FANDOM


Eraicon-Templars

Altaïr: «Nos traicionaste. A nosotros, tus hermanos que te protegemos del peligro.»
Masun: «He hecho lo que creía justo. Si piensas matarme por ello, hazlo. No temo a la muerte.»
— Altaïr interrogando a Masun, 1191[fte.]

Masun (muerto en 1191) era un residente y predicador de la aldea de Masyaf que se convirtió en un entusiasta devoto de la ideología de templaria en oposición a los Asesinos que gobernaban la aldea. Con ese fin, traicionó su hogar a los caballeros templarios cuando invadieron, un acto que se encargaría de su arresto y ejecución después de que el ataque fuera rechazado.

BiografíaEditar

«¡Veo cómo me miráis! ¡Y he oído lo que decís de mí! ¡Traidor! ¡No soy un traidor! ¡Es Al Mualim quien nos ha entregado! ¡Ya lo veréis! ¡Pronto vuestros ojos se abrirán a la verdad! ¡Estamos en el umbral que separa a este mundo de un mundo nuevo! ¡Un lugar mejor, donde todos seremos iguales! ¡Pero gente como Al Mualim, quiere ver destruido este sueño! ¡El ataque de hoy ha sido el primero, habrá más hasta que os arrepintáis! Renunciad a vuestros pecados. ¡Sublevaos contra ese loco de Masyaf! ¡Denunciad sus mentiras!»
―Masun predicando a Masyaf, 1191[fte]

En algún momento durante o antes de 1191, Masun estuvo expuesto al espíritu de la orden de los templarios y se convirtió en un entusiasta converso a su cosmovisión. Para ese fin, trabajó en tándem con Jamal, un Asesino de Masyaf que había desertado en secreto a los templarios. Los dos se comunicaron entre sí a través de un cestero local que actuó como un conducto para sus cartas.

Cuando los templarios llegaron a Masyaf en 1191 en busca del Fruto del Edén arrebatado por al Asesino Malik Al-Sayf en el [Templo de Salomón]], Masun abrió las puertas para los invasores según las instrucciones de Jamal a través de una carta, como de costumbre, entregada a través del cestero. Esto permitió a los templarios [[Asedio de Masyaf (1191)|asediar] al pueblo y la fortaleza, pero el asedio fue rechazado cuando el Asesino Altaïr Ibn-La'Ahad soltó una trampa de troncos gigante, que mataron a una gran cantidad de soldados templarios.

Tras el fallido ataque, Masun temió con razón que los Asesinos estaban cerca de descubrir su traición con Jamal. Evitó encontrarse con Jamal directamente otra vez y le escribió una carta instándole a huir a Damasco con el dinero que escondía para él cerca del ciprés muerto en la aldea. Aunque ansioso de que su traición fuera expuesta, resolvió quedarse en Masyaf en lugar de huir, creyendo que era su deber reunir a la gente de Masyaf contra los Asesinos.

Para entonces, apenas unas horas después de la batalla, los Asesinos, e incluso algunos de los aldeanos, ya eran conscientes de la traición de Masun; al menos uno de ellos incluso lo había visto abrir la puerta a los templarios. Sin embargo, Al Mualim, el líder de los Asesinos, retrasó su arresto para proporcionar una misión simple y de inicio para Altaïr, quien había sido degradado al rango de novicio por sus transgresiones que llevaron al ataque. A Altaïr se le asignó investigar la identidad del traidor y detenerlo.

La investigación del Asesino resultó bastante fácil: después de oír a dos aldeanos hablar sobre la traición de Masun, él hurto al cestero la última carta que Masun le escribió a Jamal, y luego encontró al propio Masun de pie en el centro del pueblo gritando a la gente que se levantara contra Al Mualim. Al interrogar Masun en un área aislada, el hombre reveló su lealtad a los templarios, así como la identidad de su cómplice Jamal, a lo que Altaïr llevó al traidor a Al Mualim. Allí, a Masun se le dio una última oportunidad de arrepentirse, aunque el hombre permaneció desafiante, lo que llevó al Mentor a ejecutarlo.

Personalidad y característicasEditar

Al Mualim: «Aún puedes arrepentirte. Renuncia al mal en tu corazón.»
Masun: «¡Lo que hay en mi corazón no es el mal, es la verdad! No me arrepiento.»
— Masun justo antes de ser ejecutado por Al Mualim, 1191[fte.]

Masun creía fervientemente en la causa de los templarios, afirmando que su objetivo: forjar un nuevo mundo al servicio de los templarios libres de sufrimiento o conflicto era noble. Para él, los ideales de los templarios eran una verdad pura e irrefutable, ausente de culpa. Por esta razón, su lealtad a los sueños de los templarios fue inquebrantable, incluso frente a la muerte. Tal fue el alcance de sus convicciones que hizo a un lado la cautela y el pragmatismo para predicar públicamente a la gente de Masyaf lo que él creía que era la virtud de los templarios contra los caprichos corruptos de Al Mualim y los Asesinos. En su mente, a pesar de que se exponía peligrosamente a sus adversarios, era el curso de acción correcto porque era justo. Permaneció desafiante y fiel a los templarios hasta el final, negándose a temblar o rendirse, viéndose a sí mismo como un mártir de una causa justa; su afirmación a Altaïr de que no tenía miedo de morir por sus creencias resultó ser cierta.

GaleríaEditar

CuriosidadesEditar

  • El nombre Maṣūn (مصون) significa "bien protegido" o "salvaguardado" en árabe.
    • Irónicamente, la noticia de la traición de Masun fue fácil de descubrir, ya que solo requería una carta para conocerla, en oposición a las investigaciones más extensas que Altaïr tenía que realizar para sus objetivos posteriores.
  • En Assassin's Creed, Masun es la única persona que Altaïr no mata después de un interrogatorio, ya que todos los demás se ejecutan con la Hoja oculta poco después de que el Asesino haya extraído toda la información que pueda de ellos.
  • El modelo de personaje de Masun es idéntico al de los otros heraldos templarios que son interrogados por Altaïr en Jerusalén y Damasco.
  • El arresto y ejecución de Masun no es detallado en la novelaAssassin's Creed: The Secret Crusade, con la traición suya y de Jamal omitida por completo, y Altaïr viaja directamente a Damasco para el asesinato de Tamir después de su degradación.
  • La decisión de Masun de predicar públicamente ante todo Masyaf para defender la causa de los templarios contra los Asesinos es irónica, como en su carta a Jamal, inicialmente enfatiza que su traición no debe ser descubierta. En la misma carta, él entonces se contradice al declarar su intención de alentar a los aldeanos contra los Asesinos.

AparicionesEditar

ReferenciasEditar