FANDOM


Logo Wikipedia
«Que el Padre de la Sabiduría nos guíe.»
―Lema de los Templarios[fte]

La Orden de los Templarios, conocida también como la Orden de los Caballeros Templarios, los Pobres Compañeros-Soldados de Cristo del Templo de Salomón, la Orden del Templo de Salomón es una orden militar monástica convertida en gobierno mítico en las sombras que en los tiempos modernos fundó y controla un conglomerado corporativo multinacional llamado Industrias Abstergo. Antes de su fundación oficial como una Orden caballeresca, se los conocía bajo varios nombres, incluidos los Hijos de Caín y la Orden de los Antiguos. Los Templarios buscan crear un mundo perfecto, aunque su interpretación de los mismos contrasta directamente con los ideales de sus enemigos juramentados, la Hermandad Asesina.

Mientras que los Asesinos afirman que la utopía puede lograrse algún día a través de un proceso gradual de aprendizaje de la tolerancia y la comprensión mutua, los Templarios clásicamente insisten en que la naturaleza humana es demasiado propensa a la corrupción para que esto sea una posibilidad. La clave de su sueño es la imposición de un Nuevo Orden Mundial, y ellos vislumbran que la verdadera paz solo puede venir cuando toda la humanidad es guiada por una sociedad iluminada de personas, a sus ojos, ellos.

Debido a este conflicto en la ideología, los Templarios se involucraron en una guerra encubierta contra los Asesinos, que abarcó milenios y continuó en la era moderna. Los Templarios también se han convertido en enemigos de los Instrumentos de la Primera Voluntad, un culto que juraron sus vidas para restaurar el dominio de los Isu sobre la humanidad.

Ideología y metas

Sistema de creencias religiosas

AC1-Templar-Knight

Un Templario durante la Tercera Cruzada

La existencia de los Templarios se hizo conocida al público en 1129, cuando su orden militar fue respaldada por la Santa Sede como un medio para contrarrestar la creciente amenaza contra Tierra Santa por parte de los sarracenos, y para proteger la ciudad de Jerusalén. Con el tiempo, los Templarios comenzaron a creer que estaba en su poder unir al mundo en paz.

Su sistema de creencias cambió mucho con el descubrimiento de los Fragmentos del Edén; comenzaron a especular que todas las religiones eran probablemente falsas y esto llevó a la Orden a convertirse en algo agnóstica, aunque en su mayoría deísta debido a que todavía conservaba la creencia en un Ser Supremo llamado el Padre del Entendimiento. Mantenían públicamente la pretensión de seguir las costumbres cristianas para no perder el apoyo de la Iglesia.

Sin embargo, Templarios selectos como David Brewster eran profundamente religiosos, creyendo que los poderosos artefactos provenían de Dios mismo. Incluso Maximilien de Robespierre intentó establecer una religión deísta, el Culto del Ser Supremo, basado en la Doctrina Templaria. Durante la persecución de los Templarios, el último Gran Maestro Templario conocido públicamente, Jacques de Molay, maldijo al Rey Felipe IV y al Papa Clemente V quienes responderían por sus crímenes ante Dios Todopoderoso. Cuando los Templarios españoles estaban limpiando su nación de "herejes", declararon que Dios castigaría sus almas. Incluso Tomás de Torquemada creía que el trabajo de los Templarios era solo el mandato de Dios.

Mientras Victoria Bibeau admiraba algunas de las obras del Asesino Gabriel Laxart, cuando luchaba al lado de Juana de Arco, quien era descendiente de Gabriel Simon Hathaway, un Templario de alto rango, veía y comentaba sobre las misiones y devociones como "herejía". Incluso se sabe que los Templarios bendicen a otros con la frase "Que el Padre del entendimiento nos guíe", una práctica religiosa que incluso continuó desde su antigua encarnación, la Orden de los Antiguos y su última encarnación moderna, Industrias Abstergo.

Metas

El verdadero objetivo de los Templarios es guiar e iluminar a la humanidad para transformar el mundo en una utopía progresiva autosostenida, limpiada de su naturaleza bárbara. Los Templarios ven este paso como necesario para el mundo, dado el hecho de que la humanidad fue creada para servir y ser liderada por la Primera Civilización en primer lugar.

Obsesión con los Fragmentos del Edén

Al darse cuenta del poder que los Fragmentos del Edén tenían sobre los seres humanos, los Templarios comenzaron a buscar los artefactos. En 1191, Roberto de Sable, entonces Gran Maestro de la Orden, buscó personalmente el legendario Fragmento del Edén, enterrado en las catacumbas del Templo de Salomón, debajo del Monte del Templo. El robo de esta Pieza del Edén por la Orden de los Asesinos renovó el conflicto sostenido entre las dos organizaciones, que terminó con la muerte de De Sable en Arsuf y Armand Bouchart en Limassol. A pesar de este revés, la Orden continuó su misión de crear un mundo de paz, mediante la manipulación de las Piezas del Edén.

A medida que pasaba el tiempo, los Templarios se enfocaron más en las Piezas del Edén, en lugar de operar para transformar e influenciar a la sociedad a través de medios no sobrenaturales. Sus objetivos cambiaron a medida que buscaban controlar y unificar el mundo entero utilizando las Piezas del Edén para crear un "Nuevo Orden Mundial".

Opiniones sobre la humanidad

La Doctrina Templaria estaba basada en una visión inherentemente pesimista de la humanidad. A diferencia de los Asesinos, que creían que el libre albedrío era una cualidad inherente y un derecho para toda la humanidad, los Templarios insistieron en que la "libertad" causaba caos y agitación, y en última instancia amenazaba el tejido de la civilización misma. Por lo tanto, los Templarios creen que el orden, el propósito y la dirección son clave en la construcción de un mundo perfecto. Los Templarios más moderados tratarían de influir en la humanidad para tener disciplina y moderación, así como optar por un control gubernamental más estricto y centralizado. Los Templarios más fanáticos, sin embargo, apuntarían a la destrucción total del libre albedrío y al control absoluto sobre la humanidad.

Comprometidos por la paz

Es fácil confundir la búsqueda de control de los Templarios como una búsqueda de poder. Mientras que muchos Templarios estaban realmente tras el poder, la ideología básica de la Orden en sí misma es lograr el control para permitir a la humanidad trascender más allá de sus raíces animales, y convertirse en una especie perfectamente armoniosa y en paz. Es por eso que los Templarios tienden a estar de acuerdo con los Asesinos cuando se trata de buscar la paz, pero detestan su búsqueda de la libertad. En raras ocasiones, cuando hay paz entre los Asesinos y los Templarios, como durante el mandato de François de la Serre como Gran Maestre, los elementos radicales de ambos lados pueden intentar reanudar el conflicto. Francois de la Serre y su homólogo Asesino, Honoré Mirabeau, acordaron unir las dos Ordenes en la búsqueda exclusiva de la paz utilizando tanto el control como la libertad. Sin embargo, antes de que pudieran promulgar esta asociación, ambos fueron asesinados por sus subordinados más radicales y fanáticos para priorizar la paz sobre su ideología.

Prácticas éticas y no éticas

A pesar de los nobles ideales de la Orden, los Templarios eran a menudo consecuencialistas cuando se trataba de sus métodos, que incluían el subterfugio, la manipulación de individuos así como los acontecimientos, el asesinato e incluso la guerra. El tratamiento de los Templarios a individuos como Desmond Miles, Daniel Cross y Clay Kaczmarek puede percibirse como no ético desde un punto de vista aislado, aunque los Templarios argumentarían que sus muchas atrocidades a lo largo de la historia se han cometido en nombre del bien mayor. Los Templarios son liberales en sus métodos utilizados en nombre del bien mayor, y son percibidos por muchos como "malvados" o "corruptos", o al menos propensos a la dominación en muchos casos. Sin embargo, mientras algunos Templarios cometen esas atrocidades son plenamente conscientes de la magnitud de sus acciones, otros simplemente desconocen las atrocidades cometidas en nombre del bien mayor. Algunos, como Maria Thorpe, eligen dejar a la Orden Templaria en desacuerdo con los métodos de la Orden. Sin embargo, para aquellos que estaban empapados en los planes y secretos de la Orden, dejar la Orden era una tarea casi imposible, ya que generalmente se les habría matado para evitar que revelaran información de la que formaban parte. Los Templarios tampoco tuvieron problemas para suprimir el conocimiento, como cuando trataron de eliminar a Nicolás Copérnico y asesinaron a Alan Turing, si era conveniente para sus propósitos, a pesar de sus afirmaciones de que buscaban elevar a la humanidad.

En varios momentos de la historia, como durante el siglo XVIII, los Templarios se opusieron al tratamiento poco ético y al asesinato innecesario de inocentes, aunque su definición de "inocente" era menos amplia que la de la Hermandad Asesina. A principios del siglo XVIII, los Templarios habían llegado a considerar la esclavitud como una práctica innecesaria y cuestionable; Laureano de Torres y Ayala creía que "un cuerpo esclavizado inspira a la mente a rebelarse. Pero esclaviza la mente de un hombre y su cuerpo te seguirá de manera natural". Tan fuerte fue el disgusto de los Templarios por la práctica que al menos uno miembro, Woodes Rogers, se vio obligado a abandonar la Orden por continuar comerciando con esclavos. Muchos Templarios a lo largo de la historia han mostrado muy poco problema con perjudicar a personas inocentes por el supuesto bien supremo; Edward Braddock masacró notablemente a innumerables personas inocentes simplemente porque se interpusieron en su camino o porque creía que la muerte al azar provocaría que la gente temiera desobedecer. Incluso se ha demostrado que los niños no son inmunes a la crueldad Templaria; el Rito Británico usó ampliamente (y promovió) el trabajo infantil sin tener en cuenta los peligros a los que se enfrentaban estos trabajadores, la purga moderna de la Orden de los Asesinos tenía niños asesinados sin piedad en un intento de erradicar a los Asesinos y varios miembros del Círculo interno mostraron pocos escrúpulos hacia los niños atrapados en el fuego cruzado (o en el caso de uno, diseccionado para la investigación) de sus operaciones.

Vulnerabilidad a la corrupción

La naturaleza de la Orden, que implica la adquisición y el ejercicio del poder, hace que los Templarios sean muy susceptibles a la arrogancia y la corrupción. Muchos han usado la causa de los Templarios como un escudo o un trampolín para promover sus propios deseos egoístas y crueles, obteniendo poder no para el beneficio de la humanidad como es el deseo de la Orden, sino por el propio poder. Otros, como Thomas Hickey o Juan Borgia, también utilizaron las considerables conexiones, la riqueza y el poder de la Orden para obtener riqueza y lujos propios.

Los visionarios Templarios dedicados, que están completamente convencidos de la rectitud de la causa de la Orden y que vivieron al servicio de tal ideal, como Haytham Kenway y el príncipe Ahmet, son pocos y distantes. Algunos Templarios como el coronel George Monro vieron a sí mismos y a sus compañeros Templarios como protectores benévolos y proveedores de la humanidad, un acto que causó que algunos Asesinos desertaran a la Orden Templaria. El Templario moderno Juhani Otso Berg tomó a estos benévolos Templarios como sus ejemplos influyente e inspirador en cuanto a qué debería ser realmente un Templario.

Durante el Renacimiento italiano, los objetivos Templarios fueron corrompidos por Rodrigo y César Borgia para buscar el poder y la dominación a toda costa, que está muy lejos de su noble motivo original. Los Templarios modernos ven a los Borgia como tiranos libertinos y consideran que su mandato es una Edad Oscura de la Orden.

Juramento de iniciación

Al igual que sus enemigos, la Hermandad Asesina, la Orden Templaria también tiene tres principios sagrados:

  1. "Defender los principios de nuestra Orden y todo lo que representamos".
  2. "Nunca compartir nuestros secretos ni divulgar la verdadera naturaleza de nuestro trabajo".
  3. "Hazlo hasta la muerte, cueste lo que cueste".

Se espera que los Templarios mantengan a estos tres preceptos sagrados en todo momento y quebrantar a estos preceptos siempre atrae consecuencias negativas para el que lo hace. Por ejemplo, Haytham Kenway, un Templario que asesino a Edward Braddock, otro Templario debido a las acciones de Braddock que comprometieron las creencias de los Templarios con sus acciones, creencias y sed de sangre.

Organización

Originalmente, el título de Gran Maestro oficialmente denotaba al jefe de la Orden Templaria. De hecho, durante la Edad Media, cuando la existencia de la Orden era de conocimiento público, el Gran Maestro se proyectó como su único comandante supremo. Sin embargo, a medida que la organización se extendió por todo el mundo, estableciendo sucursales en prácticamente todos los países, el título de Gran Maestro llegó a designar solo al líder de las facciones regionales llamado Ritos.

Debajo del Gran Maestro de cada Rito hay nueve rangos, como subordinados inmediatos los Maestros Templarios de alto rango. Para seguir a los Maestros son los Senescales, los Consejeros, los Comandantes, los Preceptores, los Caballeros, los Guerreros, los Clérigos, y finalmente, los Discípulos. Estas jerarquías son paralelas a un sistema similar de jerarquía entre sus adversarios mortales, los Asesinos.

Círculo interno

Para mantener la cohesión de los Ritos como componentes de una entidad centralizada, se formó el Círculo interno. Formado por un grupo élite de nueve Templarios, el Círculo interno alberga el conocimiento directo de todos los planes de la Orden y es el núcleo desde el cual se transmiten las órdenes a los otros ritos. Su número, nueve, refleja una convención que se remonta al menos a la Tercera Cruzada, cuando nueve Templarios líderes se coordinaron estrechamente para buscar el Fragmento del Edén en el Templo de Salomón. En los tiempos modernos, desde la fundación de Industrias Abstergo como un frente público para la Orden, el Círculo interno simultáneamente sirve como la Junta de Directores de Abstergo.

Templo externo

El Círculo interno, a su vez, se clasifica como una de las dos partes del Orden, el otro es el Templo externo. Mientras que el Círculo interno está al tanto de todos los asuntos de la Orden, siendo responsable de ellos, el Templo externo comprende a todos los demás Templarios, todos los cuales se mantienen a oscuras con todos los detalles y el alcance de las operaciones de la Orden.

Guardianes y General de la Cruz

Aunque el Círculo interno actúa como el brazo ejecutivo de la Orden Templaria, incluso ellos no son sus líderes principales, ya que en última instancia son subordinados a los Guardianes y del General de la Cruz, el último de los cuales es el verdadero jefe de la Orden Templaria. Todas las decisiones importantes del Círculo interno deben pasarse a los Guardianes para su revisión, quienes a su vez las transmiten al General de la Cruz para obtener la última aprobación. En consecuencia, el General posee el poder exclusivo de vetar cualquier acción o plan significativo que el Círculo interno busque llevar a cabo.

En circunstancias normales, incluso el Círculo interno no conoce la identidad del General de la Cruz, un secreto tan estrictamente protegido que solo los Guardianes pueden conocerlo. Como resultado, los Guardianes son el puente entre el Círculo interno y el General de la Cruz, el medio a través del cual existe la comunicación entre los dos. Hay tres Guardianes, y como se vio en el caso del Guardián Alan Rikkin, quien también se desempeñó como Director Ejecutivo de Industrias Abstergo y presidente del Círculo interno, un Guardián puede ocupar otro cargo al mismo tiempo.

Consejo de Ancianos

Además del Círculo interno y los Guardianes, existe un Consejo de Ancianos que ejerció alguna autoridad incluso sobre el Guardián Alan Rikkin. Entre las funciones del Consejo está el poder de disolver la Fundación Abstergo en función de si creen que la filial es una inversión digna o un desperdicio de recursos.

Cruz negra

La Cruz Negra es un título otorgado a los miembros de una rama dentro de la Orden Templaria encargada de mantener a los Grandes Maestros de los diversos Ritos en línea con el Código Templario y los ideales.

Inquisidores secretos que solo respondían a las órdenes del Círculo interior, los agentes estaban autorizados a usar cualquier medio necesario, incluso una fuerza letal, para derribar a los miembros corruptos de la Orden. La misión secundaria de una Cruz Negra era seguir a los Fragmentos del Edén para el Círculo interno.

Agentes mortales que actúan como una fuerza policial de moralidad independiente de un hombre, muy pocos individuos llevaban el título de Cruz Negra a través de los siglos, aunque la línea de la familia Bolden contaba con muchos entre ellos.

Historia

Mundo antiguo

Prehistoria

Los orígenes de la Orden Templaria siguen siendo un misterio; se cree que los Templarios han existido desde los albores de la humanidad, o al menos desde que la humanidad reclamó su libertad de la Primera Civilización.

Algún tiempo después de la catástrofe de Toba en el 75000 AEC, Caín, el hijo de Adán y Eva, asesinó a su hermano Abel para adquirir un Fragmento del Edén. Por su crimen, Cain fue marcado con una cruz roja. Caín pronto reunió a un colectivo de seguidores llamados los Hijos de Caín que defendieron sus ideales y llamaron a la cruz roja la Marca de Caín.

Historia temprana

ACO Order of the Ancients

Miembros de la Orden de los Antiguos

Algunos de los primeros precursores conocidos de los Caballeros Templarios se remontan al Antiguo Reino de Egipto, cuando el faraón Semenejkara fundó la Orden de los Antiguos, una organización que luego se transformaría en la Orden Templaria.

La historia de los Templarios se remonta al siglo V AEC, cuando lo que se conocería como la Orden de los Templarios ayudó a Darío I, cuarto rey del Imperio aqueménida, a derrocar al usurpador y ascender al trono de Persia. Estos proto-Templarios ayudaron a su hijo y sucesor, Jerjes I, en su supresión de las revueltas en Egipto y Babilonia y la conquista de la mayor parte de Grecia. Jerjes I fue asesinado por el proto-Asesino Darío en el 465 AEC, el primer uso registrado de la Hoja oculta.

Guerra del Peloponeso

Actividades posteriores

Durante el siglo IV AEC, la Orden de los Antiguos confió a Alejandro Magno uno de los Cetros del Edén, que Alejandro usó para convertirse en uno de los conquistadores más exitosos de la historia. También tuvo poder sobre el Tridente del Edén. Armado con el conocimiento de los Isu, Alejandro descubrió el templo Precursor en Herat, sobre el cual construyó la Ciudadela de Herat.

Tumba de alejandro

Sarcófago de Alejandro Magno

Sin embargo, sus conquistas lo convirtieron en el objetivo de una Orden que sirvió como precursores de los Asesinos, cuando Iltani comenzó a perseguirlo a través de su imperio, y finalmente lo mató en el 323 AEC. Después de su muerte, fue enterrado en Alejandría con el Cetro del Edén, mientras que las tres puntas del Tridente del Edén fueron entregadas a sus generales.

En el siglo III AEC, otro grupo de proto-Templarios apoyó a Qin Shi Huang, quien unió a China y se convirtió en su primer emperador bajo la dinastía Qin. El gobierno de Qin Shi Huang rápidamente se volvió tiránico, y fue asesinado por el proto-Asesino chino Wei Yu.

Caída de los Antiguos en Egipto

The False Oracle 07

Bayek siendo llevado a la Bóveda

Hacia el año 49 AEC, la Orden de los Antiguos había logrado efectivamente el control de Egipto manipulando al faraón Ptolomeo XIII y derrocando a su hermana y corregente, Cleopatra. Con el fin de realizar sus ambiciones de gobernar Egipto y más allá, se propusieron descubrir los secretos de la bóveda de los Precursores en el Oasis de Siwa. Para hacerlo, secuestraron al guardián de Siwa, el Medjay Bayek y su pequeño hijo Khemu. Con un Fragmento del Edén en su poder, exigieron que Bayek desbloqueara la bóveda. Bayek carecía del conocimiento adecuado, y en la lucha subsiguiente, el Medjay mató a su propio hijo.

The False Oracle 01

Bayek infiltrándose en el Templo de Amón

Los miembros de la Orden fueron perseguidos por Bayek y su esposa Aya, quien era agente de Cleopatra. Después de que Bayek matara a Medunamun en el 48 AEC, perdieron el control de su Fragmento del Edén. A medida que las filas de la Orden comenzaron a debilitarse, su líder, el procónsul romano Flavio, comenzó a solidificar su influencia sobre Julio César, el dictador de la República Romana.

Posteriormente, Bayek y Aya ayudaron a Cleopatra a obtener poder sobre su hermano y la ayudaron a organizar una reunión con César para obtener a Roma como aliada. Al ver una oportunidad, la Orden comenzó a desviar su atención a Cleopatra como su nuevo gobernante títere de Egipto, y ayudó a asegurar la alianza entre César y la reina egipcia. Aya y Bayek también abrieron el acceso a la tumba de Alejandro Magno, lo que permitió a Flavio adquirir el Cetro del Edén de Alejandro. Flavio ​​también mató al guardaespaldas de Cleopatra, Apolodoro, de quien robo el Fragmento del Edén que la Orden había perdido.

Con ambos artefactos en su poder y Cleopatra bajo su control a través de César, Flavio y Lucius Septimius abrieron la puerta de la bóveda en Siwa. Flavio ​​luego usó el Fragmento del Edén para corromper a los ciudadanos de su proconsulado Cirenaica, antes de ser asesinado por Bayek, quien una vez más robó el artefacto. Septimius regresó a Roma con César, entregando el Cetro del Edén a los demás miembros de la Orden.

Actividades en el Imperio Romano

ACO Aya stabs Caesar

Aya apuñalando a Julio César

En el 44 AEC, Julio César se había convertido en la figura principal de la Orden de los Antiguos y extendió su influencia a través de la República Romana. A través de la influencia de Lucius Septimius, intentó proclamarse a sí mismo dictador de la República de por vida. Sin embargo, Aya, que había fundado una nueva Hermandad con Bayek llamada los Ocultos, conspiró para asesinar a César junto con cuarenta senadores romanos, incluidos Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino. El 15 de marzo del 44 AEC, Aya mató a Septimius y los Ocultos más tarde mataron a César dentro del Teatro de Pompeyo.

ACO HO Screenshot - Rufio

Rufio planeando una estrategia junto a sus soldados

El control de la Orden más tarde recayó en el hijo adoptivo y sucesor de César, Octavio. En el 38 AEC, el control de la Orden sobre Cleopatra menguó, la Orden de los Antiguos intentó reclamar Egipto una vez más, haciendo que Rufio estableciera una presencia en la Península del Sinaí. Rufio y sus generales pronto fueron asesinados por los Ocultos liderados por Bayek.

En el 32 AEC, estalló la guerra final de la República Romana entre Octavio y las fuerzas de Marco Antonio y Cleopatra. En el 30 AEC, con sus fuerzas casi diezmadas, Antonio se suicidó. La propia Cleopatra fue persuadida por Aya para que se suicidara usando el veneno de esta última, para terminar con el sufrimiento del pueblo egipcio. Egipto posteriormente se convirtió en una provincia de la República Romana bajo el control de la Orden.

Después de que Octavio transformó la República Romana en el Imperio Romano, la presencia de la Orden de los Antiguos se siguió sintiendo. En particular, tuvieron influencia sobre el emperador romano Calígula. Para frustrar sus planes, los Ocultos mataron a Calígula en el 41 EC.

Edad media

Arturo de Inglaterra

Alrededor del siglo VI, los precursores de los Caballeros Templarios estuvieron activos en la Inglaterra medieval. En particular, en un momento fueron liderados por el legendario Rey Arturo, cuyos Caballeros de la Mesa Redonda buscaron en particular obtener el Santo Grial.

Arturo en algún momento adquirió la posesión de una de las Espadas del Edén, sacándola de una piedra. La Espada se hizo conocida como el arma de excalibur. Finalmente, Arturo fue traicionado por su esposa, su mejor amigo y su hijo, muriendo en la desilusión.

Formación pública de la Orden

Hugh de Payns

Hugo de Payns

En 1118, un abad francés Bernard de Clairvaux se dio cuenta de que la Orden necesitaba a la Iglesia como su aliada. Envió a nueve de sus hombres más confiables a Tierra Santa en busca del Templo de Salomón y, a su regreso, reinventó la Orden junto con el Gran Maestro Hugo de Payns, creando la Regla latina. La Orden de los Caballeros Templarios, como se conocerían en adelante, fue oficialmente reconocida y confirmada durante el Concilio de Troyes en 1129. Por primera vez, la Orden se hizo pública, pero sus verdaderas metas y propósitos permanecieron en secreto.

Tras la Primera Cruzada, el ejército cruzado logró mantener una presencia en Tierra Santa. Más tarde, durante la Tercera Cruzada, los Caballeros Templarios nuevamente se extendieron por Tierra Santa. Durante el Asedio de Acre, el Gran Maestro Gerard de Ridefort fue capturado y decapitado por Saladino, en cuyo momento el puesto quedó vacante hasta 1191. Lord Basilisk, un Templario de alto rango, intervino para convertirse en el líder de facto durante 1190.

Lucha durante la Tercera Cruzada

En 1191, Roberto de Sable tomó el manto de Gran Maestro. Bajo el liderazgo de De Sable, ocho participantes notables de la Tercera Cruzada, tanto de los cruzados como de los sarracenos, se unieron secretamente a la Orden Templaria. El Gran Maestre y estos ocho hombres unieron fuerzas con Al Mualim para encontrar un Fragmento del Edén, y descubrieron que el artefacto estaba ubicado en una antigua bóveda debajo de los restos del Templo de Salomón.

Siege of Masyaf Templars

De Sable y los Templarios en Masyaf

Para obtener el artefacto para él, Al Mualim traicionó a los Templarios y envió a Altaïr Ibn-La'Ahad, Malik y Kadar Al-Sayf para recuperarlo. Simultáneamente, de Sable se esforzó por conseguir el objeto también, y Altaïr intentó asesinar al Gran Maestro dentro de la bóveda. El Asesino falló, aunque Malik fue capaz de llevar el Fragmento de vuelta a su cuartel general en Masyaf durante su escape. Los Templarios lo persiguieron y sitiaron la aldea de Masyaf. Al llegar a la ciudadela de Masyaf, fueron derrotados por Altaïr, quien desató una trampa de troncos caídos sobre los Templarios.

BoA 8

De Sable y los Templarios junto a Ricardo I y Altaïr

En respuesta, Al Mualim envió a Altaïr en una misión para acabar con los nueve Templarios. En los meses de julio y septiembre, Altaïr viajó a las ciudades de Damasco, Acre y Jerusalén para asesinar a cada uno de sus objetivos. El Gran Maestre, dándose cuenta de la amenaza a su vida, asignó a María Thorpe para hacerse pasar por él en el funeral de uno de los objetivos asesinados, Majd Addin, mientras el propio Sable cabalgaba hacia Arsuf para intentar unir a los cruzados y sarracenos contra los Asesinos. Después de haber caído en la trampa, Altaïr se enfrentó al Gran Maestro mientras este último hablaba con el Rey Ricardo I de Inglaterra, quien les propuso a los dos participar en un duelo. De Sable fue asesinado por la espada del Asesino, pero reveló la traición de Al Mualim a Altaïr, quien luego procedió a matar a su Mentor.

Actividades en la Post-Tercera Cruzada

Fuera de su presencia en las Cruzadas, los Caballeros Templarios continuaron dominando posiciones de poder. El hermano y sucesor del rey inglés Ricardo I, Juan, era uno de esos títeres bajo la influencia de los consejeros Templarios. El Asesino Robert Fitzwalter se levantó contra el Rey, ganando el apoyo de los barones ingleses y desencadenando la Primera Guerra de los Barones en 1215.

En 1241, la Orden de los Caballeros Templarios participó en la Batalla de Legnica, luchando contra las fuerzas del Imperio Mongol. Los mongoles lograron capturar a uno de los Templarios, que logró influenciar al líder mongol Möngke Khan en la causa de los Templarios. Möngke Khan fundó posteriormente el rito mongol de la Orden. Mientras tenía una de las puntas del Tridente del Edén en su posesión, Möngke Khan envió a su tío Hülegü Khan para vengarse de los Asesinos por el asesinato de su abuelo Genghis Khan, y le concedió la Espada del Edén de su abuelo para destruir a la Hermandad Levantina.

EgyptAssassin

Un Caballero Templario asesinado por un Asesino

En 1250, los Caballeros Templarios en Egipto vieron la oportunidad de recuperar un artefacto Isu llamado el Cetro de Aset, cuando un Asesino egipcio llevaba el artefacto a los mamelucos rebeldes. Sin embargo, su intento de obtener el artefacto resultó en un fracaso.

En agosto de 1259, Möngke Khan había lanzado un ataque contra la Fortaleza Diaoyu, durante el cual un comandante chino y un Asesino fueron asesinados. La hija del Asesino, Zhang Zhi, se unió posteriormente a la Hermandad Asesina. Zhang Zhi se infiltró en el campamento mongol y asesinó al Khan.

En la década de 1260, Alexander Nevsky, Gran Príncipe de Vladimir y un aliado de los Templarios, estaba utilizando su alianza con la Horda de Oro, una división del Imperio Mongol, para proteger a Rusia de convertirse en un objetivo de los mongoles. Sin embargo, su conexión con los Templarios en cambio lo convirtió en un objetivo de los Asesinos mongoles, y Nergüi lo mató en 1263.

Caída pública de los Templarios

En 1307, el Mentor de los Asesinos franceses, Guillaume de Nogaret, consejero del rey Felipe IV, utilizó su influencia en la corte francesa para convertir al rey y al papa Clemente V contra los Caballeros Templarios. Fueron tildados de herejes, y Felipe ordenó el arresto de todos los miembros de la Orden. El 13 de octubre de ese año, Esquieu de Floyrac encabezó una fuerza de Asesinos disfrazados de mercenarios en un ataque contra al Temple en París. Al darse cuenta del peligro en el que se encontraban, el Gran Maestre Jacques de Molay ordenó a su asesor ocultar el Codex Pater Intellectus y la Espada del Edén en una bóveda.

Tragedy of Jacques de Molay 12

Jacques de Molay arrestado

Al descubrir que los artefactos habían sido robados por el Maestro Asesino Thomas de Carneillon, el asesor fue en busca del Asesino y los recuperó. Sin embargo, después de ocultar los objetos en la bóveda, De Molay fue capturado por los Asesinos, y el asesor fue asesinado por de Carneillon. El Gran Maestre fue mantenido en cautiverio, y después de ser juzgado, fue quemado en la hoguera el 18 de marzo de 1314 junto con Geoffroi de Charney.

Poco antes de su muerte, de Molay se dio cuenta de que la Orden ya no podía funcionar como una organización pública. Seleccionó a nueve de sus hombres más confiables y los envió al mundo, armados con el conocimiento de los Antiguos, para continuar los planes de los Templarios fuera del ojo público.

Renacimiento como una Orden secreta

En 1321, los Templarios dieron a conocer su existencia a los Asesinos cuando mataron a Dante Alighieri, un miembro destacado de los Asesinos italianos, en un esfuerzo por recuperar el Códice de Altair Ibn-La'Ahad. Contrataron a un grupo de piratas para que siguieran al Asesino que luego sería conocido como Domenico Auditore en el puerto de Otranto para obtener el Códice, pero Domenico ya había esparcido y escondido sus páginas. En 1324, los Templarios habían asesinado al padre de Domenico Auditore y Marco Polo, otros miembros prominentes de la Hermandad italiana.

AC5EC Numa and Templars 2

Templarios peleando contra Numa en Karnak

En 1340, los Templarios egipcios robaron el Cetro de Aset de la corte de la dinastía Bahri, y pasaron de contrabando el artefacto a su escondite en Karnak. El 7 de junio de 1341, el sultán Al-Nasir Muhammad fue asesinado por la agente Templaria Leila. No mucho tiempo después, el Cetro fue recuperado por el Asesino Numa Al'Khamsin. Después de la captura de Leila, ella terminó compartiendo una celda con Numa.

Los dos escaparon, aunque después de que los Templarios atrajeran a Numa en una trampa, el Asesino fue asesinado por Leila. Recuperando la caja en forma de Ankh que contiene el Cetro del aprendiz de Asesino, Ali Al-Ghrabe, Leila descubrió que estaba vacía al querer entregar el artefacto a los Emires de Egipto. La agente de los Templarios descubrió que el Cetro estaba escondido en un pozo cerca del Templo de Edfu, pero cayó mientras trataba de recuperarlo, y se convirtió en amnésica, sin recordar su lealtad a los Templarios.

Brothers of the Cross

Los Hermanos de la Cruz

Varios años más tarde, en 1348, un grupo Templario llamados los Hermanos de la Cruz viajaron por Europa ofreciendo protección contra la Peste Negra; en secreto, estaban buscando el Ankh, un artefacto Isu. Dos años más tarde, los Hermanos de la Cruz desaparecieron, junto con el Asesino Lukas Zurburg.

A finales del siglo XIV, los Caballeros Templarios de Escocia iniciaron una expedición al Nuevo Mundo, dirigida por Henry Sinclair y James Gunn. La expedición desembarco en América del Norte el 2 de junio de 1398.

Cuatro años después, los Templarios desempeñaron un papel en la ascensión del Emperador Yongle. Usando su influencia en la corte imperial, lograron que Yongle iniciara una purga contra los Asesinos en el este de China, lo que resultó en la muerte de miles de ciudadanos, incluido el líder asesino Fang Xiaoru. En 1424, el Emperador Yongle fue asesinado por una sobreviviente de la purga, la Asesina Li Tong.

Los Templarios también mantuvieron una presencia durante la Guerra de los Cien Años. Después de descubrir que la guerrera francesa Juana de Arco estaba en posesión de una Espada del Edén, orquestaron su captura y quema en la hoguera para obtener el artefacto.

Durante la mitad del siglo XV, los Templarios se enfrentaron en una lucha con el Imperio Otomano, con el Templario Vlad el Empalador, el Príncipe de Valaquia, asumiendo un papel central en el conflicto. En diciembre de 1476, Vlad fue derrotado por el líder Asesino otomano Ishak Pasha, y más tarde fue asesinado por los otomanos.

Renacimiento

Ascenso de los Templarios italianos

En 1476, el cardenal Rodrigo Borgia se convirtió en Gran Maestro de los Templarios italianos. Sin embargo, bajo su dirección, los Templarios perdieron de vista su verdadero propósito de paz, en lugar de eso, tomaron el control de Italia por un deseo de poder y codicia; los Templarios llegarían más tarde a referirse a esta época como la "Edad Oscura de la Orden". Con la supervisión de Rodrigo, los Templarios orquestaron varias conspiraciones para desmantelar el poder de las ciudades estado italianas, la primera de las cuales fue el asesinato exitoso del duque Galeazzo Maria Sforza de Milán el 26 de diciembre de 1476, seguida de la ejecución del Asesino Giovanni Auditore da Firenze y sus hijos Federico y Petruccio en Florencia tres días después.

BoF 9

Templarios venecianos se reúnen con Rodrigo

Sin embargo, su intento de matar a Lorenzo de Medici, el líder de Florencia, el 26 de abril de 1478 se vio frustrado por el hijo superviviente de Giovanni, Ezio, que había asumido el manto Asesino de su padre. En cambio, Rodrigo cambió su atención a Venecia, donde los Templarios locales conspiraron para asesinar al dux reinante, Giovanni Mocenigo. El 14 de septiembre de 1485, el asesor de Mocenigo, Carlo Grimaldi, envenenó al Dogo, a pesar del intento de Ezio de frustrar su plan. Los Templarios instalaron a Marco Barbarigo como el próximo Dogo, hasta su muerte a manos de Ezio en febrero de 1486.

Mientras tanto, en junio de 1482, el Templario Cem, hermano del Sultán Bayezid II del Imperio Otomano, no pudo usar adecuadamente los poderes del Fragmento del Edén que robó después de la muerte de su padre, el Sultán Mehmet II. Como sabía que los Templarios en el oeste tenían más conocimiento sobre los artefactos, lo ocultó en el Archivo de los Templarios en Chipre para que los Templarios occidentales lo encontraran.

Rodrigo envió a sus subordinados a recuperar el artefacto a Chipre el 11 de julio de 1486, actuando sobre la información de las páginas del Códice de Altaïr. Trajeron el artefacto de Chipre en 1488, donde fue robado por Ezio y los Asesinos italianos. Después de haber perdido el Fragmento, Rodrigo se centró en convertirse en un candidato papal y compró los votos de sus colegas, deseando el poder de la Iglesia para sí mismo. En 1491, Rodrigo intentó infructuosamente frustrar el viaje de Cristóbal Colón a las Indias Occidentales, deseando mantener a Norteamérica como un secreto Templario.

Inquisición española

The Inquisitions Army

Torquemada liderando la Inquisición

Hacia 1491, la Inquisición española, dirigida por un Maestro Templario, el Gran Inquisidor Tomás de Torquemada, había comenzado a perseguir y ejecutar a los miembros de la Hermandad Asesina. Esto causó que los Asesinos españoles Raphael Sánchez y Luis de Santángel empilaran la ayuda del Asesino italiano Ezio Auditore para eliminar a los inquisidores influenciados por los Templarios e interrumpir la conexión de Torquemada con Rodrigo Borgia.

Torquemada descubrió que tanto un Fragmento del Edén como un Cetro del Edén se encontraban en España. Mientras Torquemada se esforzaba por obtener el Fragmento, le asignó al inquisidor Gustavo Ramírez la obtención del Cetro del Edén. Ramírez buscó las tres piezas en las que se rompió el artefacto, pero los esfuerzos de los Templarios fueron obstaculizados por los Asesinos, incluidos Aguilar de Nerja, Maria y Ezio Auditore.

En 1492, Torquemada discernió que el Emir de Granada, Muhammad XII, estaba en posesión del Fragmento del Edén. Para obtener el artefacto, orquestó el secuestro del hijo del emir, el príncipe Ahmed. En el proceso, también capturaron a los Asesinos Aguilar de Nerja, Maria y su Mentor Benedicto, a quienes ejecutaron en nombre de la Inquisición.

ACM Apple of Eden Torquemada

Torquemada con el Fragmento del Edén

Torquemada organizó una reunión con el Emir en Granada para intercambiar al Príncipe por el artefacto. La reunión fue interrumpida por Aguilar y Maria. El hombre de confianza de Maria y Torquamada, Ojeda, fue asesinado, y Aguilar luchó para controlar el artefacto de Torquemada. El Gran Inquisidor no pudo readquirir el artefacto.

Algún tiempo después, Torquemada fue confrontado por Ezio Auditore dentro de su palacio. El Gran Inquisidor, fingiendo ignorancia de los Templarios, logró escapar del Asesino, que no lo persiguió. En 1498, los Asesinos finalmente mataron a Torquemada.

Caída de la familia Borgia

IBAL 9

El Papa Alejandro VI usando el Cetro del Edén

Rodrigo Borgia se convirtió en el Papa Alejandro VI el 11 de agosto de 1492, obteniendo acceso al Cetro del Papa, un Cetro del Edén y el acceso a la bóveda debajo del Vaticano. El 28 de diciembre de 1499, Rodrigo fue confrontado y derrotado por Ezio a la entrada de la Bóveda del Vaticano, pero fue perdonado por el Asesino.

A pesar del deseo de Rodrigo de no vengarse de los Asesinos italianos por su ataque a Roma, su hijo César Borgia puso sitio a su cuartel general de Monteriggioni el 2 de diciembre de 1500, matando a su líder Mario Auditore y tomando el Fragmento del Edén. César se convirtió rápidamente en el líder de facto de los Templarios italianos, y su influencia se extendió por la mayor parte de Europa, llegando hasta las cortes del rey Luis XII de Francia, el rey Manuel I de Portugal, la reina Isabel I de Castilla y el rey Enrique VII de Inglaterra. Mientras César dedicó sus esfuerzos a conquistar otras regiones de Italia como Capitán General de los Ejércitos Paparales, colocó su cuartel general en Roma a cargo de sus generales Juan Borgia, Octavio de Valois y Micheletto Corella.

Roads lead to 2

César Borgia liderando a sus seguidores Templarios

Los Asesinos, liderados por Nicolás Maquiavelo y Ezio, destruyeron la influencia de los Borgia en todo el país, incluidas las máquinas de guerra de los Borgia. En agosto de 1503, Ezio asesinó a Juan Borgia y Octavio de Valois, y fracasó el intento de Corella de asesinar a Pietro Rossi, amante de Lucrecia, la hermana de César. Rodrigo, viendo a su hijo como una amenaza, intentó envenenarlo, pero fue asesinado por César. Sin el poder de la Iglesia, la influencia de César disminuyó severamente, y fue capturado por orden del Papa Julio II en diciembre de 1503.

Escapó de la prisión en el Castel Sant'Angelo poco después, pero fue capturado nuevamente y encarcelado en el Castillo de la Mota cerca de Valencia, España. Con la ayuda de Micheletto Corella, escapó en 1506. Después de que un ataque de Ezio, Maquiavelo y Leonardo diezmara sus fuerzas cerca de Valencia, César traicionó y mató a Micheletto. El Gran Maestre se fue a Navarra, buscando el apoyo de su cuñado el Rey Juan III. Mientras lideraba a las tropas navarras en el Asedio de Viana en marzo de 1507 para Juan, César fue asesinado por Ezio Auditore, dejando oficialmente a los Templarios italianos sin líder.

Retorno de los Templarios bizantinos

En 1509, un terremoto golpeó Constantinopla, el corazón del Imperio Otomano. Tras su destrucción y la ausencia del sultán Bayezid II, que estaba luchando con su hijo Selim por su sucesión, los Templarios regresaron a la ciudad bajo el estandarte del Imperio bizantino. Inicialmente dirigidos por Manuel Palaiologos, su causa logró ganar varios simpatizantes que estaban desilusionados con los otomanos. El propio hijo del Sultán, el Príncipe Ahmet, cuyo tío Cem era un Templario, estaba entre los cansados ​​por la división entre los hombres, y su sentido de liderazgo y carisma le permitió pasar al puesto de Gran Maestre de los Templarios bizantinos.

TAG 1

Shahkulu y Manuel haciendo un trato con Tarik Barleti

Alrededor de 1511, los Templarios encontraron el diario de Niccolò Polo, La Cruzada secreta, y descubrieron la existencia de la biblioteca de Altaïr Ibn-La'Ahad. Mientras atendía asuntos en el imperio, Ahmet colocó a Manuel a cargo de una expedición para encontrar las llaves, cinco sellos de memoria, necesarios para desbloquear la biblioteca en Masyaf, donde Ahmet creía que estaba el conocimiento que conducía al Gran Templo.

El confidente de Ahmet Hasan Pasha logró encontrar uno debajo del Palacio de Topkapi, aunque sus intentos de obtener los Sellos de Memoria de la Cisterna Yerebatan y el Foro del Buey fueron frustrados por Ezio Auditore, que había viajado al imperio con el mismo objetivo de desbloquear la biblioteca. En el proceso, Ezio frustró el intento de los Templarios de secuestrar al príncipe Suleimán, que luego sería "rescatado" por Ahmet, y mató a Manuel Palaiologos y su mano derecha Shahkulu en la sede de los Templarios bizantinos en la ciudad subterránea de la Capadocia.

Escape 1

Ahmet amenazando a Ezio en la Capadocia

Después de que Ahmet ordenara a sus Templarios secuestrar el interés romántico de Ezio, Sofía Sartor, durante la cual el líder Asesino otomano Yusuf Tazim fue asesinado, Ahmet ofreció intercambiar a Sofía por las cinco llaves de Masyaf, que Ezio había reunido. Obtuvo las llaves de Ezio, y dejó Constantinopla para ir a Masyaf, con Ezio y Sofía en su búsqueda.

Ezio y Ahmet se cayeron por un precipicio durante su altercado, solo para ser salvados por el paracaídas de Ezio, y el príncipe fue confrontado por su hermano Selim, regresando de su victoria sobre su padre. Para evitar que su hermano reclamara el trono otomano, Selim lo arrojó desde un acantilado cercano, y el líder Templario se sumergió en su muerte, desmantelando efectivamente la presencia Templaria en el imperio.

Actividades en Tudor Inglaterra

Desde finales del siglo XV, los Templarios intentaron controlar el Reino de Inglaterra contra el rey Enrique VII, intentando restablecer la Casa de York como familia real. En 1487, instigaron una rebelión para instalar a su títere Lambert Simnel como el nuevo rey, aunque el rey Enrique detuvo su intento. En 1490, los Templarios comenzaron un segundo intento a través de una rebelión en nombre de Perkin Warbeck, aunque fue capturado en 1497 y ahorcado en 1499.

La co-conspiradora, Margaret de York, fue asesinada en 1503 por los Asesinos como parte de su alianza con el Rey Enrique. Los Templarios causaron disturbios públicos en represalia. Eventualmente, la rebelión fue detenida por los Asesinos, y los Templarios cercanos a la corte del rey Enrique también fueron eliminados.

A mediados de la década de 1550, los Templarios lograron recuperar el control de Inglaterra a través de la nieta del Rey Enrique VII, la Reina María I. Su victoria fue efímera, ya que los Asesinos mataron a María en 1558 y pusieron a su aliada, la Reina Isabel I, quien condujo a Inglaterra a una edad de oro usando un Fragmento del Edén.

Conquista española de las Américas

Desde al menos 1503, después del descubrimiento de las Américas por los exploradores europeos, los Templarios buscaron extender su influencia al Nuevo Mundo. Los Asesinos, a cambio, buscaron representarse a ellos mismos por igual. A principios de la década de 1500, ambos grupos habían logrado establecer presencias en el Nuevo Mundo a través de miembros antiguos y recién reclutados.

DeLeónStruck

Ponce de León asesinado por flechas venenosas

Para 1510, los Templarios manipulaban al conquistador español Juan Ponce de León para trabajar en los planes de la Orden. Para este fin, en 1521, Ponce de León buscó descubrir la Fuente de la Juventud, un Fragmento del Edén. Como el conquistador estaba a punto de descubrir su ubicación en Florida, fue detenido por Miguel Ramón Carlo de Lugo, miembro de la Hermandad Asesina local, disparando flechas envenenadas. Ponce de León luego sucumbió a sus heridas.

Los Templarios influyeron de manera similar en el conquistador español Francisco Pizarro, quien sometió al Imperio Inca. En 1536, Pizarro comenzó una conspiración para asesinar a Manco Inca Yupanqui, Emperador del Imperio Neo Inca. Sin embargo, antes de que el aliado inca de Pizarro, Tuti Cusi, pudiera poner en práctica el plan, la conspiración fue desentrañada e interrumpida por la Inca chasqui Quila y por el Asesino Gonzalo Pardo. En 1541, el propio Pizarro fue asesinado por los Asesinos.

Reino de los Ocho Tigres

Durante principios del siglo XVI, Zhang Yong, miembro de los Ocho Tigres, un grupo de poderosos eunucos chinos en la corte del Emperador Zhengde, fue reclutado en la Orden Templaria. En 1510, el líder de los Ocho Tigres, Liu Jin, fue acusado de conspirar contra el emperador, y Zhang Yong lo sucedió tras su ejecución. Después de que el emperador murió sin descendencia el 20 de abril de 1521, el país quedó momentáneamente en un estado de caos. Durante la búsqueda de un sucesor, los Ocho Tigres utilizaron su influencia para instalar a su títere Jiajing, el sobrino de Zhengde. En 1524, los Tigres utilizaron su nueva influencia para iniciar la Controversia de los Grandes Ritos, una purga que condujo al exterminio de sus enemigos, incluidos los Asesinos. Instalaron a Yan Song como la cara pública de su administración, mientras que mantuvieron su control y buscaron artefactos Isu.

ACCC Zhang Yong box

Zhang Yong de pie sobre el cuerpo de Wang Yangming mientras sostiene la Caja de los Precursores

En 1526, el líder de los Asesinos Wang Yangming y su antigua alumna Shao Jun regresaron a China después de la aniquilación de su Hermandad. En el transcurso de los años siguientes, los Asesinos persiguieron a los Ocho Tigres, aunque Zhang Yong y Qiu Ju eventualmente contrarrestaron los ataques de sus enemigos, lo que resultó en la muerte de Wang Yangming y la captura casi definitiva de Shao Jun.

En 1532, Zhang Yong era el único Tigre superviviente y, en un acto final de desafío contra Shao Jun, planeó dejar que el ejército mongol del Altan Khan cruzara las puertas de la Gran Muralla hacia China. La Asesina frustró su plan y mató al Templario en la parte superior de la Gran Muralla, diezmando la influencia de los Templarios sobre China.

Expansión en el Japón

Después de sufrir múltiples derrotas a manos de los Asesinos durante la primera mitad del siglo XVI, los Templarios buscaron nuevas áreas para expandir su influencia. Alrededor de 1549, el jesuita Francisco Javier dirigió su atención a Japón, viendo una oportunidad para difundir tanto el cristianismo como la ideología Templaria. Al llegar a Japón en el medio de la era de los Estados Combatientes, los Templarios lucharon por ganar una base sólida en el país, y decidieron utilizar a los pocos simpatizantes nativos que pudieron encontrar. Después de enterarse de la presencia de los Templarios en Japón, los Asesinos rápidamente siguieron su ejemplo, encontrando aliados entre los clanes ninja.

ACM Chiyome 2

Chiyome Mochizuki con su kunoichi

Uno de los Templarios japoneses, el señor de la guerra Uesugi Kenshin, libró varias batallas con su rival Takeda Shingen, el dueño de una Espada del Edén. Su rivalidad terminó cuando Shingen fue asesinado en 1573 por los Tokugawa y los Asesinos, y el propio Kenshin fue asesinado por el Asesino Hattori Hanzō en 1578. Mientras tanto, los Templarios italianos y el jesuita Alessandro Valignano mantuvieron su presencia en el país, continuando ganando conversos y Templarios reclutas. Forzó a Francisco Cabral a renunciar a su puesto como Superior de la Misión de los Jesuitas cuando este se enteró de las actividades Templarias de Valignano.

En la década de 1590, los Templarios habían logrado reclutar al Mochizuki Chiyome, la jefa de espías de Shingen, obteniendo una vasta red de información que ayudó a difundir su filosofía en todo Japón. Sin embargo, ella también fue asesinada por el Asesino Hattori Hanzō, poco antes de su propia muerte en 1596 de la mano de Fūma Kotarō.

Era del imperialismo

Juicios de brujas de Salem

ACA Dorothy suicide

El suicidio de Dorothy

En 1692, los Templarios habían descubierto la noticia de que en las colonias americanas algunas muchachas de la ciudad puritana de Salem exhibían un comportamiento extraño. Tras la investigación, los Templarios creyeron que sus aflicciones eran causadas por un Fragmento del Edén. Para controlar a los ciudadanos puritanos de la ciudad, los Templarios William Stoughton y Samuel Parris comenzaron los juicios de brujas de Salem para encontrar pistas que conducieran a la ubicación del artefacto.

Los Templarios encarcelaron a las niñas y niños que creían que podrían conducirlos a los Fragmentos del Edén, aunque finalmente se enfrentaron a la oposición de una miembro local de la Hermandad Asesina, Jennifer Querry, y al Asesino británico Thomas Stoddard. Para detener su interferencia, los Templarios reunieron a la gente del pueblo contra los Asesinos, alegando que eran los sirvientes del Diablo.

Después de permitirles escapar, los Templarios atestiguaron que la niña Dorothy Osborne tenía alguna conexión con Consus y recapturaron al grupo. Stoughton intentó matar a Stoddard y Querry en Salem, lo que llevó a Osborne a suicidarse para detener el altercado. Posteriormente, Parris disparó a Stoughton para evitar que causara más derramamiento de sangre en la ciudad, creyendo que sus acciones iban en contra de los ideales de la Orden.

Buscando el Observatorio

Durante la última parte del siglo XVII, el Consejo de los Templarios había confiado a Laureano de Torres y Ayala, Gran Maestre de la Orden Templaria de las Indias Occidentales, el hallazgo del Observatorio, un antiguo complejo de la Primera Civilización con el poder de controlar la vida de cualquier individuo. Para 1673, Torres había logrado determinar que el complejo estaba vinculado a los "Sabios", seres humanos nacidos con el código genético y los recuerdos de Aita, el arquitecto del Observatorio. Ese año, Torres se encontró con un Sabio conocido como Thom Kavanagh entre los empleados de Peter Beckford, aunque el hombre fue secuestrado por el líder Asesino Bahlam y mantenido fuera del alcance de los Templarios.

A Man They Call The Sage 5

Los Templarios con el Sabio capturado

En 1715, se había corrido la voz de que otro Sabio había sido avistado en las Indias Occidentales. Para alcanzar sus objetivos, comenzó a reclutar nuevos miembros para el Rito de las Indias Occidentales, incluido el cazador de piratas Woodes Rogers, el contrabandista Julien du Casse y Duncan Walpole, un Asesino británico que pretendía cambiar de bando. Sin el conocimiento de Torres, el pirata Edward Kenway había matado a Walpole y lo había personificado en la inducción del nuevo miembro a la Orden. Poco después, el Sabio Bartholomew Roberts fue capturado y llegó a La Habana, y los Templarios lo mantuvieron fuera de las manos de los Asesinos. La traición de Kenway pronto se reveló después de que lo atraparon tratando de sacar a Roberts de la prisión, aunque el Sabio ya había escapado por sus propios medios.

Los Templarios continuaron buscando al Sabio mientras se oponían a las oficinas de los Asesinos repartidas por las Indias Occidentales. Muchos de los miembros del Rito, incluido Du Casse, fueron asesinados por Kenway, quien había comenzado una alianza reacia con los Asesinos. Mientras tanto, Torres logró ubicar a Roberts al servicio del esclavista Laurens Prins, aunque Roberts huyó nuevamente antes de que los Templarios o Kenway lo encontraran.

Ever a Splinter 8

Muerte del Gran Maestro Torres, como se ve en el Corredor del Animus

Después de otro intento fallido de capturar a Roberts en la isla africana de Príncipe, los números de la Orden Templaria en las Indias Occidentales fueron muy diezmados por Kenway. Eventualmente, los Templarios dedujeron que Roberts había regresado a Príncipe, lo que Rogers le comunicó a Kenway cuando éste intentó matarlo. Para que no fuera encontrado por los Templarios, Kenway mató al Sabio y destruyó su cuerpo, impidiendo el acceso al Observatorio. No obstante, Torres logró acceder al Observatorio con el uso de la fuerza bruta, lo que desencadenó los mecanismos de defensa del sitio. En el caos subsiguiente, el Gran Maestro fue asesinado por Kenway, poniendo fin temporalmente a su búsqueda de los Sabios.

Operaciones en América del Norte

A Deadly Performance 13

Los Templarios británicos en su sede

En la década de 1730, el Gran Maestro Reginald Birch de los Templarios británicos, decidió preocuparse por encontrar artefactos de la Primera Civilización en todo el mundo. Al hacerlo, orquestó el asesinato de Edward Kenway para recuperar su diario, del cual se enteró del Gran Templo, ubicado en el Nuevo Mundo. También tomó bajo su ala a Haytham, hijo de Kenway, para enseñarle los objetivos de los Templarios.

Birch empleó al Maestro Templario Lawrence Washington con operaciones en el Nuevo Mundo, y comenzó a llegar a ritos de todo el mundo en busca de ayuda para conseguir pistas y artefactos. En la misma medida, envió a John Harrison por todo el mundo. La búsqueda de los Templarios no logró encontrar ningún sitio precursor en Oriente y Lisboa, aunque reclutó a William Johnson, de la Compañía de las Indias Orientales, al científico español Antonio de Ulloa y a la noble de Luisia, Madeleine de L'Isle, en el proceso, la última de los cuales pronto se le encomendó la tarea de encontrar artefactos precursores en Chichén Itzá en Yucatán.

En noviembre de 1751, Washington robó la Caja de los Precursores y el manuscrito de François Mackandal, Mentor de los Asesinos haitianos. Los Templarios en América del Norte pronto se enfrentaron a la oposición de los Asesinos Coloniales, ya que Shay Cormac asesinó a Washington, Samuel Smith y James Wardrop para recuperar los artefactos. Por la misma época, Haytham Kenway recuperó la llave del Gran Templo y fue enviado a Boston por Birch, donde estableció el Rito Colonial de la Orden Templaria. Después de que Haytham asesinó a su viejo rival Templario Edward Braddock en 1755, fue llevado al Gran Templo por su aliada Kaniehtí:io, pero luego de darse cuenta de que la llave no podía abrir el Templo, se rindió en su búsqueda.

Non Nobis Domine 17

Haytham Kenway dejando paralizando al Mentor Achilles Davenport

Al año siguiente, Shay Cormac se alió con los Templarios para evitar que los Asesinos desencadenaran más terremotos como los causados ​​por los templos de Port-au-Prince y Lisboa, lo que resultó en un conflicto fuertemente entrelazado con la Guerra de los Siete Años. En octubre de 1757, Haytham y su hermana Jennifer, a quienes Birch había vendido como esclavos, asesinaron al Gran Maestro británico en venganza por el asesinato de su padre.

En las colonias, Shay inició una búsqueda de sus antiguos Hermanos junto con Haytham, lo que resultó en la muerte de los miembros más prominentes de los Asesinos en las colonias. Su búsqueda culminó en un enfrentamiento en un sitio Precursor en el Ártico, donde el Mentor Achilles Davenport había viajado con la esperanza de obtener un Fragmento del Edén. Aquiles quedó lisiado por Haytham, y en 1763, los Asesinos Coloniales fueron diezmados.

Reconciliation 1

La "inducción" de Aveline a la Orden

Mientras tanto, los Templarios bajo Madeleine de L'Isle habían establecido una colonia de trabajo en Chichén Itzá, y asegurado la instalación de su títere Jean-Jacques Blaise d'Abbadie como gobernador de Luisiana. El Mentor Agaté, antiguo alumno de Mackandal, empleó a la hijastra de Madeleine, la Asesina Aveline de Grandpré en 1765, y al año siguiente con el asesinato de Baptiste, el antiguo Hermano de Agaté y un aliado de los Templarios. En 1769, Aveline interrumpió las operaciones de la colonia de Chichén Itzá al matar a Rafael Joaquín de Ferrer, y visitó la colonia nuevamente en 1772, recuperando dos dársenas de un Disco de Profecía antes que los Templarios. En 1777, Madeleine se vio obligada a revelar su identidad Templaria a su hijastra, quien fingió unirse a los Templarios para matarla durante la iniciación fingida.

Revolución Americana

ACIII-TriptoBoston 12

Charles Lee disparando la primera bala de la Masacre de Boston

Al inicio de la Revolución Americana, el Rito Colonial de los Templarios vio la oportunidad de crear una nación Templaria independiente del Imperio Británico en las Trece Colonias. Durante la culminación de varias peleas entre nativos de Boston y soldados británicos el 5 de marzo de 1770, Haytham Kenway orquestó una provocación violenta al hacer que su mano derecha Charles Lee disparara un tiro, lo que resultó en la Masacre de Boston. Esta fue la primera vez que los Templarios Coloniales enfrentaron nuevamente la oposición de la Hermandad de Asesinos Coloniales, cuando Ratonhnhaké:ton, el aprendiz del Mentor Achilles Davenport, el hijo de Haytham y Kaniehtí:io, intentó sin éxito detener el plan de los Templarios.

El 16 de diciembre de 1773, las operaciones financieras de los Templarios Coloniales se interrumpieron cuando Ratonhnhaké:ton y los miembros del movimiento Hijos de la Libertad arrojaron el té de William Johnson desde la Compañía de las Indias Orientales al puerto de Boston. Johnson fue asesinado posteriormente por Ratonhnhaké:ton en 1774 cuando intentaba comprar tierras de la Confederación iroquesa. Cuando la revolución comenzó a hacer una erupción formal, los Templarios buscaron instalar a Lee como el Comandante del Ejército Continental; sin embargo, el hermano de Lawrence Washington, George fue elegido en cambio en el Segundo Congreso Continental. Cuando se libraron las primeras batallas de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos, los Templarios volvieron a sufrir un fuerte golpe cuando John Pitcairn, un oficial de la marina británica, fue asesinado en la Batalla de Bunker Hill.

ACIII-Laststand 18

La muerte de Haytham en manos de su hijo

Después de descubrir que Ratonhnhaké:ton era su hijo, Haytham Kenway decidió unir fuerzas con él en 1778 para encontrar y matar al chantajeador Templario Benjamin Church, ante la insatisfacción de Lee. Su alianza terminó cuando Haytham reveló que Washington estaba detrás del ataque a la aldea de Ratonhnhaké:ton en 1760, ya que su hijo creía que Haytham sabía desde hace mucho esa información y que había decidido esconderla. Haytham luego regresó a su residencia en la sede de los Templarios en el Fuerte George, en Nueva York, que fue asediado en 1781 por Ratonhnhaké:ton con ayuda de la Armada francesa. Tratando de proteger a Lee, Haytham le encomendó la llave del Gran Templo y se quedó atrás para defenderse del ataque de su hijo. A pesar de sus esperanzas de reconciliación, Haytham murió en la batalla subsiguiente con su hijo, y Lee se convirtió en el próximo Gran Maestro.

Mientras hablaba en el funeral de Haytham, la procesión fue interrumpida por Ratonhnhaké:ton, buscando un enfrentamiento con Lee. Lee hizo capturar al Asesino, y después de que se fuera el Gran Maestro, Ratonhnhaké:ton eliminó a sus captores. Temeroso de que el Asesino pudiera quitarle la vida, Lee intentó huir del país, pero Ratonhnhaké:ton lo rastreó hasta el puerto de Boston. Después de que su enfrentamiento los dejara a ambos fuertemente heridos, Lee huyó a una taberna en Monmouth, donde compartió un último momento con Ratonhnhaké:ton y pereció ante su mano, dejando a Shay Cormac como el último miembro del Rito Colonial.

Revolución francesa

A finales del siglo XVIII, los Templarios de París, bajo la dirección de François de la Serre, habían establecido una relación estable con el rey Luis XVI y con los Asesinos bajo la dirección del comte de Mirabeau. Un miembro de la Orden, el Sabio François-Thomas Germain, comenzó a sufrir visiones extrañas de la época de la Primera Civilización, y más tarde encontró el Codex Pater Intellectus en la bóveda de Jacques de Molay. Sintiendo una conexión con De Molay a través de su genética de Sabio, Germain se inspiró para remodelar la Orden Templaria con su visión, al quitar el poder de la aristocracia y la iglesia y distribuirlo a la clase media, pero fue expulsado por de la Serre para sus ideas radicales alrededor de 1778.

High Society 12

Un moribundo François de la Serre con sus atacantes escondidos

Germain consiguió secretamente obtener el apoyo de otros miembros de la Orden y orquestó el asesinato del Gran Maestre en el Palacio de Versalles el 5 de mayo de 1789. Ahora, efectivamente, el nuevo Gran Maestre, Germain continuó enfrentándose a la oposición de los conservadores Templarios Chrétien Lafrenière y el la hija del ex Gran Maestro, Élise de la Serre.

Germain fue encarcelado en su propio taller por Lafrenière, donde fue rescatado involuntariamente por el Asesino Arno Dorian, en busca de venganza por el asesinato de su padre adoptivo, el antiguo Gran Maestre. Germain convenció a Arno de que Lafrenière era el perpetrador, y la posterior muerte de Lafrenière destruyó gran parte de la oposición.

Según el plan de Germain, la población francesa comenzó a levantarse, impulsada por la inflación de los precios de los cereales por parte de Marie Lévesque. Finalmente, el Templario Louis-Michel le Peletier emitió el voto final que condenó al rey Luis a la muerte en la Convención Nacional. El 21 de enero de 1793, el Gran Maestre asistió a la ejecución del Rey con la guillotina en la Place de la Révolution, y más tarde le encomendó el control de la nueva República Francesa al Templario Maximilien de Robespierre, una figura destacada en el Club de los Jacobinos. Robespierre procedió a hacer cumplir el gobierno Templario a través del Reino del Terror, resultando en la ejecución por guillotina o encarcelamiento de miles de ciudadanos.

ACU The Temple 3

El Gran Maestro Germain usando la Espada del Edén en el Temple

En el Festival del Ser Supremo el 8 de junio de 1794, celebrado por Robespierre, Arno Dorian y Élise de la Serre lograron volver a la opinión pública contra Robespierre, y Germain lo abandonó. Después de escapar de la Guardia Nacional el 27 de julio, Robespierre huyó con sus seguidores Jacobinos, pero se vio obligado a dar la ubicación de la sede de los Templarios en el Temple.

Arno y Élise se infiltraron en el Temple, donde se enfrentaron a Germain en la bóveda de Jacques de Molay. Usando la Espada del Edén de Molay, Germain mató a Élise, pero a su vez perdió la vida a manos de Arno, dejando a los Templarios franceses sin líder. No obstante, Germain estaba convencido de que sus Hermanos Templarios abrazarían su visión de la Orden.

Temprana era moderna

Cazando al Koh-i-Noor

En algún momento a principios del siglo XIX, la Cruz Negra Tavis Olier fue enviado a investigar y recuperar el Koh-i-Noor, una poderosa Pieza del Edén, del sultán Selim III en Trípoli. Fue capturado y encarcelado, luego de lo cual el siguiente Cruz Nnegra Solomon Bolden fue enviado a Trípoli en 1805 para salvar a Olier y adquirir el artefacto.

ACT Akhbar Koh-i-Noor

Van der Graaf frente a Ahkbar

De camino a Trípoli, Bolden se enteró y se alió con Jan van der Graff, en secreto un agente del emperador Napoleón. Van der Graff aceptó ayudar a Bolden a entrar en el palacio, pero los atraparon y la Cruz Negra fue ejecutada. Van der Graff compartió una celda con Olier, quien lo entrenó durante tres años en los caminos de la Cruz Negra y la Orden Templaria.

En 1808, Olier se sacrificó para permitir la fuga de Van der Graff. Van der Graff descubrió cómo el ayudante de Selim, Ahkbar, era en secreto un Asesino que envenenó al sultán y robó el artefacto. Van der Graff mató al Asesino, y cuando aparecieron más miembros de la Hermandad, fingieron entregar el artefacto. En realidad, escapó con el artefacto, con la intención de mantenerlo a salvo como la nueva Cruz Negra.

Mandato sobre el bajo Canadá

Durante principios del siglo XIX, los Templarios británicos operaban como un grupo llamado Château Clique, un grupo de familias adineradas en el Bajo Canadá, que tenían el control de la administración de Quebec. En respuesta, los Asesinos, luchando por la independencia franco-canadiense de la opresión de los Templarios, financiaron al periodista Ludger Duvernay en 1832 para escribir varios artículos acusando a la administración de servir a la camarilla.

Los Templarios arrestaron a Duvernay y contrataron vagabundos y trabajadores para que lo mataran en la cárcel en protesta por los escritos del periodista. Los Asesinos lograron volver al pueblo contra los Templarios, probablemente con el uso de un Fragmento del Edén. La Hermandad aseguró la liberación de Duvernay, y en 1834 fundó la Société Aide-toi et le ciel t'aidera. El 24 de junio de ese año, Duvernay celebró una velada para que la sociedad se levantara contra los "opresores", que los Templarios intentaron interrumpir.

Conquista de la India

En 1839, los Templarios británicos habían dirigido su atención hacia la India, con la esperanza de obtener el control de la región a través de las conquistas de Gran Bretaña. En 1839, el Imperio Sikh siguió siendo el último bastión de la resistencia al Imperio británico en el subcontinente indio. Al ver la oportunidad de tomar el control de la India bajo la bandera británica, los Templarios se concentraron en sacar al Maharaja Ranjit Singh del poder, y tomar de su poder el Koh-i-Noor, un poderoso Fragmento del Edén.

ACBM Singh Cotton

Cotton frente a Singh después de envenenar su té

El 27 de junio de 1839, William Hay Macnaghten y su compañero, el general Francis Cotton, un Templario, asistieron a una fiesta en el palacio de verano del maharajá, con la secreta intención de envenenarlo para debilitar el poder del Imperio. Durante su reunión con el Maharaja esa noche, Cotton envenenó su té, que más tarde lo mataría, pero se enfrentó a la oposición del Asesino Arbaaz Mir. En el siguiente conflicto, la princesa Pyara Kaur activó el Koh-i-Noor y se transformó temporalmente en el Isu Durga. Después de que Cotton disparó contra ella, Durga soltó un estallido de energía, matando a Cotton y a los guardias del palacio.

Dos años más tarde, el sucesor de Cotton, el administrador William Sleeman, un Maestro Templario, y su mano derecha, Alexander Burnes, secuestraron al Mentor Hamid y le robaron el Koh-i-Noor. Sleeman tomó el artefacto y una Caja de los Precursores en el Templo Amritsar, donde los artefactos le mostraron un mapa que llevaba a otro Templo en Herat. Sleeman y Burnes viajaron allí, pero fueron distraídos por Arbaaz Mir, quien había seguido a los Templarios a Afganistán.

ACCI Quest Begins (3)

Sleeman y Burnes con los artefactos

Aunque el Asesino fue capturado, luego escapó, pero optó por dejar vivo a Burnes después de vencerlo en un duelo y retomar los artefactos. Sleeman había viajado de regreso a Amritsar para secuestrar a la amante de Mir, Pyara Kaur, para cambiarla por el artefacto, reteniendo su rescate en el palacio de verano. El Asesino se enfrentó a Sleeman y le entregó los artefactos, aunque la princesa apuñaló apresuradamente a Sleeman, permitiendo que Mir volviera a tomar el Koh-i-Noor, dejando a los Templarios con solo la Caja de los Precursores.

Varios años más tarde, el plan Templario para debilitar al Imperio Sikh fue un éxito, y el control de la región finalmente recayó en los Templarios, bajo la bandera británica, después de la caída del imperio en 1849.

Apariciones

Notas y referencias