubrió que tenía un linaje más especial de lo que creía. Desde su comienzo en 2015 reviviendo las memorias de Thomas Stoddard, el nombre de Consus se le hizo familiar. A través de mensajes crípticos le advirtió de una "Montaña de Luz" cuyo brillo serviría de preludio al "verdadero despertar" de una entidad femenina.

No sería hasta el año siguiente que Charlotte entendería que estaba destinada a detener a Juno[14].

Armando un ejército Editar

Valiéndose de la tecnología de Abstergo y las técnicas de combate de los Asesinos, los Instrumentos pasaron a la ofensiva con el fin de traer de vuelta a Juno de una vez por todas. A la vez que buscaban el paradero del Koh-i-Noor descubrieron la existencia de otro Sabio, un niño llamado Elijah que resultó ser el hijo no reconocido de Desmond Miles[2].

Richmond fue enviado por Violet para "reclutar" al pequeño. Tras asesinar a la madre mientras su hijo aparentemente dormía llevó a Elijah con los Instrumentos quienes le explicaron su verdadera naturaleza y le mostraron su propósito en el plan de Juno. El niño aceptó sin rechistar.

Lo que no sabían era que, a diferencia de John Standish, Elijah podía controlar la personalidad subyacente de Aita. Además sí era consciente de lo que había pasado con su madre por lo que ocultó su odio esperando vengarse en el momento preciso[2].

En noviembre de 2016, Charlotte de la Cruz se conectó al Animus para revivir los recuerdos de Ignacio Cardona, un español que pudo haber estado en contacto con el Koh-i-Noor -cuyo nombre significaba "Montaña de Luz"-, pero no fue capaz de interactuar porque la máquina había sido saboteada. Mientras se hallaba atrapada en el corredor de memoria, De la Cruz sintió cómo una entidad la rodeaba. Se trataba de Juno que intentaba acceder a sus memorias genéticas para descubrir la ubicación del diamante[2].

Charlotte en el corredor de memoria

Charlotte sintiendo la presencia de Juno en el corredor de memoria.

A cambio tuvo que darle acceso a uno de sus recuerdos. Entonces Charlotte presenció el momento en que Saturno, padre de Juno, fue asesinado por rebeldes humanos. Así fue capaz de ver el poder del Koh-i-Noor y descubrió el alcance de la amenaza.

En un escondite, los Instrumentos recibieron la noticia a través de varias pantallas: el Koh-i-Noor se hallaba en España. Con la balanza a su favor decidieron movilizarse.

En Londres, Charlotte fue capaz de despertar y, aunque incrédula al inicio, explicó a sus compañeros que solo había una forma de enfrentar a Juno: aliándose con los templarios[2].

El Koh-i-Noor Editar

Tras dialogar con Otso Berg, también consciente de los planes de los Instrumentos, ambos bandos decidieron adoptar una tregua temporal.

De vuelta en la guarida, De la Cruz estaba lista para volver al Animus; sin embargo, a pesar de su insistencia, no pudo completar la sesión porque mientras más permanecía en la máquina más violenta era su reacción física, desde vomitar a convulsionar. De algún modo Juno estaba saboteando su cabeza. Previendo alguna complicación, Berg había pedido un favor a André Bolden, que llegó en el momento oportuno: una muestra de sangre. De ese modo, más un pequeño implemento en el Animus, fue capaz de continuar la búsqueda en la piel de Albert Bolden.

Minutos después la respuesta salió a la luz: el Koh-i-Noor estaba bajo los restos de una iglesia al sur de Barcelona[2].

Jasdip prediciendo el regreso de Juno

Jasdip llevándose el Koh-i-Noor.

Pero las cosas no resultaron del modo esperado. Aunque se hicieron con el artefacto a tiempo, los Instrumentos liderados por Jasdip Dhami atacaron el lugar totalmente armados y se lo llevaron.

Con el Koh-i-Noor en su poder, Juno sería capaz de unir y controlar todos los Fragmentos del Edén. El mundo parecía perdido. Pero Berg señaló que ella necesitaba algo más: un cuerpo. Así las cosas, llamó un avión y junto a los Asesinos partió rumbo al laboratorio de Álvaro Gramática[2].

El Proyecto Fénix Editar

En el laboratorio del Proyecto Fénix, un feto se encontraba en desarrollo. Gracias a células somáticas donadas por Elijah, Gramática había creado un cuerpo precursor femenino y mediante el Sudario del Edén aceleraba su crecimiento. En 24 horas estaría listo[2].

Juno no podía contener la sonrisa, estaba usando el trabajo de Consus en contra suya. Sin embargo, en la cápsula de desarrollo, la voz del aprendiz de Hefesto le advirtió que a pesar de todo Charlotte acabaría con sus planes. La "diosa" se mantenía confiada, creía que su contrincante era una débil muchachita.

Horas después, Gramática informó que la mezcla de ADN precursor y el Sudario era tan óptima que el desarrollo del feto se había acelerado. En seis horas el cuerpo de Juno estaría listo.

Juno está casi lista

"...tu diosa está casi lista, perra traicionera".

Justamente seis horas era lo que necesitaba el equipo de Berg y De la Cruz para llegar[2].

En su recámara, Elijah liquidó a Richmond con un destornillador y se dispuso a saldar cuentas con Juno.

El Día de la Resurrección Editar

Con una tormenta de arena acercándose, Charlotte descendió en paracaídas y un presentimiento no muy bueno la acompañó. Sus compañeros se dividieron en dos grupos para enfrentar a los Instrumentos mientras ella se escabulliría.

Luchando contra el viento se aferró a su misión, su destino, y entonces la vista de águila le señaló el lugar.

De la Cruz llegó justo cuando Juno se había liberado de su cápsula. Lanzándose sobre su presa para realizar un asesinato aéreo, no esperaba que la "diosa" previera su ataque y la congelase con rayos de energía producto del poder insuflado por el Sudario[2].

Incapaz de moverse, observó a su enemiga desplazarse y amenazar con acabar con todos pero entonces Elijah entró en escena. Tomando a hurtadillas el Koh-i-Noor lo acercó a su mano y enormes paredes de energía permitieron a sus compañeros llegar a ella, asimismo generó figuras con forma de minotauro para enfrentar a los Instrumentos.

Juno reclama el Koh-i-Noor

Pero eso no fue todo. Valiéndose del gran poder del diamante crearon una silueta de Consus que distrajo a Juno el tiempo suficiente para preparar un ataque. Cuando esta descubrió la treta montó en ira y lanzó unos rayos directo al techo del lugar, que empezó a desmoronarse, y reclamó al pequeño Sabio el Koh-i-Noor. Sin perder tiempo Charlotte corrió hasta clavar su hoja en el cuello de su objetivo.

Muerte de Juno

Charlotte eliminando a Juno.

Desangrándose, Juno cayó muerta en el acto[2]. Mientras tanto Elijah escapó por el conducto de ventilación llevándose el artefacto.

Una pared de escombros separó a Charlotte de sus compañeros, que se vieron obligados a escapar.

En los exteriores del laboratorio los Instrumentos rodearon al equipo Asesino-templario pero entonces Berg de un silbido llamó a sus refuerzos -el Equipo Sigma-, desarmó a Violet da Costa y ante la sorpresa de los Asesinos sacó un detonador. Kiyoshi Takakura intentó detenerlo pero fue en vano. Una enorme bola de fuego consumió el lugar, destruyendo el laboratorio y todo lo que había dentro, incluyendo a Charlotte y el cadáver de Juno[2].

CuriosidadesEditar

  • Juno, también llamada Juno Moneta ("la que advierte"), es la diosa del matrimonio en la mitología romana así como la reina de los dioses. Además es equivalente de la Hera griega, tanto en características como en personalidad. Su otro nombre, Uni, es usado en la mitología etrusca.
  • Juno no fue nombrada de forma explícita en Assassin's Creed: Brotherhood, y su nombre tampoco apareció en los créditos finales. La identidad del personaje fue confirmada por Nadia Verrucci en su sitio web.
  • La contraseña de Lucy Stillman en la red de email Hefesto era "Juno57", como se reveló en un correo electrónico que Desmond recibió de Erudito en Assassin's Creed: Brotherhood.
  • En Brotherhood, durante las apariciones de Juno en la cripta del Coliseo se puede escuchar una alteración siniestra de la música de Minerva de Assassin's Creed II.
  • Durante la explosión de Tunguska de 1908, cuatro entidades Isu, incluida Juno, se manifestaron ante Nikolai Orelov[15].
  • A Juno le resultó difícil enviar mensajes legibles en el Gran Templo, al menos por correo electrónico. Su nombre como remitente era una cadena de código binario, "01001010010101010100111001001111", que significaba "JUNO".
  • En sus correos a Desmond, Juno reveló que había varios sellos de memoria en el templo para él, pero que los había arrojado al abismo antes de su llegada[1].
  • Durante el enfrentamiento final contra Starrick en la cripta de Buckingham era posible observar estatuas de Juno. Sin embargo, en la época presente estas habían desaparecido.
  • Tras descubrir el destino del Maestro Espía en 2015, Juno lanzó una especie de manifiesto en el que se hizo llamar "la Madre de la sabiduría"[16].

AparicionesEditar

GaleríaEditar

Fuentes y/o referencias Editar

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 Assassin's Creed III
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 2,14 Assassin's Creed: Uprising
  3. 3,0 3,1 Assassin's Creed: Syndicate - La hora más oscura
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 Assassin's Creed: Syndicate - Base de datos
  5. 5,0 5,1 Assassin's Creed: Revelations, el videojuego
  6. 6,0 6,1 6,2 Assassin's Creed IV: Black Flag, el videojuego
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 Assassin's Creed: Brotherhood, el videojuego
  8. 8,0 8,1 Assassin's Creed: Brotherhood, la novela
  9. Assassin's Creed: Revelations, la novela
  10. 10,0 10,1 Assassin's Creed: Revelations, el videojuego - DLC El Archivo Perdido
  11. 11,0 11,1 Assassin's Creed: Unity, el videojuego
  12. Assassin's Creed: Rogue
  13. 13,0 13,1 Assassin's Creed: Templars
  14. Assassin's Creed (Titan Comics)
  15. Assassin's Creed: The Fall
  16. Assassin's Creed: Syndicate - El Maestro Espía