FANDOM


Eraicon-Unity

Logo Wikipedia

El Reino del Terror, a veces referido simplemente como el Terror, fue un período de intensa violencia social y política en Francia, y particularmente en París, durante la Revolución Francesa. Durante el Terror, miles de personas en todo el país fueron ejecutadas, encarceladas o exiliadas por presuntos delitos de traición contra Francia.

El Terror fue planeado en secreto por el Gran Maestro Templario François-Thomas Germain, como la fase final de la "Gran Obra". Germain y su facción radical de la Orden Templaria buscaron convertir la revolución en lo más caótica y violenta posible. Hacerlo destruiría el antiguo orden social y conduciría a una sociedad capitalista en la que los templarios podrían controlar a la población en un secreto mucho mayor. La gente también temería el concepto de revolución, ya que el Terror hizo que una sociedad revolucionaria anárquica pareciera violenta y brutal.

HistoriaEditar

Debido a las maquinaciones de la templaria Marie Lévesque, la familia real fue responsabilizada por la escasez de alimentos en toda Francia durante la revolución. En enero de 1793, el rey Luis XVI fue enviado a la guillotina por alta traición, y los jacobinos bajo el templario Maximilien de Robespierre continuaron ganando poder. La reina María Antonieta sería asesinada unos meses después, junto con el partido girondino, los principales rivales de los jacobinos.

El recién formado gobierno revolucionario dirigido por el Comité de Salvación Pública tenía la tarea de defender a Francia de la amenaza de invasión y supuestas actividades contrarrevolucionarias, y se le dieron poderes cada vez más dictatoriales. Miles de personas acusadas de oponerse a la revolución fueron guillotinadas. En abril de 1794, críticos jacobinos del Terror como Georges Danton y Camille Desmoulins también fueron guillotinados.

En julio de 1794, el Terror se intensificó en "El Gran Terror" antes de finalmente terminar el 27 de julio, cuando varios revolucionarios se sublevaron contra los líderes del Terror y su violencia excesiva. Poco después, la mayoría de los instigadores del Terror fueron ejecutados, incluido Robespierre, convirtiéndose en las últimas víctimas de su propio reinado violento, aunque el día después de su caída presenciaron las peores ejecuciones masivas cuando setenta y siete personas fueron ejecutadas en un solo día.