FANDOM


Eraicon-AC2Eraicon-Project LegacyEraicon-SyndicateEraicon-TWCB

«Un mito convertido en milagro.»
―Un Asesino describiendo a la Sábana Santa.[fte]

Los Sudarios del Edén son Fragmentos del Edén. Creados por el científico Consus, estaban pensados para salvar y curar a los caídos de la Guerra de la Unificación.

Poderes

La función primordial de los Sudarios es sanar heridas físicas, sin importar su gravedad. El artefacto analiza el cuerpo de su portador y lo regresa a su forma inicial, regenerando los tejidos dañados[1]. En ciertos casos le es posible sanar a individuos nacidos con defectos, como fue el caso de Giovanni Borgia que nació deforme y con pocas esperanzas de vida[2].

Sin embargo, el uso innecesario de un Sudario podía generar un violento proceso adverso capaz de destruir el cuerpo de su portador en lugar de curarlo. Eso pasó en 1510 con el condotiero Niccolò di Pitigliano[3].

Aunque las leyendas sugieren que también es capaz de revivir a los muertos, los registros de los Asesinos y templarios niegan tal posibilidad[4][1].

Los Sudarios también otorgan a su portador un aumento de fuerza, lo que le permite cierta ventaja en enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Un gran ejemplo fue Crawford Starrick, que fue capaz de hacer frente a tres Asesinos en 1868. Sin embargo cuando el artefacto se le escapó de las manos aquella fuerza sobrehumana había desaparecido[1].

En el caso del Sudario del Edén 1, el prototipo de Consus, este tenía propiedades adicionales. Al contener la consciencia de su creador, este podía manifestarse mientras un individuo era curado por el manto durante el tiempo que tomase el proceso de reconstruccción. En el caso de Giovanni Borgia, la exposición al poder del mismo hizo que de algún modo Consus esté a lo largo de su vida acompañándole en forma de voces; asimismo hizo que en sus sueños pudiese ver las memorias de otros portadores del Sudario como Perotto Calderón y Marco Junio Bruto[5].

Otro efecto que sufrió Giovanni fue una especie de sensibilidad a los Fragmentos del Edén, ya que de algún modo podía sentir cuándo estaba cerca a uno.

Sudarios del Edén conocidos

Registrados

Otros

  • Alrededor de 1700 a. e. c. el profeta José estuvo en posesión de un Sudario gracias a su padre Jacob[6].
  • Cerca del año 970 a. e. c. David, segundo rey de Israel según los relatos, tuvo un Sudario que habría llevado puesto durante su lucha contra el gigante Goliat en el valle de Elah[6].

Curiosidades

  • En Assassin's Creed: Project Legacy, Erudito envió al usuario tres memorias relacionadas al Sudario del Edén 1 como un "regalo de Navidad". De ahí el nombre del capítulo: Fantasmas de la Navidad pasada[4].
  • Además de Giovanni Borgia hubo otros individuos que de algún modo podían contactarse o ser poseídos por Consus: Juana de Arco[7] y Dorothy Osborne[8]. Aunque no se ha explicado el origen de aquellas manifestaciones, es posible que hayan estado en contacto con un Sudario del Edén en algún momento de sus vidas.

Apariciones

Fuentes y/o referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Assassin's Creed: Syndicate
  2. Assassin's Creed: Project Legacy - Guerras italianas: Capítulo 4 - Perotto Calderón
  3. Assassin's Creed: Project Legacy - Guerras italianas: Capítulo 2 - Francesco Vecellio
  4. 4,0 4,1 Assassin's Creed: Project Legacy - Días festivos: Capítulo 1 - Fantasmas de la Navidad pasada
  5. Assassin's Creed: Project Legacy - Roma: Capítulo 2 - Giovanni Borgia
  6. 6,0 6,1 Assassin's Creed II - Glifo 07: Sigue buscando, y hallarás
  7. Assassin's Creed: Heresy
  8. Assassin's Creed: Assassins