FANDOM


Eraicon-AC2Eraicon-BrotherhoodEraicon-Project LegacyEraicon-RenaissanceEraicon-Brotherhood bookEraicon-LineageEraicon-Ascendance

Templarios italianos
Knights
Información de la organización
Fundador(es)

Rodrigo Borgia ( a su vez era el Gran Maestre)

Título de líder

Gran Maestro

Cuartel general

Roma

Religión

Variada

Información histórica
Fecha de su formación

1476

Fecha de reorganizacion

1507

Información adicional
Miembros notables

Los Templarios Italianos eran una de las ramas renacidas de la Orden del Temple entre los años de 1476 a 1507. Sus objetivos, como el de cualquier rama Templaria, era el obtener el control total sobre la Italia renacentista mediante el uso del Fruto del Edén y con el descubrimiento de la Cripta dentro de la Basilica de San Pedro. La Orden se tuvo que enfrentar con el asesino Ezio Auditore da Firenze y a la Hermandad reformada de asesinos.

Objetivos

Los templarios italianos tenían varios objetivos, entre ellos el más común de obtener el control de toda Italia en todos los aspectos. Otro de sus objetivos era la obtención del Fruto del Edén y el Cetro para lograr abrir la Cripta de la Primera Civilización.

Métodos de control y poder

Los Templarios italianos se bastaron de distintas formas para hacerse con el poder y el control de pueblo.

Una de las más comunes era convertir a la Orden a personajes de poder, como por ejemplo mercaderes poderosos, políticos, reyes o clérigos de alto nivel. Con ellos como miembros de la Orden, los templarios tenían los recursos suficientes para llevar a cabo sus planes. Igualmente recurrian al soborno para tener bajó sus ordenes a los guardias locales o inclusive ejércitos.

Para conservar el control sobre el pueblo recurrieron al chantaje, la opresión o el terror sobre ellos, para ello usaron distintos agentes o a los guardias para doblegar a la gente. También usaban a los heraldos o a los clérigos para poner a su favor al pueblo y siguieran, sin saberlo, sus objetivos.

Historia

Conspiración en Milán, Florencia y la Toscana

Asesinato del Duque de Milán y de la familia Auditore

En el año de 1476, hubo varios intentos por parte del papado templario que buscaban deponer a los gobernantes de provincias de la Toscana que fueran populistas y reemplazarlos con otros que sirvieran a 

Asesinato de los Auditore

Los templarios responsables en la ejecución de los Auditore.

sus fines. Igualmente, los templarios conspirando con el papa Sixto IV lograron con éxito matar al Duque Sforza de Milán para debilitar a Florencia y a la Toscana .

Los templarios un poco después de los eventos del Duque de Milán deciden acabar con el asesino Mario Auditore quien les seguia la pista, tras acusarlo de traición el templario Uberto Alberti precede el mismo su ejecución de tres familiares Auditore (entre ellos Mario) pero sin éxito con Ezio quien termina quitandole la vida.

Conspiración de los Pazzi

Organizando la conspiración

La familia Pazzi terminando de organizar el plan para derrocar los Medici.

En el mismo año, en San Gimignano el Maestre Borgia se reune con los Pazzi para quedar acuerdo sobre su plan , en ese mismo momento los asesinos atacaban el lugar en busca de Vieri de Pazzi quien termina asesinado por el asesino Ezio Auditore.

En 1478 en Florencia, con el apoyo del papa, los templarios (entre ellos la
La conspiración llevada a cabo

Los Pazzi llevando a cabo el asesinato de Giuliano.

familia Pazzi y otros aliados de la comarca) decidieron llevar a cabo un golpe de Estado en la mañana del domingo durante la misa al derrocar a los Medicis. Justo cuando pasaba Giuliano de Medici con su esposa, Francesco de Pazzi y Bernardo di Bandino Barocelli le atacan hasta la muerte y mientras que los monjes Stefano de Bagnone y 
Muerte de Francesco

Con Francesco muerto la conspiración fracasa.

Antonio Maffei dejan herido a Lorenzo. En eso Francesco dirige sus fuerzas contra Lorenzo pero el Ezio Auditore elimina a los sicarios dejando con vida a Lorenzo. Mientras tanto, el arzobispo Francesco Salviati conducia el resto de las tropas dentro de la ciudad. En un intento de tomar el poder, Francesco lleva a sus sicarios al Palacio de la Señoria para acabar con todos los aliados de los Medici pero es asesinado finalmente por el asesino Ezio y su cuerpo colgado desde la torre de la Señoria haciendo que Jacopo de Pazzi y el resto de los conspiradores huyan. 

Jacobo siendo traicionado

Jacobo siendo traicionado por El Español.

En los siguientes años, uno a uno de los conspiradores fueron cayendo a las manos del mismo asesino florentino. En un intento de huir, el último de los Pazzi, Jacopo, se reune en las lejanias de San Gimignano con el Gran Maestre y Emilio Barbarigo para ver si podía ir con ellos pero al final termina traicionado por este y ambos huyen después de tenderle una trampa al asesino.

Control de Venecia

El mercader veneciano

En 1485 de regreso en Venecia , el templario Emilio Barbarigo trato de unificar todo el comercio existente en
Muerte de Emilio.

Emilio asesinado por Ezio Auditore.

Venecia bajo su bandera pero esto ocaciono el enojo del Gremio de Ladrones de la zona quienes intentaron derrocarlo varias veces. Emilio llevaba la delantera pero con la llegada del asesino Auditore a Venecia y apoyando a los ladrones, Emilio fue finalmente derrocado y asesinado en el Palacio de la Seta después de haber sido advertido por Carlo Grimaldi de la estadia del asesino en el lugar y que se reuniera con los demás en la plaza de San Marco.

Complot contra el Dogo

Reunion de los templarios

Marco es elegido como el siguiente dogo por el Maestre.

Después, Carlo Grimaldi, el resto de la familia Barbarigo y Dante Moro se reunieron con el Maestre Borgia para discutir que harían tras la muerte de Emilio, Rodrigo les dijo que asesinaria al dogo para que finalmente (tras
Complot contra el dogo

Grimaldi envenena al dogo.

una discusión) quedara electo Marco Barbarigo como nuevo dogo. Grimaldi intento convencerlo de que podía hacerlo parte de la Orden al dogo pero Rodrigo le reprime y le da la orden de que el mismo le mate esa tarde con un veneno que traería Silvio Barbarigo. Tras ello, se separan de nuevo en el puente  
Muerte de Carlo

Carlo es asesinado por el Asesino florentino.

Esa misma tarde armado con el veneno Grimaldi intento convencerlo por ultimo vez pero al ver era imposible decidio darle de beber el veneno con el pretexto de tomar vino mientras jugaban ajedrez, el asesino Ezio Auditore llegando al Palazzo Ducal intento detenerlo pero era tarde ya que ya se había tomado el veneno y Carlo en su intento de escapar fue asesinado por este.

Ascenso y caída de los Barbarigo

Un año después, Marco con el puesto asegurado de dogo, se escondia en
Marco en el carnaval

Marco Barbarigo en el carnaval de Venecia.

el Palazzo Ducal hasta que le toco organizar el Carnaval de Venecia. Los templarios Silvio y Dante cuidaron y ganaron (sobornaron al juez) los juegos para conseguir la mascara dorada pero al entererse del robo que hizo el mismo asesino de la mascara alertan a Marco para que redoble la seguridad pero termina siendo asesinado por el asesino usando el cañon oculto.

Recuperación del Fruto del Edén

Silvio y Dante muertos

Silvio y Dante antes de morir.

En el mismo año, Silvio Barbarigo y Dante Moro se apoderaron del Distrito Militar de Venecia encarcelando a Bartolomeo di Alviano haciendo preparativos para zarpar a Chipre para conseguir el Fragmento del Edén que había ahí. Debido a la ofensiva de Bartolomeo y la actuación del asesino, los dos fueron asesinados y el barco zarpo sin ellos.
Rodrigo confrontando a Ezio.

Rodrigo cara a cara con Ezio disputándose el Fruto.

Dos años después, el barco regreso a Venecia con el Fruto que se envío al Español con una escolta (en ella iba disfrazado Ezio Auditore) cuando llego a su destinatario, el asesino mato a los guardias y combatío con el Maestre templario hasta la llegada del resto de los asesinos y este tuvo que escapar. 

Cerca de la fecha, en 1492, Rodrigo fue electo Papa siendo nombrado Alejandro VI en el conclave hecho en el mismo año. El Español siendo ahora el Vicario de Cristo hizo que los templarios tuvieran el poder sobre Roma.

Asedio a Forli y la Hoguera de las Vanidades

En ese mismo año, Rodrigo se entero sobre el mapa del fallecido esposo de Caterina Sforza sobre la posición del resto de las páginas del Códice por lo que mando a los hermanos Orsini a Forli para conseguirlo. Estos se enteraron de que el Fruto estaba en poseción de la condesa por lo que decidieron también recuperarlo pero fueron detenidos por el asesino que se encontraba en Forli en ese momento.

Cuando la manzana cayo bajo el poder del monje Savonarola Rodrigo intento recuperar sin éxito varias veces el Fragmento que tenía en su poseción enviando oleadas de soldados a Florencia que el monje había tomado.

Ataque al Vaticano

En 1499, el Asesino florentino Ezio Auditore se dirigió al Vaticano para matar al Maestre Borgia. Mientras Rodrigo daba la misa dominical el Asesino se apareció exigiendo la entrega del cetro papal (que era un Fragmento del Edén) pero este responde usandolo, dejando inconscientes a los monjes que había, luchando contra el Asesino mientras que este usaba el Fruto para igualar la pelea. A pesar de que Ezio parecía tener la ventaja Rodrigo usó el poder del Cetro dominando al Asesino quitandole el Fruto y entrando a la boveda oculta del Vaticano.

Combinando ambas piezas logró llegar hasta la entrada de la boveda pero fue incapaz de ingresar a esta para descubrir a, quien él creía era, "Dios". En eso aparece de nuevo Ezio con quien luchó a puño limpio en el que Rodrigo pierde y le es perdonada la vida. Al ver que Ezio entró a la boveda, Rodrigo decide escapar decepcionado por lo ocurrido.

Asedio a Monteriggioni

En enero de 1500, el templario e hijo del Maestre de la Orden, César Borgia, decide asediar la villa en donde se refugiaban los Asesinos italianos. Usando cañones y maquinas de asedio para sitiarla, a pesar de los esfuerzas de Mario Auditore y Caterina Sforza, las fuerzas de César terminó ganando el sitio. Entró a la villa con el resto de sus aliados y con un muy débil Mario quien termina siendo asesinado por César con un arma inventada por Leonardo Da Vinci. Terminando con el asedio, los templarios se hicieron con la Manzana y creyendo que Ezio había muerto en el mismo decidió volver a Roma.

Control de Roma

Para el año 1500, los Borgia gobernaron Roma a base de represión y corrupción. A pesar de que Rodrigo era el Gran Maestre su hijo, César, terminó dirigiendo la Orden. Estando al mando del Ejército papal dirigió distintas campañas en la Romaña, al margen de las guerras italianas, para unificar Italia. Su hermana, Lucrecia, fue usada para conseguir alianzas politicas con diversos políticas y reyes que les serían utiles a los Borgia. El sobrino de Rodrigo, Juan Borgia, administraba y financiaba los fondos de César para la guerra. Igualmente, César se alió con el rey francés Luis XII quien le apoyó en Roma enviandole a Octavian de Valois.

Igualmente, César "contrató" los servicios de Leonardo Da Vinci para crear distintas maquinas de guerra que le servirían para conquistar Italia.

Conspiración contra Nicolas Copérnico

En el 1500, Copérnico fue investido sacerdote en la corte pontifica por Alejandro VI y más tarde fue convertido a la Orden del Temple. A pesar de ello, el polaco continuó investigando y predicando acerca de sus nuevos descubrimientos sobre los astros pero ello hizo que el papa haya dejada de apoyarlo haciendo que el Maestro del Sagrado Palacio mandará guardias para matarlo en una de las plazas de Roma pero terminó siendo fallido el atentado debido a la intervención del Asesino Ezio Auditore.

Ocurrido esto, el Maestro decide enviar a matar a compañeros cientificos de Nicolas pero la mayoría lograron escapar debido a la intervención del Asesino, excepto uno que murió a manos de un sicario. Después, el mismo Asesino terminó dandole muerte al Maestro pero le dijo que había enviado antes de su muerte a unos asesinos para matar a Copérnico cerca del Coliseo en donde estaba reportando un eclipse pero terminó frustado de nuevo este intento dejando a Nicolas escapando con vida.

Infiltración en el Castillo de Sant'Angelo

El Asesino florentino Ezio Auditore se infiltró dentro del Castillo para asesinar a los cabecillas de la Orden  y rescatar a Caterina Sforza, pero debido a que un informante le avisó sobre el atentado Rodrigo estuvo fuera de la ciudad y César se fue a Urbino. Aún así, el Asesino descubrió la relación entre Lucrecia y Pietro, al salir Pietro del castillo, Ezio amenazó a Lucrecia para darle la llave, terminando llevandola hasta la celda de Caterina, a pesar del esfuerzo de los guardias para evitarlo.

Los guardias al final intentarón detener a Caterina y Ezio, pero por una explosión hecha por Nicolas Maquiavelo, la mayor parte de los soldados volvieron al Castillo y el resto terminó perdiendo el rastro del Asesino.

Caída del régimen de los Borgia

Asesinato del Banquero

Juan Borgia el Mayor, llamado el "Banquero", no solo financiaba a César si no que también fue prestamista dandole dinero a diversos políticos de Roma, entre ellos Egidio Troche, a quien por la fuerza intentó hacerlo pagar.

En 1503, el Asesino Ezio Auditore en un intento de cortarle los fondos a César ayudó a Egidio a saldar su deuda brindandole la oportunidad de asesinar al Banquero. Juan, mientras tanto, organizó una fiesta para celebrar los éxitos de César en la Romaña. Mientras Juan festejaba y se paseaba por el lugar, el Asesino le asesino sigilosamente en un banco dando por terminado los fondos de César para la guerra.

Asesinato del Barón

Octavian de Valois, fue un barón francés, militar y aliado templario de los Borgia quien apoyó a César para acabar con los remanentes Asesinos en Roma. Su principal objetivo era acabar con el condotiero Bartolomeo d'Alviano, quien en secreto era un miembro de los Asesinos, durante un tiempo tuvo sitiado el cuartel de Bartolomeo junto con las fuerzas de César.

En 1503, el Asesino florentino Ezio Auditore con la necesidad de los informantes y las fuerzas de Bartolomeo decidió ayudarlo para acabar con el Barón. En uno de los sitios contra d'Alviano, Octavian secuestró a la esposa de Bartolomeo: Pantasilea Baglioni. Luego obligó a Bartolomeo a negociar por la vida de su mujer diciendo que la dejaría vivir si él se rendía, por ello le dejó decidir hasta la madrugada del siguiente día. Sin saberlo, Bartolomeo y Ezio montaron un engaño, usando unos trajes de los soldados franceses para infiltrarse dentro del Campamento Pretoriano y asesinarlo. Dentro, después de una discusión entre Bartolomeo y Octavian, el Barón decide matar a Pantasilea pero Ezio da la señal para atacar a las fuerzas de Valois. Tras ello, Octavian se lleva a Pantasilea dentro de la fortaleza protegida por tiradores pero el Asesino se infiltra sin ser visto por él y termina asesinandolo antes de que matará a la esposa de d'Alviano. 

Intento de asesinato de Pietro

En agosto del mismo año, César regresa a Roma para encargarse de Francesco Troche cuyó hermano envió una carta avisando sobre los planes de César en la Romaña, su mano derecha asesinó y arrojó al Tíber. Después descubre el romance entre Lucrecia y Pietro Rossi; ardido por los celos, César manda a su mano derecha, Micheletto Corella, para asesinar a Pietro. Debido a que Pietro era actor e iba a actuar en una representación de la Pasión Micheletto planeaba matarlo con una lanza dentro de la obra para que pareciera "accidental"; para ello dio disfraces de centuriones a varios soldados para que le escoltaran dentro de la obra pero la intromisión del Asesino florentino hizó que los guardias fueran reemplazados por Asesinos.

Ya en la obra, Micheletto preparado con el disfraz y la lanza estaba a punto de empalar a Pietro pero el Asesino le detuvo, a pesar de que estuvo a punto de matarlo, Ezio le perdonó la vida.

Asesinato de Rodrigo Borgia y perdida del Fruto

César regreso al Castillo de Sant'Angelo para discutir con su padre sobre la falta de apoyó para sus campañas en la Romaña, sin saber que el Barón y las maquinas de Leonardo habían sido destruidas, pero en eso César come una manzana que había en una cesta mientras Rodrigo le decía todo lo que había ocurrido en su ausencia por los Asesinos y sobre la falta de responsabilidad de sus actos; en eso apareció Lucrecia quien adivirtió, muy tarde, sobre el intento de envenenar a César con las manzanas. Enfadado, César arremete contra su padre obligandoló a morder una manzana y matandolo finalmente, en ello también obligó a Lucrecia a decirle donde escondió el Fruto mediante la amenaza de estrangulandola hasta la muerte. Finalmente le confesó que el Fruto se encontraba en la entrada de la Basílica de San Pedro y tras ello, se marcho del castillo hacía la Basílica.

Ahí llega César con varios guardias papales pero se encontro con Ezio Auditore, quien había tomado ya el Fruto, entonces decidió quitarselo por la fuerza pero el veneno le hizó efecto obligandolo a huir. A pesar de todos los esfuerzos de los guardias, el Asesino logró escaparse con la Manzana.

Intentando recuperar el control de Roma

El envenenamiento por la manzana dejó muy debilitado a César y a finales de ese año escribió al Vaticano pidiendoles que le dieran más soldados bajo sus ordenes mientras Micheletto reunía al resto de los hombres de César que estaban en la Romaña para organizar una ofensiva final en la ciudad y acabar con los Asesinos.

Entonces, César se reunió en la ciudad con varios capitanes de la guardia para que le ayudará a organizar las fuerzas en la ciudad y matar a los Asesinos. Los capitanes asustados por los Asesinos deciden no apoyarlo, logrando la furia de César, pero en eso apareció Ezio que usó la Manzana y sus reclutas y mató a los capitanes, a excepción de Borgia quien huyó del lugar.

Luego de lo ocurrido, César se reunió con varios cardenales en el Coliseo para lograr que el Vaticano le ayudará a acabar con la amenaza de los Asesinos. Pero los cardenales deciden no apoyarlo debido a la mala fama de César y su familia y las malas campañas militares, además de que el nuevo Papa no apoyaba para nada al General caído. De forma sorpresiva, irrumpió la reunión Ezio quien espantó a los cardenales y a César y mató a los guardias que se encontraban ahí.

En diciembre de 1503, César intentó un último movimiento para recuperar el poder en Roma. Junto con Micheletto, trajó su ejército de la Romaña y en las puertas de Roma, César, acompañado de varios guardias dio su combate final en contra de los Asesinos. A pesar de sus esfuerzos, los Asesinos con el poder del Fruto acabaron con sus fuerzas, pero César se refugió en su ejército en las afueras de Roma. En eso aparecio el general Fabio Orsini quien le arrestó bajo ordenes del papa Julio II alegando su traición al matar a su predecesor y haber cometido incesto con su hermana , tras eso fue escoltado por los soldados jurando escapar y volver victorioso.

Escape a España

A pesar de que César fue encarcelado en el Castillo de Sant'Angelo, logró escapar y huir de Roma. Pero fue de nuevo encarcelado por ordenes del papa en el Castillo de la Mota en Aragón, España. Micheletto, quien le seguía leal, planeó su escape.

En 1506, sobornó un guardia y le hizo bajar los muros a través de una soga. César realizó finalmente su escape disfrazado de guardia.

Asalto a Valencia

Después de escapar, César empezó a reunir un pequeño ejército mientras el planeaba las tácticas de batalla en el barco El Lobo Solitario. Aunque trató de organizar todo con secreto, Ezio Auditore y Maquiavelo lo localizarón y destruyeron su campamento y sus naves con una invención de Da Vinci.

Logrando escapar de las hojas del Asesino, César empezó a discutir con Micheletto y le hecho la culpa sobre el declive de su poder en Roma y la humillación por parte de los Asesinos. Le insultó de tal forma que Micheletto, furioso e indignado, trató de matar a César pero este logró acabar con él con su pistola. En eso descubrió a los Asesinos, quienes escucharon todo, espiandolo y trató de acabar con los Asesinos usando su pistola pero solo hirió a Maquiavelo pero pudo huir. A pesar de eso, los Asesinos escucharon sobre los planes de César de cruzar la frontera y pedirle ayuda a a su cuñado, el Rey Juan III de Navarra.

Asalto a Viana y muerte

El 12 de marzo de 1507, César con el ejército de su cuñado decidió asaltar Viana, ya que si resultaba victorioso, recuperaría el apoyo de la corona francesa. En el transcurso del asalto, César dirigió de forma implacable sus fuerzas no solo acabando con los soldados de la ciudad si no también se encargo de asesinar a cuanto civil se cruzaba en su camino. Desafortunadamente, el Asesino Ezio Auditore le siguío hasta Viana, en varias momentos César encaró al Asesino pero logró huir momentaneamente de su destino.

El general, acorralado finalmente por el Asesino, usó todas sus habilidades y armas para acabar con su atacante pero el Asesino finalmente terminó clavandole su cuchilla en el cuello. César antes de desangrarse le dijo a Ezio que él no moriría a manos del hombres, por lo cual el cual, Ezio decidió tirarlo desde la muralla de la fortaleza acabando con la vida del último templario italiano.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.