FANDOM



Logo Wikipedia
«Sus corazones están infestados de odio. Acabarán con nosotros y todo lo que existe si no hacemos algo. Debemos salvarlos de ellos mismos. Debemos salvarlos.»
―Juno refiriéndose a la humanidad.
Eraicon-BrotherhoodEraicon-The FallEraicon-RevelationsEraicon-Revelations bookEra-ACiEraicon-AC3Eraicon-AC4Eraicon-RogueEraicon-UnityEraicon-SyndicateEraicon-UprisingEraicon-TWCB

Juno (c. 75111 a. e. c - 2016), también conocida como Uni, fue una científica de la Primera Civilización y miembro de la Triada Capitolina junto a Júpiter y Minerva.

Buscando un modo de evitar la Catástrofe de Toba, Juno experimentó con su esposo Aita para demostrar que era posible trasladar la consciencia de un ser viviente a contenedores materiales pero en el procedimiento el sujeto sufrió daños mentales graves. Desolada, se vio obligada a acabar con su vida[1].

Resentida con la humanidad considerándolos una forma de vida inferior y destructiva, Juno consiguió sobrevivir al tiempo manipulando a su propia especie y a los seres humanos para alcanzar su resurrección. En 2016, ese plan estuvo a punto de concretarse gracias a los Instrumentos de la Primera Voluntad, un culto que la tenía como principal divinidad[2].

Biografía

Vida temprana

Juno nació en la ciudad de Feyan en el año 2195 de la Era Isu, dentro de la casta Illuminat[3].

En algún momento de su vida conoció y se enamoró de Aita, un científico como ella, con quien se casó. También se convirtió en un miembro de la Tríada Capitolina, junto a Júpiter y Minerva[4].

Guerra Humano-Isu

Tres siglos después de su muerte, Juno ingresó al laboratorio abandonado de Consus, un famoso científico Isu que creó los Sudarios del Edén, unos dispositivo altamente avanzados diseñados para sanar el cuerpo de su portador. Al encontrar el prototipo del Sudario, Juno descubrió que Consus había desarrollado la transferencia de conciencia y que estaba atrapado en su dispositivo. Juno aprendió todo sobre la vieja entidad, planeando usarla para sus propios fines. Juno también fue quien informó a Consus sobre la creación de la especie humana como los servidores de los Isu, una hazaña que Consus no creía posible.

Durante la Guerra Humano-Isu, Juno estuvo entre los que evitaron la lucha. En algún momento, Minerva, Juno y su padre, Saturno, estaban discutiendo sobre la creciente amenaza que representaba la raza esclava creada por los Isu para servirles. Juno despreciaba a los humanos y pedía su exterminio, burlándose de cómo trataban de emular a sus amos. Minerva respondió, diciendo que la humanidad se estaba volviendo más de lo que se pretendía que fueran, incluso creando canciones y artes, y que tal vez algún día podrían ser tratados como iguales. Como Saturno estuvo de acuerdo con Minerva, fue repentinamente apuñalado en la cabeza por uno de sus sirvientes humanos.

ACUp Juno & Koh-i-Noor

Juno usando el Koh-i-Noor

Llena de furia por la muerte de su padre, Juno usó el Koh-i-Noor para asesinar al humano que apuñalo a su padre y todos los humanos que se rebelaron con zarcillos de energía azul. Enloquecida por el dolor, afirmó que los humanos destruirían todo, los Isu y a los demás, y luego juro tratar con la humanidad para salvarlos de ellos mismos.

Recolección de conocimiento

Durante la guerra, varios científicos de los Isu descubrieron que la Tierra estaba a punto de ser alcanzada por una llamarada solar masiva e intentaron evitar la ruina de su civilización. Junto con Júpiter y Minerva, Juno construyó varios templos bajo tierra, a salvo de la guerra, en los que investigar métodos de salvación ante la inminente catástrofe. Los hallazgos de cada templo fueron enviados a un solo lugar, el Gran Templo.

Trio 1

Juno con Minerva y Júpiter

Juno permaneció en el Gran Templo con Júpiter y Minerva para analizar las posibles soluciones y poner a prueba las que encontraron alentadoras. Evaluaron seis en sucesión, encontrando que cada una era progresivamente más prometedora, pero que en definitiva eran callejones sin salida. Uno de esos intentos fue replicar parte del trabajo de Consus, transfiriendo las conciencias de los Isu a cuerpos sintéticos más resistentes para sobrevivir a la inminente destrucción y reconstrucción. El esposo de Juno, Aita, se ofreció voluntario para ser un sujeto de prueba, pero se convirtió en catatónico y Juno tuvo que sacrificarlo.

Con el tiempo, Minerva encontró una séptima solución, una que tenía el potencial de salvar el mundo. Usando un objeto llamado "el ojo", desplegarían un escudo magnético planetario que desviaría la llamarada.

Durante este tiempo, Juno comenzó a hacer planes para apoderarse del mundo y evitar que la humanidad lo heredara. Al enterarse de esto, Minerva y Júpiter encarcelaron la conciencia de Juno en la red del Gran Templo, con la esperanza de mantener al mundo a salvo de sus planes. Sin embargo, Minerva más tarde descubrió que Juno había alterado los patrones del ojo, para liberarla de su prisión al detener la llamarada. Minerva pensó que era mejor dejar que ocurriera el desastre, en lugar de liberar a Juno, y así ocurrió la catástrofe, matando a casi toda la Primera Civilización y a la humanidad.

Alcanzando el futuro

Durante los siguientes miles de años, los números de la Primera Civilización disminuyeron, y eventualmente se extinguieron. Sin embargo, antes de su final, los Isu manipularon los patrones de existencia, dejando pistas que conducían al Gran Templo, para que sus sucesores pudieran detener la próxima llamarada solar que golpearía la Tierra nuevamente setenta y cinco milenios después. Mientras tanto, la conciencia incorpórea de Juno vivió en su prisión digital. Mientras permanecía alojada dentro del Gran Templo, se acercó a otros humanos, en un esfuerzo por liberarse.

Antes de su encarcelamiento en el Ojo, Juno también logró manipular el código genético humano, implantando un disparador oculto que activaría y alteraría al azar la composición genética del individuo, cambiando su apariencia y dándoles los recuerdos de Aita, reviviendo parcialmente a su esposo en una forma humana, una y otra vez durante milenios. Algunos de esos Sabios permanecieron fieles al amor de Aita por su esposa y crearon cultos que veneraban a Juno y exigían su regreso.

ACIII-Remember 7

Juno y Ratonhnhaké:ton, dentro del Nexo

En algún momento durante o antes del siglo 18, los Kanien'kehá:ka encontraron uno de los artefactos de la Primera Civilización conocido como una Bola de Cristal. Ellos lo usaron para comunicarse con los "espíritus" de los miembros de la Primera Civilización. Cuando la Madre del Clan le permitió a Ratonhnhaké:ton comunicarse con el espíritu, en un intento por disuadirlo de abandonar el territorio sagrado de la tribu, se encontró con Juno.

Juno le dio acceso al Nexo, donde afirmó que se calcularon las probabilidades y se eligió el camino correcto. Ella lo convenció de unirse a los Asesinos en un intento de recuperar el amuleto de Haytham Kenway y evitar que los Templarios tuvieran acceso al Gran Templo. Una vez Ratonhnhaké:ton derrotó a los Templarios y recupero el amuleto, ella lo obligó a esconderlo donde supuestamente nadie podría encontrarlo.

Alistando ayuda

Después de experimentar largas sesiones en el Animus, Clay Kaczmarek había empezado a sufrir el efecto sangrado y, como resultado, confundió la división de sus recuerdos genéticos de los reales.

Alrededor de esta época, Juno se le acercó y se presentó y le dijo a Clay que había "venido a mostrarle el camino". Algún tiempo después, Clay afirmó poder ver "lo que alguna vez fue, volverá a ser".

Juno lo reconoció y le dijo que lo que tenía que hacer era claro y que debería ayudar a Desmond Miles. En respuesta, Clay descaradamente se negó, pero Juno solo dijo que su mensaje había esperado miles de años y que su promesa se cumpliría. Después de que Clay descubriera la verdadera lealtad de Lucy Stillman hacia los Templarios, accedió a la petición de Juno, suicidándose y escribiendo mensajes con su propia sangre en las paredes del laboratorio de Abstergo, aunque no antes de almacenar su propia conciencia en el Animus. Luego ayudó a Desmond mientras estaba atrapado en el Animus.

Buscando a Desmond

Miles-Juno

Juno aparece ante Desmond

Juno apareció cuatro veces como una forma holográfica ante Desmond Miles, cuando cruzó la Santa María en Aracoeli, en busca de la bóveda escondida en su interior. Sin embargo, ninguno de los otros que había acompañado a Desmond eran conscientes de su presencia.

Juno le habló de las bóvedas y su gente, antes de explicar la advertencia que Minerva había transmitido previamente a Ezio Auditore da Firenze en 1499; aunque su tono era notablemente más hostil hacia la humanidad. Al llamar al hombre ignorante, Juno habló de la mezcla de las líneas de sangre entre humanos y la Primera Civilización, una línea de la cual Desmond descendió, y lamentó airadamente que deberían haber dejado a la humanidad tal como era.

Cuando Desmond, Lucy Stillman, Shaun Hastings y Rebecca Crane llevaron el Fragmento del Edén dentro de la bóveda, Juno le habló a Desmond por última vez. Diciendo que el "viaje final" había comenzado, ella le habló de una mujer que lo acompañaría, pero primero, el camino tenía que ser abierto y las escalas equilibradas. Con eso, Juno influenció despiadadamente a Desmond a través del Fragmento del Edén, mostrándole visiones de la inevitable traición de Lucy y del fracaso de Ojo de Abstergo. Luego ella lo obligó a apuñalar a Lucy, asegurándose de que el Fragmento del Edén permaneciera con Desmond.

Gran templo

ACIII-ShardofEden 3

Juno explicando una de las soluciones fallidas

Después de que Desmond se recuperó del coma inducido por las acciones de Juno, junto con Rebecca, Shaun y su padre William Miles, llegaron al Gran Templo. Al acercarse a las partes internas del edificio, la voz de Juno se acercó a Desmond, instándolo a encontrar "la clave".

Como resultado, Desmond cayó en un estado de fuga del efecto sangrado, y su padre lo volvió a colocar en el Animus por su seguridad. Debido al mensaje de Juno, Desmond comenzó a buscar a través de los recuerdos de sus antepasados, Haytham Kenway y Ratonhnhaké:ton, buscando la llave.

En sus descansos del Animus, Desmond exploró el Templo y se encontró cara a cara con Juno varias veces. En cada reunión, detalló las seis formas en que la Primera Civilización trató de detener el inminente día del juicio final, incluido el uso de los Fragmentos del Edén para eliminar la amenaza y trasladarse a nuevos cuerpos para su protección. Este último reveló que Juno una vez tuvo un esposo con el nombre de Aita a quien la forzaron a matar, después de que la transferencia a los cuerpos similares a máquinas no funcionó bien.

Desmond también recibió numerosos correos electrónicos de Juno, expresando su ansiedad por encontrar la llave e instándolo a apresurarse. En unos pocos correos electrónicos, expresó su disgusto por los humanos, aunque más tarde dijo que estaba hablando así por el largo tiempo que había estado allí.

ACIII-GTEnd 2

Juno explica su solución a Desmond

Después de descubrir finalmente la ubicación de la llave, los Asesinos pudieron ingresar a las cámaras internas del Templo. Fue aquí donde Juno apareció nuevamente, pidiéndole a Desmond que tocara un dispositivo parecido a un pedestal para proteger al mundo de las llamaradas solares. Sin embargo, Minerva también apareció en esta cámara y reveló las verdaderas intenciones de Juno. Minerva explicó cómo y por qué Juno había sido encarcelada, y dijo que si Desmond activaba el pedestal, Juno sería liberada para tratar de hacer lo mismo otra vez. Ella también explicó cómo Desmond sería asesinado por el ojo.

Juno intentó razonar con Desmond sobre el destino del mundo, instándolo a usar el dispositivo para que la historia no se repitiera nuevamente. Finalmente aceptó a pesar de las súplicas de Minerva, por el bien del planeta, creyendo que la humanidad podría encontrar una forma de detener a Juno.

Mientras los otros Asesinos escapaban, Desmond tocó el pedestal y el dispositivo lo mató y la Tierra se salvó, sufriendo solo pequeños efectos. Ahora liberada de su prisión, Juno agradeció a Desmond por hacer su parte, antes de afirmar que era tiempo se asumir su papel.

La vida en el gris

Después de los eventos en el Gran Templo, la conciencia de Juno logró habitar el equipo informático de los Asesinos que había sido capturado por el equipo forense de Abstergo en busca del cuerpo de Desmond. A partir de ahí, se extendió a través de la web para habitar en una amplia variedad de sistemas en red; "El gris", como lo llamó John Standish, un empleado de informática que trabajaba para Abstergo Entertainment y una reencarnación de Aita.

AC4 The Bunker 11

Juno aparece ante el analista de investigación

Más tarde, John manipuló a un analista de investigación de Abstergo Entertainment para que redujera los sistemas de seguridad e intentó instalar un "programa" para Juno para que pudiera habitar el cuerpo del empleado. Cuando el nuevo empleado se encontró encerrado en el búnker de Abstergo Entertainment después de que Abstergo se diera cuenta de que había un hacker en las instalaciones, John le indicó que se reuniera con Juno, que apareció en forma de un holograma azul.

Juno declaró que podía "sentir", pero apenas podía "tocar", y aún era demasiado débil para habitar un recipiente orgánico. Ella cuestionó si el Gran Templo había sido activado demasiado pronto, pero bendijo a Desmond por su sacrificio al salvar el mundo para que sus hijos pudieran vivir para cumplir su propósito en el suyo. Entonces, Juno le indicó que todavía había más muestras y artefactos antes de que ella pudiera desaparecer. Antes de desaparecer, Juno les pidió a sus hijos, sus "instrumentos", que la sanaran una vez más. Luego desapareció y John se enfureció, ya que era su intención que Juno asumiera el cuerpo del empleado.

Al año siguiente, Juno resurgió en un laboratorio de los Asesinos en Protvino, Rusia, tomando posesión de la madre de Galina Voronina, que estaba sufriendo del efecto sangrado. Galina encontró a su madre balbuceando sobre la muerte de Aita, antes de terminar con su vida, momento en el que Juno, que se podía ver en los monitores del Animus, gritaba y desaparecía.

En una conversación entre las Templarias Melanie Lemay y Violet da Costa, Violet cree que Juno puede haber sido la responsable del virus liberado en los servidores de Helix, en lugar de los Asesinos, como se creía inicialmente. El Maestro Templario Juhani Otso Berg también recopiló información sobre Juno y sus seguidores, para que fuera presentada a sus compañeros Templarios. Además, Lemay intercambió un correo electrónico con Álvaro Gramática sobre la posibilidad de la interferencia de Juno con los sistemas Abstergo.

Construyendo un ejército

Para 2015, Juno se había puesto en contacto con los Templarios para crear una alianza. Debido a sus objetivos compartidos de un Nuevo Orden Mundial, dicha alianza demostró estar en su mejor interés conjunto. Ella comenzó a utilizar a Da Costa y el Proyecto Fénix de Gramática para hacer que el Sudario del Edén le hiciera un cuerpo Isu para escapar del Gris.

Durante la investigación de los Asesinos para encontrar el Sudario del Edén, Juno contactó a un individuo mientras exploraban los recuerdos de Jacob Frye y su hermana gemela Evie, desplazándolo de su investigación actual y enviándolo a otro lugar en el tiempo. Juno explicó no solo sobre ella, sino también sobre su misión al mostrar al iniciado los recuerdos de otro Frye que cazaba y mataba a un espía alemán, alegando que su camino salvaría al mundo y que si un Asesino pudo ver su camino, entonces el iniciado podía también.

Cuando Violet se puso en contacto con Juno después de recuperar el Sudario del Edén de la bóveda bajo el Palacio de Buckingham, le preocupaba que si alguien averiguaba qué había hecho Juno para escapar, habría complicaciones. Juno respondió diciendo que salvaría al mundo.

Resurrección y muerte

Juno.

Juno en el laboratorio de Álvaro Gramática

Mientras tanto, sus instrumentos comenzaron a encontrar la forma de recuperar el Koh-i-Noor y encontrar a Elijah, el hijo de Desmond, que contenía ADN de la Primera Civilización debido a que era un Sabio. Los instrumentos invadieron y tomaron el laboratorio de Álvaro Gramática, manteniéndolo como rehén. Álvaro extrajo el ADN de la Primera Civilización de la médula ósea de Elijah y utilizó hebras del Sudario del Edén para acelerar la velocidad de maduración del feto Isu, transformando a Juno en un Isu adulto en 24 horas.

Mientras maduraba, Consus se apareció a Juno y le dijo que nunca ganaría. Mientras Juno replicaba que tenía un nuevo cuerpo y que el Koh-i-Noor y ella había estado dentro de la cabeza de Charlotte. Consus afirmó que el testamento de Charlotte era mayor que el de Juno y que era por lo que ella perdería. Al llegar a la madurez, Juno habló con Gramática y comentó lo disgustada que solía estar con las cuerdas vocales, después de no tener unas desde hace miles de años, antes de decidir que la dejaran salir de la máquina.

Curiosidades

  • Juno, también llamada Juno Moneta (el Warner), era una diosa romana, Reina de los Dioses, protectora y consejera especial del estado. Ella era el equivalente de la diosa griega Hera tanto en características como en personalidad.
  • El otro nombre de Juno, Uni, era el equivalente etrusco de Hera.
  • Juno no fue nombrada en Assassin's Creed: Brotherhood, ni su nombre apareció durante los créditos finales. Por el contrario, el nombre de Juno fue revelado por Nadia Verrucci en su sitio web.
  • La contraseña de Lucy en el Email Hefesto era "Juno57", como se revela en un correo electrónico que Desmond recibió de Erudito en Assassin's Creed: Brotherhood.
  • En la novela de Assassin's Creed: Revelations, se dijo que Ezio se encontró con Juno, aunque exactamente no se especificó la fecha.
  • Al contactar a Desmond y Shaun por correo electrónico en el Gran Templo, a Juno inicialmente le resultó difícil enviar mensajes legibles. Su nombre como remitente era una cadena de código binario, "01001010010101010100111001001111", que podía traducirse para mostrar "JUNO".
  • En sus correos electrónicos a Desmond, Juno reveló que había varios sellos de memoria almacenados en el Templo, que era probable que Desmond los viera, y que los había arrojado a todos al abismo debajo del complejo en los años intermedios.
  • Cuando Juno hace sus apariciones a Desmond debajo de Santa María en Aracoeli en Brotherhood, se puede escuchar una alteración siniestra de la música de Minerva de Assassin's Creed II.

Apariciones

Galería

Fuentes y/o referencias

  1. Assassin's Creed III
  2. Assassin's Creed: Uprising
  3. Assassin's Creed: Syndicate
  4. Assassin's Creed III