FANDOM


Eraicon-AC4Eraicon-ACPEraicon-MemoriesEraicon-Blackflag-BookEraicon-Templars

Logo Wikipedia


Laureano de Torres y Ayala (1645 - 1722) fue el gobernador español de Florida desde 1693-1699, gobernador de Cuba en dos ocasiones entre 1707 y 1716, así como el Gran Maestro de la Orden del Temple en el Caribe.

Biografía

Primeros años

Hijo de los señores Tomás de Torres y Ayala y Elvira de Quadros Castellanos, Laureano de Torres y Ayala nació en 1645 en La Habana, Cuba, pero se crió en Madrid, España. Torres se unió al Ejército español en su adolescencia y se convirtió en un templario a sus veinte años. Alrededor de ese tiempo, Torres fue encargado por el consejo Templarios para localizar el Observatorio. En 1673, Torres entró en contacto con el Sabio Thom Kavanagh, que estaba al servicio de Peter Beckford en el momento. Aunque Torres intentó hablar con Kavanagh, además, que por la noche, un grupo de Assassins, dirigido por el mentor Bahlam, atacó a los hombres de Torres y escapó con el Sabio.

Gracias a las conexiones de los templarios, más tarde fue nombrado gobernador de los territorios españoles en Florida, cargo que ocupó desde 1693 hasta 1699. Luego regresó a Europa para participar en el Guerra de Sucesión Española.En 1708, Torres fue nombrado gobernador de Cuba, cargo que ocupó hasta que fue arrestado por cargos de corrupción en 1711. Torres fue finalmente absuelto de estos cargos y se las arregló para ganar una reelección dos años más tarde. Durante su mandato como gobernador, Torres hizo varias mejoras duraderas a la ciudad, incluyendo el fortalecimiento de las defensas de la isla y empezar la producción de tabaco, lo que fortalece la economía de Cuba y la Orden del Temple. Durante este tiempo, él tomó al hombre británico conocido como El Tiburón como su guardaespaldas personal.

Buscando el Observatorio

«Juntos encontraremos ese Observatorio. Con su poder caerán los reyes, temblará el clero y conquistaremos mentes y corazones.»
―Laureano de Torres[fte]

En algún momento, Torres se le encomendó la tarea de localizar un sitio de la Primera Civilización conocido como el Observatorio. Después de dos décadas de búsqueda, Torres contacto con Duncan Walpole, un asesino traicionero que desea unirse a la Orden del Temple. Al ver esto como una oportunidad para dar un golpe demoledor a los asesinos y adquirir más información del Observatorio, Torres organizó una reunión con Walpole, tenia que llevar mapas que detallasen la ubicación de la Orden de los Asesinos en las Indias Occidentales, así como un fragmento de Vial de sangre.

Mister Walpole I Presume 9

Torres con los demás templarios

Junto con sus compañero templarios Julien du Casse y Woodes Rogers, Torres conspiró para utilizar al Sabio Bartholomew Roberts, que estaba bajo su custodia, para tener acceso al Observatorio, con el fin de controlar a los imperios europeos desde las sombras. Sin embargo, Walpole habían sido asesinados por el pirata Edward Kenway, quien llegó a La Habana para recoger la recompensa inicialmente prometida Walpole. Ajeno a esto, Torres acogió formalmente 'Walpole', Rogers y Du Casse en la Orden del Temple, antes de explicar sus planes.

A la mañana siguiente, los cuatro se reunieron de nuevo en los muelles de La Habana, donde tomaron a Roberts bajo su custodia. Sin embargo, mientras escoltaba al hombre a la mansión de Torres, el grupo fue atacado por los asesinos. Kenway logró salvar a Torres de sus atacantes y recapturar al Sabio, que había huido en la confusión. Torres luego pagó Kenway por sus servicios. Sin embargo, Kenway estaba insatisfecho con la cantidad que había pagado y decidió liberar a Roberts de la prisión de Torres, viendo una oportunidad para una mayor ganancia en el Observatorio.

Aunque Kenway pudo acceder a la prisión, se encontró con que Roberts ya había escapado una vez más. Torres luego reapareció y envió un Kenway encarcelado en un navío atracado en el puerto de La Habana.

Reubicación de Sage

«Conozco tu rostro, pirata. Pero antes tenías un nombre falso.»
―Laureano de Torres[fte]

En noviembre de 1715, Torres habló con el Holandés esclavista Laurens Prins sobre Roberts, pero no tuvo éxito en el descubrimiento de la ubicación del hombre. En 1716, Torres se retiró del cargo de gobernador, fundando organizaciones benéficas tales como hospitales.

Mientras que el Observatorio era su principal preocupación, la interrupción de los templarios Torres actividades navales por Samuel Bellamy, un Asesino haciéndose pasar por un pirata, también se convirtió en una cuestión de preocupación. En enero de 1717, el Gran Maestro en secreto se reunió con el cazador de piratas ingleses y compañeros templarios Francisco Hume, pidiéndole que intensifique sus esfuerzos para poner fin a Bellamy y los que trabajan con él, evitando así más daño a los intereses de los templarios.

The Forts 6

Torres en el fuerte

Semanas más tarde, Prins contacto con Torres y afirmó tener a Roberts en su poder. Torres reunio una cantidad apropiada de oro para asegurar el rescate de Robert e inicio rumbo hacia Kingston, con parada en el fuerte de Punta Guárico en el camino. Edward Kenway se había enterado de la gran suma de oro y el y su tripulación invadieron la fortaleza, descubrieron a Torres bebiendo tranquilamente el té en la sala de guerra como el fuerte quemado. Sin embargo, en lugar de simplemente tomar el tesoro, Kenway decidió utilizar a Torres como cebo en un plan para localizar a Roberts y una vez más, tratar de descubrir la ubicación del Observatorio.

Junto con Kenway, Torres llegó a Kingston y se reunió con Prins, camino con el holandés por las calles de la ciudad. Hablaron de política, esclavitud y la guerra en el camino, los dos finalmente llegaron a una parada, donde Torres trató de negociar con Prins. Sin embargo, el esclavista había visto Kenway y el asesino James Kidd fue a por ellos, los dos hombres huyeron, mientras que los dos piratas lucharon contra un grupo de guardias.

Dos años más tarde, en 1719, Torres se encontraba en la ciudad, una vez más, estaba reunido con Woodes Rogers y el recién convertido Benjamin Hornigold para discutir un nuevo intento de localizar al Sabio. Después de saber que Hornigold había enviado a dos de sus hombres, Josiah Burgess y John Cockram, a la isla africana de Príncipe, Torres se fue y regresó a Cuba. Sin embargo, durante la conversación, Torres insistió en que sus compañeros templarios almacenan una gota de su sangre en un frasco , como un juramento de lealtad a su Orden, que más tarde se envió a un almacén Templarios en Río de Janeiro a través de una flota portuguesa. Los otros templarios estuvieron de acuerdo y dieron su sangre con el entendimiento de que no se utiliza, aunque el propio Torres presentó en secreto la sangre de un señuelo; Edward Kenway más tarde recuperar estos viales de sangre, junto con Bartholomew Roberts.

Perseguido por Edward Kenway

«Tienes fuertes convicciones. Te sientan bien...»
―Ultimas palabras de Torres[fte]

En 1722, los templarios finalmente encontraron el Observatorio situado en Long Bay, Jamaica. Torres fue capaz de reunir un regimiento de tropas españolas para la expedición. Torres fue con El Tiburón a La Habana. Kenway siguio a El Tiburón por las calles de La Habana y llegó al Castillo de San Salvador de la Punta, donde mató tanto a El Tiburón como al señuelo de Torres. Al darse cuenta del engaño de Torres, Kenway apresuradamente se dirigió hacia el Observatorio.

Ever a Splinter 8

Muerte de Torres

A pesar de todo, Torres había accedido a la instalación antes de la llegada de Kenway, sus tropas masacraron a los guardianes del Observatorio y quemaron sus aldeas. Torres involuntariamente activa una serie de medidas de seguridad mortales que mataron a la mayoría de sus hombres. Después de eliminar a los soldados sobrevivientes mediante la utilización de las defensas, Kenway subió alrededor de la cámara antes de matar al Gran Maestro con su hoja oculta. Como parte de sus últimas palabras, Torres felicitó Kenway por la fuerza de sus creencias en el derecho de la humanidad a ser libres.

Personalidad y Rasgos

Torres mostraba disgusto por la práctica de la esclavitud, ya que estaba totalmente convencido de que el propósito de los templarios es guiar a la civilizaciones a su destino. Incluso respetaba la capacidad de convicción de los asesinos.

Era hombre cortés, tenía un encanto impecable. Él creía que las mejores y más brillantes personas podían prosperar independientemente de las circunstancias y la educación, y fue sobre todo el único templario que trato a Kenway con una cantidad sustancial de respeto sin hacer caso a su clase.

Torres mostraba una falta notable de crueldad; no dejó que El Tiburón golpeara a Kenway más de lo necesario, pero también trató de evitarle una segunda vez, aunque sea por un precio, cuando fue capturado. El único momento en el que demostró algún signo de malicia fue cuando sus soldados mataron a los guardianes del Observatorio.

Galería

Referencias

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar