FANDOM


Eraicon-AC2Eraicon-RenaissanceEraicon-Brotherhood bookEraicon-Revelations bookEraicon-Assassins

«¡Qué temperamento tiene!»
―Antonio acerca de Rosa tras atenderla de su herida, 1481.[fte]


Rosa (1460 - ¿?) era un miembro del Gremio Veneciano de Ladrones liderado por Antonio de Magianis, más tarde madame de la Rosa in Fiore y miembro de la hermandad italiana de los Asesinos. Ella también era un conocida cercana de Ezio Auditore da Firenze, enseñándole la maniobra salto y trepar por la cual era conocida.

Entradas en la base de datos

En Assassin's Creed II

Fecha de nacimiento: 1460.

Ocupación: ladrona.

Hija de un noble anónimo y de una prostituta, Rosa se crió sola en las calles de Venecia. En 1475 intentó robarle la bolsa al jefe del gremio de ladrones de Venecia, y la pillaron con las manos en la masa. Pero Antonio, en lugar de denunciarla ante la policía, la tomó como discípula.

Antonio llevó un diario del adiestramiento de Rosa, en el que anotó que su habilidad para saltar desde la calle hasta alféizares aparentemente inalcanzables "no tenía precedentes".

En cuanto a sus habilidades sociales, su vocabulario es calificado de "colorido, por no decir otra cosa". Al parecer, también se defendía bien peleando. Antonio escribió: "El último de mis ladrones que intentó besarla consiguió huir y salvó la mayor parte de los dientes.

Biografía

Vida Temprana

Alrededor del año 1460, un noble veneciano pagó a una prostituta por sus servicios, y Rosa fue concebida como resultado. Como la mujer no podía criar a su hija, Rosa tuvo que valerse por sí misma en las calles de Venecia.[1]

A la edad de quince años, Rosa intentó robarle a Antonio de Magianis, un extraño para ella en el momento, aunque finalmente fue atrapada. Como líder del Gremio Veneciano de Ladrones, Antonio decidió criar a Rosa como su pupilo, en lugar de entregarla a los guardias. A lo largo de su aprendizaje, mantuvo un diario del talento de Rosa, quedando particularmente impresionado por su alto nivel de agilidad.[1]

Ayudando a Ezio Auditore

«Cuando llegue el momento de entrar en el lugar, acuérdate de lo que te he enseñado.»
―Rosa a Ezio, justo antes de tomar el Palacio de la Seda.[fte]

En 1481, Rosa y varios de sus compañeros ladrones organizaron un ataque contra el Palacio de la Seda, desde donde el corrupto Emilio Barbarigo gobernó sobre los mercaderes de Venecia. Mientras sus aliados distraían a los guardias, Rosa comenzó a escalar el edificio; sin embargo, uno de los arqueros que patrullaba el Palacio logró darle en la pierna con una flecha, haciendo que se cayera.[1]

Demasiado herida para volver a intentarlo, Rosa exigió ayuda de un Ezio Auditore da Firenze cercano, a quien había robado ese día. A pesar de esto, Ezio consintió, y la protegió mientras corrían hacia los canales. En el camino, Rosa se defendió con orgullo, pero el dolor de su lesión finalmente resultó ser demasiado fuerte y colapsó.[1]

Incapaz de caminar más, fue llevada por Ezio hasta que se encontraron con el compañero ladrón de Rosa Ugo, quien la colocó en una góndola cercana. Ugo logró llevar a Rosa al gremio, mientras que Ezio los protegió al acabar con los arqueros cercanos.[1]

That's Gonna Leave a Mark 6

Ezio y Rosa reuniéndose con Ugo.

Una vez que llegaron al gremio, Rosa le ordenó enojada a Ugo que alertara a Antonio, pero su furia vaciló poco después, el agotamiento se apoderó de ella. Ezio la llevó a los ladrones y la acostó sobre una mesa cercana, luego de lo cual se les unió Antonio, quien sacó la flecha del muslo de Rosa, para su incomodidad. Luego la llevaron a un médico para curar su herida.[1]

Mientras se recuperaba de su herida, Rosa le enseñó a Ezio cómo agarrarse a las repisas más altas al escalar edificios. Después del primer intento exitoso de salto de Ezio, Rosa lo desafió a correr por la Basílica de Santa Maria del Fiore en un tiempo determinado, lo cual hizo con éxito.[1]

Años más tarde, en 1485, Rosa ayudó a Ezio y los otros ladrones en un segundo asalto al Palacio de la Seda. Ezio mató a los arqueros que custodiaban el palacio, permitiendo que Rosa y otros miembros del Gremio de Ladrones se disfrazaran y tomaran su lugar. Después de que Ezio asesinara exitosamente a Emilio Barbarigo, Rosa y los otros ladrones derribaron al resto de los guardias, y ella y Ezio abrieron las puertas del palacio para Antonio.[1]

He who waits 1

Rosa burlonamente le da a Ezio su regalo de cumpleaños.

En 1488, en el cumpleaños de Ezio, Rosa le obsequió con un manifiesto de embarque del Arsenal de Venecia, que detallaba la llegada de un bote Templario al día siguiente.[1]

Liderando a las cortesanas romanas

En 1504, Claudia Auditore da Firenze, la señora de la Rosa in Fiore en Roma, renunció a su papel después de ser asaltada por fanáticos de los Borgia. Poco después, Antonio fue contactado por su compañero ladrón y Asesino La Volpe, quien le preguntó si a Rosa le gustaría reemplazar a Claudia como la señora del burdel. Rosa estuvo de acuerdo y se mudó a Roma.[2]

En 1512, Rosa había llegado a ser líder entre los Asesinos Italianos.[3]

Personalidad y caracteristicas

«Espero que cojas la peste, bastardo... ¡Tú y la grandissima troia di tua madre!»
―Rosa a Antonio después de tratar sus heridas, 1481.[fte]

Rosa, como la única mujer del Gremio Venecianos de Ladrones, tenía una personalidad muy agresiva y dura para igualar al grupo dominado por hombres. Una vez, Antonio notó que, en el pasado, un grupo de ladrones había tratado de besar a Rosa y luego ella los había golpeado brutalmente.

Rosa no tenía miedo de dar órdenes o decir lo que pensaba a sus compañeros ladrones, y solía gritarles o insultarlos a la cara. Ugo, por ejemplo, recibió solo reprimendas de ella a pesar de ayudar en su rescate.

Rosa también maldijo con frecuencia, sobre todo después de lesionarse. Incluso después de que Antonio había tratado su herida, ella lo maldecía profusamente, llamándolo "bastardo" y "porca puttana", así como también insultando a su madre.[1]

Vida romantica

MSMD 1

Rosa y Ezio ligando.

Después de ser rescatada, la actitud de Rosa hacia Ezio cambió drásticamente. Ella se volvió coqueta y más íntima; en una ocasión, se emocionó cuando Ezio declaró que la necesitaba, solo para sentirse decepcionada cuando aclaró que quería aprender su técnica de escalada. También parecía volver a su verdadero yo cuando estaba a su alrededor, en lugar de la imagen de "ladrón duro" que mantenía la mayor parte del tiempo.[1]

A lo largo de los años, Ezio mantuvo una estrecha e íntima amistad con Rosa, y los dos solían verse coqueteando cada vez que estaban en compañía del otro.[1] Esto se pudo ver en una de esas ocasiones, cuando Rosa despertó a Ezio en su dormitorio y lo desafió a una carrera, antes de besarlo apasionadamente en los tejados de Venecia.[4]

Galería

Curiosidades

  • Rosa luchó con un Cuchillo de sultán.
  • En Visión de águila, Rosa se pondría roja por una fracción de segundo después de que Ezio hubiese asesinado a Emilio Barbarigo.
  • Es posible asesinar a Rosa en una instancia. Después de la misión Todo debe funcionar, se la pudo ver pasando junto a Ezio con la armadura de guardia que llevaba puesta durante el recuerdo. Durante este tiempo, Ezio podría asesinarla, aunque no tendría ningún efecto en el juego o la trama.
  • La flecha que golpeó la pierna de Rosa desapareció durante el juego, pero reaparece después.
  • En Assassin's Creed: Renaissance, se decía que Rosa era una de las mejores corredoras libres de su gremio.
  • En Renaissance, Ezio y Rosa claramente tenían una relación íntima, constantemente coqueteando y besándose. Algunos pasajes también implicaban una relación sexual.
  • La actriz de voz de Rosa, Lita Tresierra, estuvo involucrada en un accidente automovilístico y murió dos días después, poco antes de que comenzara la producción de Assassin's Creed: Brotherhood.

Referencias