FANDOM


Los oficiales fueron blanco de asesinatos menores durante el Renacimiento que falsamente afirman haber sido testigos de los crímenes cometidos por los asesinos y testificaron en contra de ellos.

Si Ezio Auditore da Firenze cometió un acto ilegal en una ciudad italiana, los oficiales, que eran miembros respetados de la sociedad, aceptaban sobornos de los templarios y comenzaron a declarar falsamente que habían presenciado cuando cometían esos actos.[1][2]

A medida que su fama crecía, Ezio suele buscar a los oficiales y asesinarlos para silenciar su testimonio. Sin embargo, la mayoría de los oficiales en toda Italia eran paranoicos y huyen a la vista del asesino, a menos que se mezcle con los civiles cercanos.[1][2]

En Constantinopla, en el siglo 16, los oficiales se quedan y combaten a Ezio en caso de que le detectara, y siempre estaban acompañados por una pareja de milicianos bizantino.[3]

Trivia

  • Los oficiales siempre se llevan algo de dinero, lo que podría ser obtenido de los cuerpos después de matarlos. Sin embargo, rara vez poseían algo más.
  • Las autoridades de Constantinopla llevaba la misma ropa que los banqueros.


Referencias