FANDOM


Eraicon-AC2.pngEraicon-Brotherhood.pngEraicon-Renaissance.pngEraicon-Templars.pngEraicon-Realworld.pngEraicon-featured.png

«Vieri de' Pazzi. Además de ser el miembro más joven de la segunda familia banquera más prestigiosa de Florencia, era un muchacho que sabía bien cómo gastar el dinero de su padre.»
Shaun Hastings hablando de Vieri de' Pazzi[fte]

Vieri de' Pazzi (1459 - 1478) fue el hijo de Francesco de' Pazzi, así como el miembro más joven de la familia Pazzi vivo durante el siglo XV, y que, al igual que su padre y su tío abuelo, formó parte de las líneas de los Templarios resurgidos, liderados en ese entonces por Rodrigo Borgia.

Vieri, ejerciendo su vida en la República Florentina a la sombra del gobierno de los Medici, sobornó a muchos miembros de la guardia local para llevar a cabo eventos que en la mayoría de las ocasiones ponían en ridículo a ciudadanos de clase media, incluyendo carreras en botes, carruajes y de caballo, y también realizó actos de manera despótica para lograr objetivos que se trazaba, como el cortejo fallido de Cristina Vespucci, situación que le causó a Vieri una enemistad con Ezio Auditore da Firenze, otro joven noble cuya familia estaba involucrada en los rangos de la organización opuesta a los Templarios, los Asesinos.

En 1476, cuando el confaloniero Uberto Alberti condenó a la horca al patriarca de la familia Auditore y a dos de sus hijos, Vieri y su padre recibieron instrucciones de Rodrigo Borgia para orquestrar junto a unos arrendatarios lo que sería la caída inminente del gobierno de los Medici. Sin embargo, cuando buscó establecer el control de la ciudad de San Gimignano, la cual dirigía, Vieri entró en una breve disputa con el condottiero Mario Auditore, de la aldea de Monteriggioni.

Durante una contienda en San Gimignano, Vieri envió tropas contra los mercenarios de Mario, aunque fue atacado y eventualmente asesinado por Ezio Auditore.

Entradas en la base de datos

Vieri de' Pazzi.png

Imagen de perfil de Vieri en la base de datos de AC II.

En Assassin's Creed II

Fecha de nacimiento: 1454.

Ocupación: noble.

Vieri de Pazzi. El benjamín de la segunda familia de banqueros más célebre de Florencia. Un anténtico experto en dilapidar la fortuna de papá. Aparte de gastar dinero en juergas que incluían armas, animales y vestidos exóticos, era muy competitivo, y organizaba carreras de todo tipo: a pie, a caballo, regatas... Todas amañadas, claro. Además, si por un increíble revés de la fortuna perdía alguna carrera, invitaba a toda la familia del ganador a un gran banquete. Y les servía... manjares de muerte.

En Assassin's Creed: Brotherhood

Fecha de nacimiento: 1454

Ocupación: Noble

Vieri de Pazzi era más que un bravucón, era peligroso. A la edad de quince años, ya era un asesino entrenado, trabajando con su padre, Francesco, para tomar el control de Florencia.

Afortunadamente, murió a manos de Ezio en 1478.

Biografía

Vida temprana

Ezio: «Buonasera, Vieri. Casualmente estábamos hablando de ti. Me sorprende verte por aquí, pensé que los Pazzi le pagaban a otros para que hicieran su trabajo sucio.»
Vieri: «¡Es tu familia la que grita pidiendo ayuda a los guardias, codardo! ¿Te da miedo manejar las cosas tú mismo?»
Ezio: «Bueno, tu hermana pareció muy satisfecha cuando yo la manejé
Vieri: «Uccidetelo! (¡Mátenlo!)»
— Vieri de' Pazzi confrontando a Ezio Auditore[fte.]

Vieri de' Pazzi nació en el año de 1459[1] después de cristo—como hijo del noble Francesco de' Pazzi—en pleno apogeo de la Monarquía de los Médici. Al ser un miembro de la familia Pazzi en un momento culminante de la historia para lo que significó para los Templarios resurgidos el establecimiento del control sobre la mayor parte de los Estados italianos, Vieri cultivó desde pequeño, al igual que su padre, un rencor especial hacia las clases sociales inferiores, y por otro lado un sentimiento de recelo y odio hacia Lorenzo de' Medici por ser un gobernante que mandaba con miras a satisfacer al pueblo y no a la clase rica.[2] Vieri también tuvo a una hermana llamada Viola.[3]

ACBH Second Chance.png

Vieri de' Pazzi intenta violar a Cristina Vespucci, mientras es confrontado por Ezio Auditore.

Desde pequeño, Vieri fue consentido con toda clase de lujos, entre los cuales estaban el uso de grupos enteros de botes y carruajes para competencias deportivas arregladas que realizaba en Florencia especialmente enfocado a poner en ridículo a sus competidores, los cuales eran en su mayoría de clase media. No obstante, es sabido que al menos en una ocasión Vieri fue vencido a pesar de la trampa que hacía para quedar de primero, y cuando esto llegaba a ser así, él invitaba a la familia entera del triunfador a una cena en su palazzo, la cual envenenaba con ganas de quitar la vida toda persona que tuviera un parentesco sanguíneo con la persona que le había ganado, demostrando así su capacidad y disposición de matar, y, como su padre, un retorcido placer por el sufrimiento de los demás.[2]

Aparte de valerse de guardias que los Pazzi en persona pagaban para su protección, Vieri contrató numerosamente a grupos de mercenarios, a los cuales, aparentemente trataba con desdén y en ocasiones como esclavos y seres infrahumanos, y en el caso de que algunos se rebelase, era sabido que Vieri ejercía prácticas de tortura y homicidio por medios sumamente severos como la descuartización. Además, es sabido que por estas prácticas, Vieri no se llevó bien con su padre, y durante actos bélicos con sus soldados obtuvo una página del Códice de los Asesinos, posiblemente encontrada en un saqueo o entregada por algún otro Templario.[2]

En 1476, Vieri siguió a la joven modelo de artes Cristina Vespucci hasta su casa, donde le dijo que no quería esperar a que ella aceptara ser su compañera, y tras eso intentó asaltarla sexualmente. Sin embargo, antes de que pudiera hacer nada más, fue interrumpido por el noble Ezio Auditore da Firenze, que defendió a la muchacha e inició una pelea con Vieri. Tras perderla, el miembro de la familia Pazzi dejó el lugar y aseguró que se vengaría en algún momento.[4]

Vieri y Ezio se encontrarían y pelearían en varias ocasiones después de eso, y en la que siguió a su encuentro en la casa de la joven fue en el Ponte Vecchio, en el que ambos se insultaron y a sus familias mutuamente, aunque el comentario que realmente empezó la disputa fue uno realizado por Ezio que demostraba ser un chiste sexual sobre la hermana de Vieri, Viola. El miembro de la familia Pazzi, airado, arrojó una piedra contra Ezio y su grupo de amigos, hiriendo al Auditore en la cara. Tanto los matones de Vieri como los amigos de Ezio dieron inicio a un combate a mano limpia, aunque los Pazzi terminaron perdiendo cuando Ezio recibió ayuda de su hermano.[2]

La Conspiración de los Pazzi

Ezio: «¿Qué quieres, Vieri?»
Vieri: «Tantas cosas. Un palazzo más grande, dos corceles nuevos, una novia más bella... ah, sí, y tu vida.»
— Vieri de' Pazzi amenaza a Ezio Auditore[fte.]
RA 2 v.png

Vieri de' Pazzi retando a Ezio Auditore en las afueras de Monteriggioni.

A finales del año 1476, el líder de los Templarios italianos, Rodrigo Borgia, estableció un plan en conjunto con la familia Pazzi para derrocar del trono florentino a los Medici y establecer un nuevo gobierno que sirviera a su voluntad, trabajando con el apoyo del Papa Sixto IV. Alrededor de esa fecha, el padre de Vieri, Francesco, fue encarcelado por el confaloniero Uberto Alberti bajo órdenes del Asesino Giovanni Auditore—que era padre de Ezio—con las acusaciones de conspiración. No obstante, Alberti, al ser un Templario, solo pretendió aprisionarlo y lo liberó clandestinamente. Para sorpresa de los florentinos, Alberti en su lugar ordenó la captura y ejecución de la familia Auditore, aunque solo lograron ser capturados y muertos el padre y dos de sus hijos, Federico y Petruccio, aunque Ezio logró escapar y posteriormente, siguiendo el legado de su padre, dio muerte a Uberto Alberti.[2]

Poco después, Vieri se enteró de que Ezio y el resto de su familia planeaban irse de Florencia y ocultarse en la villa que era propiedad de su tío, el condottiero Mario Auditore, y que estaba ubicada en Monteriggioni, ciudad que compartía el mismo camino a Florencia que la ciudad que dominaba Vieri, San Gimignano. El joven decidió esperar a Ezio, a su madre y su hermana en las afueras de la ciudad, en compañía de una pequeña guarnición y listo para matarlos.[2]

Sin embargo, cuando Ezio y sus familiares acompañantes encontraron a Vieri, el miembro de la familia Pazzi se mofó de Ezio por la muerte de su padre y de sus hermanos y afirmó que tenía deseos de matarlo y violar a su madre y a su hermana. El Auditore se defendió utilizando la Cuchilla Oculta de su padre y mató a casi todos los guardias que protegían a Vieri; éste, aunque envió más guardias, se vio superado con la llegada a la zona del tío de Ezio, que le proporcionó a su sobrino una espada, y que junto a él y a unos mercenarios dio muerte a todos los guardias del Pazzi, que tras eso se vio obligado a huir de vuelta a San Gimignano.[2]

Posteriormente, debido al suceso que ridiculizó y probó la debilidad de Vieri, el Pazzi se dedicó a exterminar las defensas de Mario en diferentes frentes entre Monteriggioni y San Gimignano con el fin de erradicar la presencia de los Asesinos cerca de su región, probablemente bajo órdenes de su padre o de Rodrigo Borgia en persona.[2]

WGA 9 v.png

Rodrigo Borgia calma a un ansioso Vieri de' Pazzi poco antes del asalto de San Gimignano.

Muerte

Ezio: «¿Qué están planeando tú y tus aliados? ¿Es esto lo que mi padre descubrió? ¿Es por esto que lo mataron?»
Vieri: «Lo siento… ¿acaso esperabas una confesión?»
— Ezio Auditore asesina a Vieri de' Pazzi[fte.]

No mucho después, Vieri se enteró de que su padre Francesco y el arquitecto y artista Giovanni Giocondo habían tenido una correspondencia en cuyas cartas discutieron sobre la vida y personalidad de Vieri. De alguna forma, el joven adquirió la última carta escrita por Giocondo y se enteró de la conversación, tras lo cual, posiblemente, sometió al hombre a tortura o a alguna otra práctica denigrante. Tras eso, no obstante, el Pazzi permaneció con la carta.[2]

En 1478[1], apenas meses antes de la materialización del plan para derrocar a Lorenzo de' Medici, Vieri se reunió con su padre, su tío abuelo, Jacopo de' Pazzi, y Rodrigo Borgia en la entrada de San Gimignano, discutiendo lo que harían para llevar a cabo su prometido. Borgia fue muy preciso y directo en lo que quería que ellos hicieran, asignando a Vieri la tarea de coordinar el trabajo de los mercenarios en San Gimignano y el resto de la región de la Toscana que ocupaba, a su padre le asignó el objetivo de matar personalmente a Lorenzo, y a Jacopo el de calmar a la ciudadanía de la República Florentina una vez que pasaran los eventos. Vieri, preocupado por fracasar en el plan debido a sus disputas armadas con Mario Auditore, contó de sus impedimentos al líder español, con lo que su padre agregó que el hombre siempre había sido un problema para llevar a cabo sus operaciones militares, a lo que Vieri respondió que deseaba que Mario compartiera el destino de su difunto hermano, Giovanni. Borgia, calmado, dijo que habría tiempo en el plan para encargarse del condottiero, y tras esto, él, Jacopo y Francesco se retiraron de la ciudad.[2]

Inmediatamente después, un guardia se caecó a Vieri diciéndole que Mario Auditore había invadido la ciudad con sus mercenarios y que se dirigía hacia el lugar para matar al joven. Vieri, ignorante de que ya casi toda su guarnición estaba muerta, mostró deseos de encarar al condottiero y matarlo personalmente.[2]

WGA 16 v.png

Ezio Auditore sostiene entre sus manos el cadáver de Vieri de' Pazzi.

Conforme se acercaban las tropas de Mario, se formaron varios grupos de defensa de guardias con espadas y armas blancas para defender el muro en cuya cima Vieri y unos cuantos guardaespaldas se refugiaron. No obstante, los soldados de Mario abrumaron a los guardias de Vieri, y poco después Ezio Auditore en persona emergió y subió a la muralla en que estaba el Pazzi. Éste, desenvainó su espada y confrontó a Ezio después de que éste matara a sus dos guardias protectores.[2] Vieri desarmó a Ezio después de un corto duelo, pero mientras se disponía a asestar el golpe final, fue apuñalado en el estómago por la Cuchilla Oculta del Asesino.[3]

Momentos antes de morir, Vieri escuchó que Ezio le hacía preguntas sobre si su padre había descubierto su conspiración y por eso lo habían matado. Sin embargo, el Pazzi solo señaló irónicamente si él esperaba una confesión y falleció.[2]

Legado

Ezio: «Pezzo di merda! Vorrei solo che avessi sofferto di più! Hai avuto la fine che meritavo! Spero che bru-(¡Pedazo de mierda! ¡Solo deseo que hubieses sufrido más! ¡Este es el destino que mereces obtener! Espero que te-)»
Mario: «¡Basta, Ezio! Muestra un poco de respeto.»
Ezio: «¿Respeto? ¿Después de todo lo que pasó? ¿Acaso crees que nos hubiera mostrado a ti o a mí semejante amabilidad?»
Mario: «Tú no eres Vieri. No te conviertas en él.»
— Ezio Auditore discute con su tío Mario tras matar a Vieri de' Pazzi[fte.]

Una vez que Vieri murió en las manos de Ezio, éste lo insultó a tal grado que su tío le pidió que mostrara un poco más de respeto y le dijo que no se convirtiera en el joven a quien había dado muerte. Tras eso, su tío procedió a cerrarle los ojos a Vieri y decir una frase fúnebre antes de dejar el cadáver en el lugar.[2] Más tarde, Giovanni Giocondo organizó el funeral de Vieri.[3]

Antes de que fuera ejecutado el fallido intento de derrocar a Lorenzo de' Medici, Jacopo de' Pazzi advirtió a Francesco de que no fuera tan confiado o moriría de la misma forma que su hijo, y efectivamente, el florentino fue asesinado por Ezio Auditore durante el evento conocido como "Conspiración de los Pazzi" que se llevó a cabo en la Basílica de Santa María del Fiore en Florencia, y posteriormente su cuerpo fue colgado desde la cima del Palazzo della Signoria.[2]

En 2012, el historiador inglés Shaun Hastings hizo un video corto relatando la vida de Vieri de' Pazzi y su personalidad para que fuera visto por Desmond Miles, quien usó el dispositivo Animus para ver las memorias de su ancestro, Ezio Auditore.[2]

Personalidad y rasgos

«Además de gastar dinero comprando armamento, animales exóticos y ropa costosa, era muy competitivo. Vieri daba carreras de todo tipo, de botes, de caballo, a pie, y todas estaban arregladas para que ganara él. Fíjate en esto, si por algún sorprendente y repentino golpe de suerte él llegaba a perder, el joven invitaría a toda la familia del ganador a una cena de victoria… y les serviría una comida para morirse…»
―Shaun Hastings discutiendo la personalidad de Vieri de' Pazzi[fte]
Vieri the Good Guy.jpg

Vieri de' Pazzi.

Vieri de' Pazzi era un joven acostumbrado a los lujos y a los excesos, y que fue sumamente consentido por su padre, al menos hasta que alcanzó la adolescencia, momento desde el cual Francesco se descuidó de él y le permitió que hiciera actos para consolarse y reconfortarse, los cuales en su mayoría incluían el ridiculizar a miembros de su misma edad y pertenecientes a clases sociales menores.[2]

El historiador Shaun Hastings afirmó que al menos en una ocasión Vieri perdió en alguna de sus competencias, las cuales sostenía por medio de mecanismos tramposos para asegurarse siempre la victoria, y que a consecuencia de esto el joven organizaba un festín para supuestamente "celebrar" el triunfo de su oponente, al que invitaba a toda la familia de éste, y cuya comida envenenaba para asegurarse de no volver a perder con él, así como de que nadie recordara quién había sido, y que más bien pensara en qué le ocurriría a esa persona si le ganaba a Vieri.[2]

En una de las cartas de Giovanni Giocondo a Francesco de' Pazzi, el arquitecto sostiene que el cruel comportamiento de Vieri hacia sus subordinados, ante cuyos actos de rebelión aplicaba métodos de tortura y muerte infrahumanos como la desfiguración, era principalmente culpa de la falta de atención de su padre.[2]

Además de su conocido sadismo, Vieri también era agresivo con respecto a sus deseos, cosa que se demostró cuando intentó violar a Cristina Vespucci debido a que la muchacha no había accedido a permitirle cortejarla o entrar en coito con ella.[4]

Vieri, al igual que Francesco de' Pazzi, también tenía un desprecio particular hacia los Auditore, posiblemente por la alianza que ésta tenía con los Medici, así como la forma de pensar que compartía, y la presencia de Asesinos en la familia.[2]

Carta

La carta que Giovanni Giocondo envió a Francesco de' Pazzi hablando sobre su hijo dice exactamente esto:

Messer Francesco,

He hecho lo que me pidió, y he hablado con su hijo. Concuerdo con su apreciación, aunque solo en parte. Sí, Vieri es temerario y propenso a actuar sin previsión, y tiene un hábito de tratar a los mercenari como juguetes. He recibido informes de al menos tres hombres que han sido desfigurados como resultado. Sin embargo, no creo que él, como usted afirma, esté más allá del alcance. De hecho, considero que la solución es en realidad bastante simple.

Él busca su aprobación, su atención. Estos arranques suyos son resultado de inseguridades que nacen de un sentido de insuficiencia. Él suele hablar de usted de buena manera, y expresa un deseo de acercársele más. Entonces, si él es severo, subjetivo y airado—creo que es únicamente porque quiere ser notado. Quiere ser amado.

Actúe como usted así lo considere, y por favor tome en cuenta la información que le estoy dando aquí. Pero debo pedirle que terminemos esta correspondencia, ya que si él llega a descubrir la naturaleza de nuestras conversaciones, temo en verdad de lo que pueda ser de mí.

Suyo en la confianza,

Fra Giocondo

Relaciones

Francesco de' Pazzi

«Él busca su aprobación, su atención. Estos arranques suyos son resultado de inseguridades que nacen de un sentido de insuficiencia. Él suele hablar de usted de buena manera, y expresa un deseo de acercársele más. Entonces, si él es severo, subjetivo y airado—creo que es únicamente porque quiere ser notado. Quiere ser amado.»
―Giovanni Giocondo en su carta a Francesco de' Pazzi[fte]
Zw-francescodepazzi.png

El padre de Vieri, Francesco.

Los registros históricos afirman que Francesco de' Pazzi tuvo buen cuidado de Vieri hasta que éste se convirtió en adolescente, y que desde entonces hasta su fecha de muerte, el año 1478, trató a su hijo con cierto desprecio al ver sus actitudes guiadas por sentimientos sádicos, y el maltrato hacia sus subordinados, aunque estos fueran factores que el mismo Francesco también compartía.[2]

En la carta que Giocondo escribió al padre de Vieri, el arquitecto expone las razones por las que él cree que Francesco y su hijo no tenían buenas relaciones, argumentando entre ellas la falta de atención, la cual Giocondo creía que era la razón principal de una relación tan tumultuosa y desentendida.[2]

La noche anterior a que fuese dado el intento de golpe de Estado por parte de los Pazzi, Francesco fue advertido por Jacopo de' Pazzi que fuera precavido, o moriría de la misma forma que su hijo, aunque el hombre pareció entonces ignorar siquiera quién había sido Vieri o qué relevancia pudiese haber tenido para él.[2]

Templarios

«Vieri, tú te quedarás aquí para coordinar a los mercenari.»
―Rodrigo Borgia asignando órdenes a Vieri[fte]

Vieri fue un miembro activo de la Orden de los Templarios, y se enemistó con Asesinos, principalmente la familia Auditore. En más de una ocasión, Vieri recibió instrucciones directas de Rodrigo Borgia tal como su padre, Francesco, y estuvo pautada su participación en el evento para derrocar a Lorenzo de' Medici, aunque no llegó a ver ese día.[2]

Vieri conocía el juramento de los Templarios, y cuando Borgia le dio la asignación de coordinar a las tropas mercenarias apostadas en San Gimignano, Vieri accedió.[2]

Familia Auditore

«¡Tengo maravillosas cosas en mente para tu madre y tu hermana!»
―Vieri a Ezio Auditore[fte]
WGA 13 v.png

Ezio luchando contra Vieri de' Pazzi en San Gimignano.

Vieri sostuvo una rivalidad con Ezio Auditore desde que el joven impidió que Vieri violara a Cristina Vespucci, momento desde el cual se dieron todo tipo de enfrentamientos agresivos entre ambos, sobre todo peleas callejeras, que ocasionalmente se iniciaban con insultos dirigidos por Vieri a la familia de Ezio a modo de discriminación social, o bien solamente por querer insultar.[2]

Cuando Ezio y su familia huyeron de Florencia tras la muerte de Uberto Alberti, Vieri amenazó a Ezio de muerte y expresó deseos de querer violar a su madre y a su hermana, no obstante, la llegada del tío de Ezio, Mario, impidió al Templario continuar la pelea y huyó a su ciudad de refugio.[2]

Después, durante el asalto de los Asesinos a San Gimignano, Vieri se resguardó en un muro del costado de la ciudad, y ahí confrontó a Ezio. Cuando el joven lo hirió de muerte y le preguntó si aquello había sido lo que su padre había descubierto, Vieri se burló de Ezio en su cara con una última ironía, siendo la de que si acaso él esperaba que antes de morir confesara todo, falleciendo tras eso; estos hechos probaron que el sacrificio de Vieri, así como su compromiso a los Templarios y a los planes de los Pazzi, fueron en vano, ya que los objetivos nunca se lograron.[2]

Entre bastidores

Vieri de' Pazzi apareció por primera vez en el videojuego de 2009 Assassin's Creed II, y posteriormente en su novelización, Assassin's Creed: Renaissance. Interpretado por Yuri Lowenthal, Vieri fue el segundo objetivo de asesinato del protagonista del juego, Ezio Auditore, y su rol era principalmente un prólogo para lo que sería la Conspiración de los Pazzi más adelante en el juego. En noviembre de 2011, Vieri de' Pazzi recibió una entrada en Assassin's Creed: The Encyclopedia

A pesar de ser un personaje histórico, Vieri de' Pazzi fue cambiado en ciertos aspectos durante el diseño del juego para que fuese un personaje menor en la historia, pero que a la vez fuese recordado por el evento en el que participó su padre y su tío abuelo para derrocar a los Medici. Entre otros cambios, cabe destacar que en la vida real, Vieri de' Pazzi estuvo entre las bajas de los muertos durante la conspiración, posiblemente junto a su padre, Francesco, y que no es sabido de una relación verídica entre la familia Pazzi y el arquitecto y orfebre italiano Giovanni Giocondo, como es evidenciado en el juego.

La base de datos de Assassin's Creed II establece que Vieri de' Pazzi nació en 1454, esto es imposible, porque, históricamente, su padre Francesco nació el 28 de enero de 1444[5], es imposible que Francesco tuviera a Vieri con 10 años. La enciclopedia, sin embargo, declaró que el año de nacimiento de Vieri fue en 1459.

Apariciones

Notas y referencias

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar