FANDOM


Eraicon-UnityEraicon-TemplarsEraicon-featured

«No prevaleceremos. Salvemos la Orden.»
―Jacques de Molay al Templario no identificado[fte]

Este hombre (¿? - 1307) estuvo entre las filas de los Caballeros Templarios a principios del siglo XIV, durante la purga de su Orden. Ante el ataque al Temple por parte del ejército francés, el Gran Maestre Jacques de Molay confió al Templario esconder la espada del Edén y el Codex Pater Intellectus en las catacumbas de la fortaleza. Este Templario se abrió paso a través de soldados franceses, en el proceso enfrentándose al asesino Thomas de Carneillon, a quien dejó herido. Una vez este hombre cumplió su objetivo, De Carneillon le atacó por sorpresa y lo mató, antes de disponerse a recuperar los artefactos.

Biografía

«Ve a la torre. Toma la espada y el libro. Escóndelos. ¡Que los Asesinos no los cojan!»
―Jacques de Molay encomienda a su consejero su última misión[fte]

Este individuo fue uno de los muchos hombres que se unieron a la Orden de los Templarios en la Edad Media, cuando esta actuaba como los Caballeros Templarios, una organización clerical y militar dedicada a proteger a los peregrinos de Tierra Santa. El hombre en cuestión ascendió en los rangos de los Templarios, hasta el punto de convertirse en uno de los consejeros y amigos más preciados del Gran Maestre Jacques de Molay.[1]

El 13 de octubre de 1307, el ejército francés bajo el mando de Esquieu de Floyrac atacó el Temple, cuartel general de los Templarios en París; el rey Felipe IV de Francia, quien había ordenado el ataque,[1] buscaba satisfacer sus deudas económicas, y había sido manipulado por los asesinos franceses para atacar.[2]

Ante la llegada de los soldados franceses, el Templario salió de una reunión con sus hermanos y De Molay, quien emitió la orden de defender a toda costa la fortaleza. Este individuo decidió hacer lo mismo, pero cambió de idea cuando el Gran Maestre le instó a seguirlo. El Templario declaró que no esperaba un ataque tan pronto, y pensó que el papa Clemente V tenía la culpa de influir al rey en su decisión. De Molay le corrigió, e indicó que los verdaderos instigadores eran los asesinos.[1]

El consejero mostró su confusión, dado que él tenía entendido que el Imperio Mongol había erradicado a los Asesinos décadas atrás. De Molay negó esto, pues existían antes de establecerse en Masyaf, y criticó la visión de los Asesinos, tachándola de errada. Luego, el Gran Maestre, convencido de que aún podían salvar a los Templarios, le ordenó recuperar el libro que escribió, el Codex Pater Intellectus, y la Espada del Edén, para luego esconderlos sin que los Asesinos los tomasen.[1]

Tragedy of Jacques de Molay 11

El consejero nada más colocar la espada del Edén.

El Templario, al ver que Jacques de Molay le negaba contradecir sus órdenes, hizo lo que se le había indicado y se dirigió a la torre donde estaban ocultos los artefactos. Cuando llegó a la torre, pidió que no subiesen el puente levadizo, cosa que no dio resultado. Se vio obligado a escalar el edificio, lo que hizo sin problemas, antes de entrar en la habitación donde estaban sus objetivos. Allí, presenció la muerte de uno de sus hermanos, quien le advirtió del robo de la espada y el libro. El Templario vio al Asesino Thomas de Carneillon escapando por la ventana, pero esto no fue impedimento para seguirle igualmente.[1]

Después de una breve persecución, el Asesino usó una bomba de humo para confundir al consejero, a quien atacó con su hoja oculta. Este pudo evadir el ataque y plantarle cara en un duelo. Debilitado durante el combate, De Carneillon usó una bomba cegadora para huir, aunque el Templario le alcanzó una vez más. Esta vez, el consejero logró desarmar al asesino y herirlo con la espada del Edén. Le quitó el libro y se sumergió en la cripta de De Molay. Allí, guardó la espada en una estatua y el libro fue depositado bajo el suelo. El consejero abandonó la cámara, y contempló en el exterior el arresto de Jacques de Molay, antes de ser asesinado por la hoja oculta de De Carneillon, que había sobrevivido al ataque.[1]

Legado

Las acciones de este Templario fueron vitales para la supervivencia de la Orden. El Gran Maestre de los Templarios Franceses durante la Revolución Francesa, François-Thomas Germain, encontró el libro de De Molay y la espada del Edén, objetos vitales en su reforma de los Templarios, recreándola a imagen del Gran Maestre medieval. En 2014, apareció como personaje jugable en la nube de Helix, en un episodio llamado "La Tragedia de Jacques de Molay", donde no se revelaba su nombre. Este episodio trataba de la caída de los Templarios durante las últimas horas del consejero de Jacques de Molay.[1]

Personalidad y rasgos

Jacques de Molay: «Mmm. Hay otras fuerzas en acción.»
Templario no identificado: «¿El Papa?»
Jacques de Molay: «Los Asesinos.»
— Una de las últimas conversaciones entre Jacques de Molay y su consejero[fte.]
Tragedy of Jacques de Molay 4

Maestro y discípulo conversando.

Un hombre de gran altura y pelo largo marrón, como sus ojos, este Templario portaba el uniforme propio de su Orden estando de servicio. Tenía un carácter impetuoso y decidido, que no le impedía servir a De Molay, cuyas órdenes seguía las comprendiese o no. Su devoción por su Gran Maestre, quien confiaba en él enormemente, era tan grande como la que tenía por la Orden Templaria, a la que protegía y ayudaba costase lo que costase. Era totalmente capaz de desatar el poder de la espada de Edén contra De Carneillon si eso le permitía que la Orden continuase viviendo.[1]

Por otra parte, posiblemente ignoraba el conflicto secreto de su Orden contra los asesinos, al extrañarse por la intervención de estos en su persecución, llegando a creer que el culpable era el Papa, que había influenciado a Felipe IV. Cuando vio a su señor ser arrestado, el Templario se encaminó a rescatarlo, pero fue asesinado en el acto.[1]

Equipamiento y habilidades

El Templario usaba en combate un montante, que le permitía librar combates contra sus enemigos en conjunción con su armadura de Templario. De hecho, no tenía problema en detener o desviar ataques de soldados franceses, ni tampoco en evadirlos. Era un rival capaz frente a Thomas de Carneillon, un asesino experimentado, que por otra parte lo mató, aunque solo porque pilló al Templario desprevenido. El consejero, además de combatir bien, sabía cómo hacer parkour.[1]

Entre bastidores

Este Templario, aún por identificar, apareció únicamente en Assassin's Creed: Unity, un videojuego de Ubisoft que salió a la venta en noviembre de 2014 para Xbox One, PlayStation 4 y PC. Es, junto a Arno Dorian, el único personaje jugable del juego, solo que el Templario está disponible en el primer recuerdo de todos, el cual no se puede repetir.

Apariciones

Notas y referencias

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.