FANDOM


Eraicon-AC2Eraicon-RenaissanceEraicon-Assassins

«Voy a enseñarte a sobrevivir.»
―Paola a Ezio[fte]

Paola (1438 - desconocido) era la líder de las cortesanas florentinas y dueña de La Rosa Colta. Era miembro de la Orden de los Asesinos, y hermana de Annetta, una criada de los Auditore.

Huérfana desde temprana edad, Paola había conocido muchas dificultades durante su vida, hasta que finalmente fue acusada del asesinato de un Guardias de la ciudad. Con la ayuda de Giovanni Auditore da Firenze, Paola logró salir de problemas, después de lo cual fundó su burdel.

Despues de la muerte de Giovanni a manos de los Templarios, Paola ayudo al joven Ezio Auditore da Firenze múltiples veces, enseñándole como mezclarse y disminuir su Notoriedad.Ella también renovó su contacto con Leonardo da Vinci, quien fue capaz de reparar la Hoja oculta.

Varios años después, ella estuvo presente en la reclamación de el Fruto del Edén por parte de Rodrigo Borgia en Venecia, junto con muchos otros Asesinos que habían ayudado a Ezio durante sus viajes.

Ella también jugó un papel importante durante la Hoguera de las Vanidades, donde ella y La Volpe reunieron a los ciudadanos contra Girolamo Savonarola, con la esperanza de liberar a la ciudad de su influencia.

Entradas en la base de datos Editar

En Assassin's Creed II Editar

Fecha de nacimiento: 1438.

Ocupación: matrona de La Rosa Colta.

No hay mucha información sobre Paola en los libros de historia, aunque en los archivos de Florencia consta que quedó huérfana a los 8 años, cuando sus padres murieron en el mar. Tuvo que elegir entre ingresar en un convento o prostituirse, y decidió hacer su vida en la calle.

A los 16 años desapareció de los registros, pero reapareció a los 20 cuando la arrestaron por matar a un guardia de la ciudad. Gracias a una interesante nota de Giovanni Auditore, sabemos que ganó el pleito alegando defensa propia.

Al quedar en libertad, Paola comenzó a regentar su propio burdel para proteger a otras muchas desdichadas de la calle.

BiografíaEditar

Primeros AñosEditar

Paola nació en 1438, como hija de dos miembros de la Orden de los Asesinos. Cuando tenía ocho años, mataron a sus padres en el mar y Paola y su hermana Annetta fueron dejadas sin cuidado. Debido a esto, cuando se le dio la opción de unirse a un convento de monjas o un burdel, Paola optó por vivir una vida en la calle.[1]

Convirtiéndose en cortesanaEditar

«Yo también fui traicionada.»
―Paola acerca de su pasado.[fte]
Fitting In 1

cicatrices en el brazo de Paola.

Después de haber sobrevivido en las calles durante 20 años, fue arrestada por asesinar a un guardia de la ciudad. Sin embargo, Giovanni Auditore, un miembro de la Orden de Asesinos, la representó en la corte y ganó el caso con una súplica de autodefensa.[1]

Después de eso, Paola se convirtió en Asesina y fundó un burdel, al que llamó "La Rosa Colta", para ayudar a otras mujeres que se habían visto obligadas a vivir en las calles. Annetta, mientras tanto, se convirtió en la sirvienta de la Familia Auditore.[1]

Ayudando a Ezio AuditoreEditar

«En mi trabajo la discreción es primordial. Cuando recorremos las calles deben vernos sin vernos. Como nosotras, tú también aprenderás a confundirte con la multitud.»
―Paola instruyendo Ezio.[fte]
FT 2 v

Paola y Ezio conversando.

En 1476, Giovanni Auditore y dos de sus hijos fueron ejecutados por los Templarios, bajo la acusación falsa de traición contra Florencia. Annetta trajo a la esposa de Giovanni, María y a su hija Claudia a Paola para buscar refugio, donde pronto se unieron al hijo que quedaba de Giovanni, Ezio.[1]

Poco después, Paola le enseñó a Ezio cómo permanecer sin ser detectado por los guardias de la ciudad, ya que Ezio aspiraba a vengarse de Uberto Alberti, el hombre que había organizado la ejecución de su familia. Después, ella lo envió con Leonardo da Vinci, quien podría reparar la hoja oculta de Giovanni.[1]

Después de que Ezio reparara la hoja y la usara para matar a Uberto, regresó con Paola, quien le informó sobre las formas de apartar las sospechas del guardia de la ciudad. Al hacerlo, Ezio llevó a su madre y a su hermana a la seguridad de Monteriggioni.[1]

Adquiriendo el Fruto del EdénEditar

«Se ha ido. Pero tenemos lo que buscaba»
―Paola acerca Rodrigo y el Fruto.[fte]
Play along 6

Paola hablando con Ezio en Venecia.

En 1488, Paola y algunos de los otros Asesinos se reunieron en Venecia para adquirir el Fruto del Edén, un antiguo artefacto que los Templarios llevarían a Venecia ese día. Con este objetivo, se aventuraron al lugar donde Rodrigo Borgia, el Gran Maestro de la Orden de los Templarios, obtendría el Fruto de sus hombres.[1]

Al llegar allí, los Asesinos tropezaron con Ezio peleando contra Rodrigo y sus guardias. Mientras que Paola, Teodora Contanto y Nicolás Maquiavelo permanecieron al margen, los otros Asesinos ayudaron a Ezio en la lucha. En la conclusión de la lucha, Rodrigo huyó y Ezio tomó la manzana, seguido de Nicolás que le reveló que todos los demás eran Asesinos.[1]

La misma noche, Ezio fue iniciado en la Orden por los otros Asesinos, incluyendo a Paola, después de lo cual todos realizaron un Salto de fe desde una torre.[1]

Hoguera de las VanidadesEditar

«Lo has hecho bien, Ezio.»
―Paola comentando sobre el trabajo de Ezio en Florencia.[fte]
BFV

Paola y La Volpe reuniendo a los ciudadanos.

En 1494, Girolamo Savonarola tomó el control de Florencia – que había quedado sin un líder fuerte después de la muerte de Lorenzo de Medici – con la ayuda del Fruto que había obtenido de Ezio seis años antes.[2]

En 1497, Savonarola instigó la Hoguera de las Vanidades, donde obligó a todos los florentinos a destruir cualquier forma de progresión en el Renacimiento. Nicolás se reunió con Paola y le informó que Ezio iba a asesinar a todos los lugartenientes de Savonarola y que tendrían que llevar a los ciudadanos a una revuelta.[2]

Después de que los nueve tenientes habían sido asesinados, Paola, Ezio, La Volpe y Maquiavelo fueron testigos de una multitud que se reunió frente al Palacio Pitti para capturar a Savonarola. Poco después, Paola también estuvo presente en la quema de Savonarola, aunque Ezio lo mató antes de que el fuego lo alcanzara, y dio un discurso sobre las personas que componían la fuerza que guiaba sus acciones, y que los hombres tenían el privilegio del libre albedrío.[2]

Vida posteriorEditar

«Entonces, ¿Veis dónde está?»
―Paola preguntando acerca de la camara.[fte]
X marks 3

Paola y los otros Asesinos en la Villa Auditore.

En 1499, Paola viajó a la Villa Auditore para ayudar a formular el plan para asesinar a Rodrigo Borgia. Ella y los otros distrajeron a la guardia de la ciudad en Roma mientras Ezio se infiltraba en la Capilla Sixtina.[1]

Después de eso, Paola mantuvo contacto con la familia Auditore, especialmente Claudia, con quien se había hecho muy amiga. En 1512, Claudia mencionó que Paola todavía estaba viva y era líder de los Asesinos.[3]

GaleríaEditar

CuriosidadesEditar

  • Según la base de datos Animus creada por Shaun Hastings, Paola supuestamente perdió a sus padres en 1446 o 1447, aunque Annetta nació en 1457.
  • En Assassin's Creed: Renaissance, el brazo de Paola estaba "marcado por las feas y largas cicatrices oscuras que lo cruzaban", mientras que en el juego el daño parecía ser más como marcas de quemaduras.

ReferenciasEditar


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />